¿Las deudas te ahogan? Negocia

Antes de dejar de pagarle a tu banco hay otras opciones como reestructurar tu deuda; hay varios aspectos que debes tomar en cuenta si acuerdas con la institución una quita o descuento.
tarjetas enojo pago mujer  (Foto: Photos to Go)
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tus deudas comienzan a multiplicarse, te has atrasado en liquidarlas, sólo haces el pago mínimo de tus tarjetas o tuviste una disminución severa en tus ingresos, en cualquiera de estos casos la recomendación de los expertos es acercarte con tu banco antes de que el problema de endeudamiento avance.

"La primera opción es negociar tu deuda,  acercarnos con nuestros acreedores y ver las opciones que nos dan", dijo Ángel González, director general de la asociación Defensa del Deudor.

Para las instituciones bancarias un cliente que entra en cartera vencida  es aquel que no liquidó un préstamo, los intereses, o ambos, en los términos pactados originalmente con la institución.

En el caso de la tarjeta de crédito, por ejemplo, si pasaron los 20 días de gracia después de la fecha de corte y el cliente no pagó, está en atraso. Pero si llegó la siguiente fecha de corte y esa condición prevalece, entró en cartera vencida. "Cuando llegan a 60 días de retraso, los consideramos como en cartera vencida", dijo Ricardo Torres, director de tarjeta de crédito de Scotiabank.

Dependiendo del tiempo del atraso, para los bancos hay distintos niveles de endeudamiento. La morosidad temprana, cuando el impago es de hasta tres meses, la media, cuando es de cuatro a seis meses y la avanzada, a partir de siete meses, detalló Fabiola Armendáriz, gerente de Contenidos Financieros de  Educación Financiera de Banamex.

Artículo relacionado: Deudas que viven después de la muerte

Pero la severidad también puede ser algo subjetivo, el banco puede tomar en cuenta la antigüedad del cliente, su historial de pago, la cantidad y los tipos de productos contratados, y si hubo atrasos anteriores.

Salidas de emergencia

De entrada existen para los clientes tres opciones para solucionar una condición de morosidad: regularizarse (ponerse al corriente), reestructurar o negociar una quita (un descuento en la deuda). La conveniencia de cada una dependerá del monto de la deuda y el flujo de efectivo del deudor. "Hay que tener claro el problema de endeudamiento, si es un problema de liquidez, sobreendeudamiento y la capacidad de pago", dijo Armendáriz. 

Desde el primer día de atraso el banco buscará que el cliente se regularice. Lo llamará por teléfono para acordar simplemente que se ponga al corriente, comentó la experta. Es sólo una promesa de pago sin un contrato de por medio.

Pero si el cliente tiene un problema de liquidez puede proponer a su banco negociar una reestructura.

Negocia una reestructura

Los expertos recomiendan buscar una reestructura de la deuda al tercer mes de atraso. Significa que el banco cancelará la deuda y generará un nuevo contrato con otras condiciones.  "Se toma toda la deuda se calcula una amortización que incluye capital e intereses y se divide en pagos fijos. El tiempo depende de la liquidez del cliente, puede ser a 12, 18,24 a 36 meses", dijo Torres, de Scotiabank.

Es recomendable que con base en un análisis de su situación, y capacidad de pago, el cliente se adelante a proponer el plan de pagos al banco. "Que la reestructura sea algo que puedas pagar mensualmente y menor al pago mínimo que señalaba el crédito original", apuntó el director general de Resuelve Tu Deuda, Juan Pablo Zorrilla. 

Con la reestructura el producto de crédito original se canceló y el cliente debe firmar un nuevo contrato para abrir un nuevo producto. "Entrega comprobantes de ingresos de los últimos tres mese e identificación comentó Armendáriz.

Negocia una quita

Cuando el endeudamiento es severo con más de seis meses de atrasos el cliente puede negociar con el banco una quita o descuento en la deuda. Pero el deudor debe estar consciente de que esta opción implica generar una nota negativa en su historial ante el buró de crédito, lo cual limitará la posibilidad de tener un préstamo de alguna institución. La quita la puede proponer el cliente, el banco o los despachos de cobranza, comisionados por los bancos para recuperar su cartera vencida.

Lograr un descuento no es sencillo. "Al banco no le conviene puesto que no es un negocio tan atractivo que tener un crédito a tasa revolvente", dijo Zorrilla.  Por ello negociar con el banco es uno de los servicios de las reparadoras de crédito, como Resuelve tu deuda.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Si el banco o despacho de cobranza aceptó algún descuento en su deuda, debe procurar que el acuerdo quede por escrito. "Que todo ofrecimiento sea por escrito", advirtió González, de Defensa del deudor. Lo recomendable es elaborarse una carta convenio que establezca el monto de la deuda con descuento, tiempos, fechas

Antes de acudir al banco para solicitar una quita Zorrilla recomienda hacerlo cuando el deudor ahorró ya cierta cantidad, de preferencia un 30% de su deuda, para tener mejores resultados de la negociación.

Con información de Ilse Santa Rita y Carlos Israel Díaz.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×