La cacería a un ‘hacker’ de tarjetas

El criminal cibernético más prolífico en el robo de tarjetas de crédito generó pérdidas de 11 mdd; fue detenido con la colaboración de un agente encubierto de EU que se infiltró en su red criminal.
tarjetas compras  (Foto: Photos to Go)
Steve Hargreaves y Kathleen Johnston
NUEVA YORK -

En 2007, el ucraniano Maksym Yastremsky era el hacker de tarjetas de crédito más prolífico del mundo. Había robado más de 40 millones de tarjetas en su mayoría de minoristas estadounidenses. Le había costado a las compañías de tarjetas de crédito más de 11 millones de dólares.

En 2008, fue detenido en Turquía después de que el Servicio Secreto de Estados Unidos se infiltrara en su red. He aquí cómo lo hicieron:

Regresemos a 2004, cuando el Servicio Secreto -que se ocupa de los delitos de divisas- se enteró de una red criminal que usaba tarjetas de crédito robadas para comprar productos electrónicos de lujo en el área de Los Ángeles.

En lugar de arrestar a la red directamente, llegaron a un acuerdo. El cabecilla presentaría a un agente del Servicio Secreto encubierto a la fuente de sus tarjetas de crédito robadas con el pretexto de que el agente era un nuevo socio de la organización criminal. Naturalmente, la idea era subir en la cadena alimenticia, y en última instancia, atrapar a los criminales cibernéticos en el corazón del bajo mundo del hackeo de tarjetas.

“Así que, lo que terminé haciendo fue comunicarme a través de mensajes instantáneos y empecé a hablar con gente en el sudeste de Asia”, dijo el agente encubierto, en una entrevista exclusiva con CNN.

Como parte de la estratagema, el agente le explicó que necesitaba todas las herramientas para comenzar una nueva red criminal que utilizara tarjetas falsas para realizar compras, las máquinas para hacer las tarjetas, el plástico especial para fabricarlas y, lo más importante, los números de tarjeta robados. Para obtenerlos, fue contactado con Yastremsky.

“Él tenía la base de datos más reciente de tarjetas de crédito”, dijo el agente. “Muchas veces sabía acerca de las infracciones de seguridad antes de que fueran reportadas. Estas personas eran mis amigos en línea y me estaban vendiendo sus nuevas bases de datos a medida que las obtenían directamente de la infracción de seguridad”.

Yastremsky trabajaba con una variedad de hackers para robar los datos, a veces colocando software malicioso (malware) directamente en las redes en las principales tiendas. Tan pronto como pasabas tu tarjeta, los delincuentes tenían tu información.

Para consolidar la floreciente relación -y para ayudar a fabricar el caso penal- se decidió que el agente se reuniría con Yastremsky en persona. Hasta entonces, sus reuniones sólo habían sido en línea, y Yastremsky era conocido sólo por su nombre en Internet, Maksic.

“Nos reunimos varias veces en el sudeste asiático, y varias veces en el Medio Oriente”, dijo el agente, quien todavía trabaja para el Servicio Secreto. “Eran negocios y una mezcla de simplemente ser amigos. Usábamos toallas, ropa de playa, pasamos el rato en la playa, montamos motos acuáticas, hacíamos parasailing”.

Cuando el Servicio Secreto decidió que tenía suficiente información, se tramó un plan para hacer el arresto. Se llevaría a cabo en Turquía, con la ayuda de la policía turca. El agente del Servicio Secreto y Yastremsky estaban juntos allí en un complejo, y el plan era salir de fiesta esa noche.

“Acabamos de volver a casa y cuando volvimos al hotel, la policía estaba en el lugar y nos arrestaron mientras caminábamos de regreso hacia el complejo”, dijo el agente, quien también fue detenido para mantener su identidad falsa. “Yo hice lo primero que me salió natural: comencé a mentirle a la policía”.

Durante todo su tiempo encubierto, el agente dijo que nunca se sintió amenazado.

“Ellos simplemente parecían personas normales, personas que podrías ver en la calle, personas que podrías ver en el metro”, dijo. “Ninguno de ellos parecía una figura de la mafia o el próximo gran criminal”.

Yastremsky cumple 30 años en una prisión turca por cargos relacionados con los robos de tarjetas de crédito.

Desde 2008 ha habido muchos nuevos casos de robos de tarjetas de crédito; más recientemente los 40 millones de tarjetas de crédito que fueron puestas en riesgo a través de una brecha de seguridad en Target.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si bien parece que estos casos van en aumento, el Servicio Secreto dice que no es necesariamente el caso.

“Es probablemente un prejuicio decir que están sucediendo de manera rápida y furiosa”, dijo Ed Lowery, jefe de la división de investigación criminal del Servicio Secreto. “Lo que sucede es que tuvimos tres casos que salieron a la luz en la historia reciente”.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×