Tres claves para invertir en tu retiro

La gente está viviendo más tiempo y necesita una mejor estrategia de inversión para ahorrar más; los expertos aconsejan ahorran en acciones ya que éstas se vuelven menos riesgosas en plazos largos.
ancianos  (Foto: Thinkstock)
Jean Chatzky

La valla publicitaria más aterradora que he visto en los últimos meses estaba colocada a lo largo de la Westside Highway de Manhattan. El anuncio de los buenos chicos de Prudential decía así: “La primera persona en alcanzar los 150 años está viva hoy”, junto con el subtítulo: “Planea una jubilación más larga”. Unas semanas más tarde, nuestra publicación hermana, la revista Time, siguió el tema en tándem, planteando una pregunta en su portada: ¿Puede Google resolver la muerte?

Entendido. Desde una perspectiva financiera (así como, por supuesto, médica), la longevidad muy probablemente es el problema del siglo. ¿Qué puedes hacer al respecto? Ahorrar más nunca está de más, como la gente detrás de la America Saves Week nos llama a recordar cada año.

Pero, entre más largo sea tu horizonte de inversión, es más posible que quieras pensar en ahorrar en acciones. Un nuevo reporte del jefe de investigación sobre el retiro de Morningstar, David Blanchett, junto con Michael Finke de la Texas Tech University y Wade Pfau de The American College examina la cuestión de la diversificación temporal, que se define como “la anomalía donde las acciones se vuelven menos riesgosas en periodos largos de inversión”. Los investigadores analizaron 113 años de datos en 20 países y encontraron que, sí, entre más largo sea tu horizonte de tiempo, más te conviene asignar tus inversiones en renta variable.

¿Cuánto más? Un inversionista moderado, que quisiera colocar el 45% de su cartera en acciones con un horizonte temporal de un año, podría aumentar esa asignación a más del 80% si tuviera 20 años a futuro. Un inversionista agresivo podría pasar del 70% a una inversión casi total. En retrospectiva, explica Blanchett, al hacer eso, los inversores podrían haber aumentado sus rendimientos sin elevar el riesgo que estaban asumiendo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Artículo relacionado: Opciones de inversión para principiantes

La siguiente pregunta obvia, reconoce, es ¿continuará esto en el futuro? Nadie lo sabe, por supuesto. “Pero al observar diferentes periodos, podemos ver que este beneficio ha ido aumentando —no disminuyendo— a través del tiempo”. Dicho esto, invertir de acuerdo con esta investigación significa hacer un par de cosas.

  • Mantén la diversificación. La diversificación temporal, señalan tanto Blanchett como su coautor Finke, no elimina la necesidad de la diversificación global. Aun así debes asegurarte de que tienes acciones de capitalización pequeña y grande, acciones nacionales e internacionales, y otras bases accionarias cubiertas. Sin embargo, más allá de eso, seguir este consejo significa armarse para luchar contra la naturaleza humana. “La gente saca dinero de la renta variable y coloca dinero en la renta variable con base en sus emociones”, dice Finke. “Para hacer esto, tienes que enfocarte menos en cuán cómodo te sientes con (las acciones) y más en tu horizonte de tiempo”.
  • Conócete a ti mismo. También tienes que saber si eres un avestruz (o un antiavestruz). Un estudio en curso en 2013 llamado Financial Attention observó que las personas buscan o evitan todo tipo de información por “propósitos de toma de decisiones y razones psicológicas". Las avestruces observan menos sus carteras cuando el mercado está abajo que cuando está arriba; y es menos probable que operen en mercados bajistas. Para el inversor a largo plazo, eso es algo bueno. Las antiavestruces hacen lo contrario: buscan malas noticias y reaccionan. La pregunta es, ¿qué eres tú? Según la investigación, los hombres, los inversores de más edad y los inversores más ricos tienen más probabilidades de ser avestruces. Las mujeres, los inversores más jóvenes y los inversores menos ricos, son antiavestruces. Si estás entre el grupo de antiavestruces, es más importante que encuentres una manera de resistir tus impulsos naturales. Apaga la televisión. No entres a tus cuentas. Si estás trabajando con un asesor financiero, pídele ayuda para apegarte a tu plan.
  • Más tarde en la vida, presta particular atención. Una de las cosas más inquietantes que sucedieron durante la Gran Recesión, señala Finke, es que muchos hogares de personas mayores sacaron dinero de las acciones y lo pusieron en efectivo. Él atribuye eso a un deterioro cognitivo de moderado a grave, el cual, de acuerdo con el informe Growing Older in America de la Universidad de Michigan, afecta al 10% de las personas de 70 años de edad y aumenta “considerablemente” con la edad. Invierte en un fondo que activa automáticamente los ingresos y los reequilibra para ti o busca un asesor de confianza”. Si todavía no estás en ese grupo de edad, pero tienes padres que sí lo están, es una razón de peso para asegurarte de que ellos también se están apegando a su plan.
Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×