Cómo hacer frente a una auditoría fiscal

El SAT podrá revisar la contabilidad de los contribuyentes si encuentra anomalías e imprecisiones; si el fisco toca a tu puerta no pongas resistencia y pide que te expliquen el por qué de su visita.
impuesto SAT contribuyente auditoria  (Foto: Thinkstock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si pensaste que tu relación con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) termina al presentar tu declaración fiscal, te equivocas. La autoridad tiene la facultad de revisar a detalle el cumplimiento de tus obligaciones fiscales en cualquier momento, en otras palabras hacerte una auditoría.

Esto se debe a que en México existe un sistema en el que las personas morales y físicas son quienes determinan cuánto pagar al fisco de acuerdo a los ingresos que declaran y la autoridad revisa, de manera aleatoria, que sus cálculos sean correctos.

El SAT detecta mediante un software anomalías o inconsistencias entre lo que reporta el contribuyente y la empresa moral para la que prestó servicios. “Así tiene un control de a quién auditar y por qué”, comentó el integrante de la Comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, Víctor Manuel Pérez Ruiz.

De ahí que la mejor manera de evitar una auditoría sea revisar “que tus obligaciones fiscales estén adecuadamente cumplidas, que las devoluciones que solicitaste estén sustentadas y respaldar las operaciones entre clientes y proveedores con facturas y contratos”, dijo el Presidente del Comité Técnico Nacional de Estudios Fiscales del IMEF, Arturo Carbajal Trillo.

Además el SAT puede investigar a los contribuyentes si recibe alguna denuncia o reporte sobre alguna anomalía en las declaraciones.

Las auditorias o revisiones fiscales que realiza el SAT pueden darse de dos formas: a través de visitas al domicilio del contribuyente (oficios) o que le pida que acuda a sus oficinas (revisión de gabinete), y presente la documentación que acredite su cumplimiento fiscal.

Es obligación del fisco darle al pagador de impuestos un oficio donde se exponga qué impuestos y qué periodo revisará, así como hacerle saber a través de una carta sus derechos como contribuyente auditado.

El contribuyente tiene el derecho de ser informado del por qué se le hace una revisión, quién la realizará y podrá explicar cualquier observación que le haga el fisco en su contra, detalló Carbajal Trillo.

Durante la revisión pormenorizada de una contabilidad, la autoridad tributaria solicitará los documentos que tengan relación con el cumplimiento de las obligaciones fiscales como contratos con clientes y proveedores y depósitos bancarios.

“El Contribuyente solo deberá entrégale al SAT los documentos que correspondan al periodo en revisión. Si el representante fiscal necesita revisar otros periodos tendrá que plasmarlo por escrito en un acta parcial para hacérselo saber formalmente al contribuyente auditado”, dijo el director general de Impuestum, Rubén Herrero.

La autoridad tributaria tiene un plazo de 12 meses para concluir el proceso de auditoría, al término de ésta se le darán 20 días al contribuyente para “desvirtuar las observaciones” del fisco, es decir explicar por qué no son correctas sus conclusiones.

Una vez terminado el plazo, el fisco tiene seis meses más para notificarle al contribuyente su crédito fiscal, donde se incluirán multas, recargos y actualizaciones que se hayan generado por su incumplimiento.

Si no esta de acuerdo con los resultados de la revisión fiscal, el contribuyente puede utilizar el recurso de revocación, donde explicará al SAT las inconformidades.

Además, el contribuyente puede solicitar a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) que intervenga para tratar de llegar a un Acuerdo Conclusivo y evitars juicios largos y costosos, e incluso tener descuentos.

Sal bien librado

1. Antes de que el SAT comience con las auditorías, te enviará una alerta vía correo electrónico para invitarte a regularizar tu situación fiscal.

2. No te resistas a la auditoría. Cuando el SAT dé sus observaciones finales podrás demostrar y explicar por qué tú tienes la razón.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

3. Si haces caso omiso, el SAT te enviará un citatorio a tu domicilio fiscal donde te pedirá una revisión de gabinete o de oficio.

4. La autoridad puede pedirte documentos hasta de cinco años atrás para verificar tu desempeño fiscal, es necesario que guardes todos tus comprobantes y facturas.

Ahora ve
Diego Luna y Gael García convocan a diálogo nacional sobre seguridad ciudadana
No te pierdas
×