Hogares van más al súper y compran menos

Los hábitos de consumo en México cambiaron por el incremento de precios a algunos productos; las familias de clase media está gastando 3.4% en productos de consumo masivo: Kantar Worldpanel.
proveedores autoservicio supermercado compras familia  (Foto: Photos to Go)
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El consumidor mexicano acude con mayor frecuencia al súper, raciona sus compras y gasta menos en cada compra como consecuencia de los cambios fiscales que impactaron el precio de algunos productos desde comienzos del año.

“Empezamos a ver el cambio de hábitos desde el último trimestre del 2013, en situaciones que se perciben como de crisis”, dijo la agencia de investigación de mercados Kantar Worldpanel México.

El número de visitas al súper por hogar subió de 64.3 a 65.3 el primer trimestre de 2014 respecto al mismo periodo de un año antes. El ticket promedio por vistas bajó de 74.4 pesos a 73.8, aunque el gasto medio incrementó 0.8%, lo cual refleja que más idas a los establecimientos no implica menor gasto, según el monitoreo Consumer Insights 2014 que hizo la agencia entre 8,500 hogares.

El sondeo reveló el regreso de hábitos que se vieron en 2009 y 2010 con la crisis económica, comentó Vargas. Los mayores cambios los observó en la clase media, que representa una quinta parte de los hogares. “Está gastando 3.4% más en productos de consumo masivo, pero consideramos que las categorías que han sido gravadas subieron en promedio 13% sus precios”, dijo Fabián Ghirardelly, country manager de Kantar.

Las categorías con un nuevo impuesto representan 31% del gasto. Los hogares gastan más en algunos productos aunque no aumentaron la cantidad que adquieren. En botanas se gastaron 23 pesos más el primer trimestre de 2014, respecto a un año antes, aunque el consumo fue el mismo, y en refrescos aumentó 52 pesos aunque las familias tomaron ocho litros menos.

Están dispuestos a pagar más para no dejar de consumirlos pues “subieron los precios, pero no nuestros ingresos”, dijo Ghirardelly. El aumento del salario mínimo para 2014 fue equivalente a la inflación de 2013, y el gasto no incrementó lo que incrementaron los precios, por lo que se redujo el consumo.

Las categorías en las que los hogares han dejado de gastar son de cuidado personal, como lociones, maquillaje, barras de cereal, sopas y cereales.

Otro hallazgo observado por la agencia de investigación es una mayor afluencia a canales tradicionales como farmacias, bodegas y mayoristas, que se explica por una mayor frecuencia de compra además de aumento en el consumo de presentaciones de productos medianos y pequeños.

Ahora ve
Cómo se prepara y se come una pizza en el espacio
No te pierdas
×