Millennials, reto de créditos educativos

Finae, Finem, Laudex y Santander hicieron sus créditos más flexibles con plazos más largos; entendieron que además de financiar colegiaturas tenían que cubrir otros gastos derivados.
estudiante universidad salon  (Foto: Thinkstock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La falta de recursos económicos y de lugares en las universidades públicas han obligado a los alumnos a ver en las instituciones financieras una opción para continuar con sus estudios, y éstas han respondido con productos acorde a las necesidades de sus clientes.

De los 126,000 aspirantes que presentaron examen de ingreso a la UNAM en marzo pasado para licenciatura sólo fueron seleccionados 11,000. El resto quizá vuelva a hacer el examen en seis meses, o bien opte por entrar a alguna escuela privada.

Ante este escenario, las instituciones financieras bancarias y no bancarias han generado productos con métodos de pago accesibles que les permitan a los alumnos liquidar sus adeudos.

El alcance aún es limitado. En el país solo cuatro financieras otorgan crédito FINAE, FINEM, Laudex y Santander, el único banco. Hasta ahora atienden a menos de 1% de la matrícula privada, comentó el director financiero de FINAE, Enrique Prieto Flores.

Sus productos cuentan con condiciones que se adaptan a estudiantes con mayores necesidades económicas y que tardan más tiempo en encontrar un trabajo estable.

De ahí que ahora las financieras asesoran también a sus clientes a preparar su currículum, responder una entrevista de trabajo e incluso les ayudan a vincularlos on vacantes en empresas, para que consigan pronto un empleo que les permita pagar su crédito.

FINAE, una sociedad financiera que da crédito educativo desde 2006, modificó las condiciones de sus préstamos. Antes incrementaba los pagos conforme preveía que creciera el salario del egresado. Pero adoptó pagos fijos con una tasa de 15% anual. Además brinda a sus estudiantes hasta tres veces más tiempo del que dura su carrera para pagar el crédito, considerando las condiciones actuales del mercado laboral.

"Nos dimos cuenta que el alumno (además de pagar las colegiaturas) tenía otras necesidades como comprarse un auto o adquirir materiales para ejercer su profesión”, comentó Prieto de FINAE.

Laudex cambió hace un año su estrategia y ahora otorga créditos a través de una tarjeta que el estudiante utiliza sólo cuando necesita pagar su colegiatura, adeudos, materiales, seminarios, titulación, viajes e intercambios. Actualmente tiene 3,500 alumnos en cartera.

“Antes los alumnos pagaban los intereses del crédito durante toda su licenciatura y al final abonaban a capital, lo que se convertía en una bola de nieve”, explicó el director general de Laudex, Francisco Cordero.

Banco Santander se dio cuenta que los alumnos necesitaban tasas más bajas de interés y montos más altos de financiamiento por lo que el tope de su crédito lo aumentó a 300,000 pesos, no cobra ningún tipo de comisión y el plazo puede durar hasta 10.5 años para carrera y 8.5 años para posgrado.

En promedio hasta 4% de acreditados presentan algún atraso en su crédito pero no llegan a más porque si presentan problemas de pago buscan reestructurar la deuda alargando los plazos y acortando los montos.

Sigue las siguientes recomendaciones antes de contratar un crédito:

1) Elije una Universidad que esté dentro de tu presupuesto.

2) Haz la cuenta de cuánto necesitas para cubrir los gastos que devengan de colegiatura e inscripción total.

3) Acude con una institución financiera que no cobre comisiones ocultas, que mantenga pagos fijos y que la tasa de interés no aumente de golpe.

4)Mientras estudias consigue una pasantía o prácticas profesionales para que obtengas experiencia laboral y cuando salgas ya cuentes con un empleo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

 

 

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×