Por qué tu quincena rinde cada vez menos

La mayoría de los mexicanos tiene problemas para llegar a fin de quincena sin apuros; el poder adquisitivo de los salarios no se ha recuperado desde 2008, aseguran expertos.
monedero pobreza  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Quizá este año ganas lo mismo que en 2013, o incluso un poco más, pero inexplicablemente vas al súper y no te alcanza para comprar como antes, o a media quincena ya no tienes nada en tu cuenta y debes pedir prestado. ¿Por qué sientes que no te alcanza el dinero? La razón es que tu salario ha perdido poder adquisitivo, dicen expertos.

Después de la crisis de 2008-2009 aumentó el número de personas a las que no les alcanza su ingreso para comprar una canasta alimentaria, aseguran.

“El poder adquisitivo no se ha podido recuperar desde la caída del crecimiento económico de más de 6% en esos años”, dijo Enrique Minor, director de análisis del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“En México 40% de las personas libra la quincena, 40% tiene problemas durante varias quincenas y el otro 20% vive empeñando y pidiendo prestado”, detalló el consultor y asesor en finanzas personales, Gianco Abundiz.

Entre 2005 y 2014, el poder adquisitivo de los salarios o la capacidad para adquirir bienes y servicios se redujo 10.9%, si se considera el incremento de la inflación, y disminuyó 31.7% si se toma en cuenta el aumento en el precio de los alimentos, según el Índice de la tendencia Laboral de la Pobreza del Coneval.

Las familias destinan gran parte de sus ingresos a la compra de alimentos y bebidas. La pérdida de poder adquisitivo es entonces mayor en las familias de escasos ingresos que destinan 52% de estos a la compra de esos productos.

La falta de capacidad de compra también se relaciona con el incipiente aumento del salario mínimo cada año, la generación de empleos de baja calidad y el poco control del presupuesto con el que cuentan las familias, agregó el director general del Instituto para el Desarrollo Económico y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

“Entre 2015 y 2014 la generación del empleo ha sido de menor calidad tanto en salarios como en prestaciones, esto significa que los ingresos son más bajos que lo que se requiere para adquirir una canasta alimentaria y cubrir los demás gastos”, dijo.

La suma de la canasta alimentaria y la canasta básica no alimentaria que registra la Coneval es de 2,521.92 pesos mensuales, sin duda mayor que los 2,045.61 pesos mensuales que ganaría una persona con un salario mínimo de 67.29 pesos en la zona geográfica A.

Incrementar el salario mínimo a la par de la inflación o de la canasta está descartado por las autoridades, y ha despertado un debate sobre su la repercusión de un aumento en el crecimiento de multas, penalidades y otros cobros indexados.

“El aumento del salario mínimo involucra un desarrollo económico y un compromiso por mejorar los salarios en general, pero eso no sucederá en el corto plazo, lo que debería pasar es que al trabajador se le recompense por su productividad”, dijo José Luis de la Cruz.

Cómo llegar al final de quincena

El trabajo de mejorar los salarios debe convertirse en un pacto económico entre empresas, Gobierno y sindicatos, dijo José Luis de la Cruz, aunque también requiere de la tarea ardua del ciudadano por controlar sus gastos.

3 pasos para contrarrestar tu pérdida de poder adquisitivo:

1. Haz una lista de tus gastos fijos y variables. “Cuando ya sepas qué gastos de diversión o entretenimiento tienes, asígnales un presupuesto mensual y no te salgas de él”, dijo Gianco Abundiz.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

2. Emprende una actividad alterna a tu empleo. Ana Cortés, CEO de Creadores de éxitos, recomendó generar una actividad que te deje un ingreso extra sacándole provecho a tus dones, talentos y habilidades. “Identifica qué necesidades tiene tu comunidad, emprende una actividad que pueda responder a esas necesidades y hazla en tus tiempos libres”, dijo.

3. Ajústate a tus ingresos y controla tus deudas. Cualquier tipo de crédito tiene un costo que se refleja en un porcentaje de intereses que aplica la institución financiera y es un dinero extra que tienes que pagar. En época de vacas flacas procura no recurrir al financiamiento.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×