6 pensamientos que sabotean tus finanzas

Las creencias infundadas se hacen realidad porque generan en ti acciones negativas; especialistas dicen que el poder de la abundancia radica en uno mismo.
crisis negocio  (Foto: Photos to Go)

Tener pensamientos recurrentes como “no me alcanza el dinero”, “mi futuro es ser pobre porque no vengo de una familia adinerada” o “no ahorro porque no gano lo suficiente” pueden limitar tu crecimiento financiero.

Las creencias infundadas se hacen realidad en tu vida porque generan en ti acciones que lo único que hacen es confirmarlas.

“Así como son tus pensamientos son tus palabras, y como son tus palabras serán tus acciones; por lo tanto, así tenderán a ser tus resultados”, explicó el socio fundador de la consultoría Mesa Consultores, Eduardo Lan.

Según los expertos, esas ideas tienen su origen en la historia familiar de cada persona y el contexto en el que ésta se ha desarrollado.

“Si un niño ve a sus papás pelear porque no alcanza el dinero en el hogar, entonces crecerá asociando el dinero con el conflicto y la tristeza”, dijo el académico del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, Jesús Piña.

El poder de la abundancia económica radica en uno mismo, afirmó la maestra de Economía y Finanzas del Tec de Monterrey-Santa Fe, Haydeé Moreyra. “Puede modificarse si las personas comienzan a tomar más riesgos, aprovechan las oportunidades y dejan de tener miedo a responsabilizarse de sus acciones”, dijo.

Si te sientes estancado en tus finanzas, identifica si tus pensamientos no te sabotean:

1. “El dinero es sucio”

Cuando una mamá le dice a su hijo que el dinero es sucio y que después de agarrarlo debe lavarse las manos, comenzará a relacionarlo con una sensación desagradable. “El dinero por sí mismo no es sucio, las bacterias que trae vienen del ambiente y de la calle en donde circula”, dijo Jesús Piña.

2. “La gente rica no ganó su dinero de forma honrada”

Algunas personas creen que las personas adineradas hicieron algo malo, o que son “beneficiadas por el poder” o corruptas. El dinero también se puede ganar de forma honrada con un trabajo lícito, comentó el psicoterapeuta Jesús Piña.

3. “El dinero cambia a las personas”

Las personas de bajos recursos, como una manera natural de supervivencia, tienen que trabajar en equipo; mientras que las personas de altos recursos económicos pueden ser más independientes, explicó Piña. Pero es no significa que sean egoístas, duros o insensibles con los demás, agregó.

4. “Crecí en una familia pobre, ese también será mi destino”

Los hijos procurarán superar económicamente a sus padres, pero si esto no sucede puede crearse la falsa creencia de que es su destino por haber nacido en aquel núcleo familiar de bajos recursos. 

“Los padres deben cambiar esta percepción de la vida y enseñarles a las generaciones siguientes que sí pueden superarlos”, comentó la académica del ITESM, Haydeé Moreyra.

5. “El éxito financiero me hace sentir culpa”

Si en tu familia nadie ha logrado despuntar económicamente y tu sí, es común sentir culpa, dijo Jesús Peña. “La culpa viene porque dejas de pertenecer a ese grupo y puedes ser juzgado por los otros”.

6. “El dinero no me rinde”

Para dejar de pensar que el dinero no te alcanza, primero deberás conocer cuál es tu situación frente a él: tu nivel de ingresos, gastos, deudas y ahorro. “Al conocer tu relación con el dinero podrás administrarlo mejor”, comentó Eduardo Lan.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×