Contadores, ¿por qué los necesitas para enfrentar al fisco?

Las constantes actualizaciones de leyes fiscales y contables son complicadas para el contribuyente; las operaciones más complicadas suelen ser la declaración anual y las deducciones, dicen expertos.
asesor financiero  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La complejidad de las leyes tributarias y las constantes actualizaciones a las reglas para declarar complican que el contribuyente pueda rendirle cuentas al fisco por sí mismo sin recurrir a la ayuda de un contador.

“Las plataformas del SAT sí han cambiado para ser más amigables, pero son los contadores quienes tienen los conocimientos específicos y técnicos de las leyes tributarias para poder calcular y llenar la información que el fisco solicita”, dijo el profesor de la escuela de Negocios de la Universidad Anáhuac México Sur, Joel Álvarez.

Los contadores son como los médicos: si una persona está enferma podrá tomarse una pastilla y calmar el dolor de cabeza, pero no conocerá a fondo si tiene una enfermedad, explicó el integrante de la Comisión Sector Empresarial del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), Erasto Rodríguez.

Entre las operaciones fiscales más complejas para personas físicas y morales se encuentran la emisión de las declaraciones anuales y las deducciones, coincidieron expertos.

“En las declaraciones anuales el contribuyente tiene que considerar todos sus ingresos y gastos del año, si los cálculos contables no los hizo bien mes con mes, al final puede tener problemas”, dijo el académico de la Anáhuac.

Además, las deducciones personales y empresariales tienen nuevos límites y es necesario saber qué sí se puede deducir y qué gastos no, comentó Erasto Rodríguez.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) considera que presentar la declaración anual de personas físicas es cada vez “más sencillo”, pues la aplicación para los asalariados y el DeclaraSAT cuentan con información del contribuyente prellenada como ingresos y retenciones que agiliza el trámite, comentó el departamento de Comunicación Institucional de la dependencia.

Muestra de ello, asegura el SAT, es que al 24 de marzo de este año se recibieron 258,883 declaraciones de asalariados, 126,550 más que las recibidas a la misma fecha del 2014. “Eso representa 95% más declaraciones”, detalló a CNNExpansión vía correo electrónico. 

"Con estas herramientas los contribuyentes cuentan con todos los elementos para cumplir con sus obligaciones fácilmente por sí solos; sin embargo, pueden optar, si así lo desean, por asesorarse con los servicios de un contador público", escribió el SAT.

Es común que las personas físicas recurran a un contador de manera eventual o esporádica, por lo tanto son ellas quienes se muestran más renuentes a pagar honorarios “justos” por la labor del contador. “Se les hace caro”, aseguró Álvarez.

Por otro lado, las empresas que deben ser auditadas por su nivel de ingresos tienen que solicitar los servicios de un contador para que haga este trabajo.

Los contadores pueden especializarse en finanzas, economía, auditoría, fiscal y contabilidad general. Los honorarios pueden ser desde 300 pesos por una sola operación o 2,000 en el caso de una declaración bimestral de una microempresa, calculan los expertos.

El puesto de contador dentro de una empresa puede tener ingresos desde 8,000 pesos hasta 150,000 pesos dependiendo sus responsabilidades.

“Su sueldo depende de la función que va a desempeñar en la empresa o como profesional independiente, la responsabilidad que tendrá, experiencia y certificaciones”, dijo el experto fiscalista José Manuel Velderrain.

Los contadores además de ayudar al contribuyente a cumplir con sus obligaciones fiscales determinan los costos e ingresos de una persona o empresa. “De ahí deriva la toma de decisiones”, dijo Velderrain.

Elige al mejor contador

1. Identifica qué necesidad tienes en tu empresa o como persona física.

2. Pide al contador su currículum vitae, pregunta si está titulado y qué experiencia tiene.

3. Verifica que esté actualizado en las leyes fiscales y contables. Si forma parte de algún un Colegio o Instituto de contadores a nivel local o nacional tendrás mayor certeza al respecto.

4. Pregunta por su grado de estudios y especialización.

5. Si notas alguna mala práctica la contabilidad de tu negocio o tu actividad empresarial repórtalo ante el su colegio de contadores.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×