¿Tiempo de crisis? Retén a tu gente

Conservar a la gente valiosa para tu empresa te dejará mayores ganancias que si haces despidos; en tiempos de turbulencia económica, aprende cómo ganarte la lealtad de tus empleados.
El activo más valioso de una compañía es su capital humano.
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Es usual que en tiempos de crisis la mayoría de las empresas vean el recorte de empleos como una opción viable para ahorrar gastos.

A pesar de esta percepción, es justo “en estos momentos cuando una compañía debe proteger su mayor activo, que es el talento humano, pues es éste quien con su trabajo puede salvarla de la quiebra”, dice en entrevista la directora corporativa de Recursos Humanos de Meta4 en España, María José Fraile.

Si una organización mantiene a aquellos elementos que por sus capacidades y talento se vuelven pilares, aunque la turbulencia financiera la alcance, siempre será más fácil reactivarla.

“Recortar empleados no es una manera sana de ahorrar, al contrario, las empresas rara vez se dan cuenta del costo económico de la rotación de personal, que termina siendo mayor que mantener a la gente valiosa”, opina el vicepresidente para América Latina de Grass Roots, Alberto Álvarez Morphy.

Según datos de esta empresa especializada en la Mejora del Desempeño, perder a 10 empleados en dos años, ocasionaría pérdidas de un millón de pesos entre gastos de reclutamiento, capacitación, sueldo y seguridad social.

Además, los empleados que se sienten reconocidos aumentan su productividad laboral en por lo menos un 15%, además de impulsar a quienes los rodean.

Aprende a retener el talento en tu empresa

Antes que nada, debes tener en cuenta que la retención de talento no significa sólo dar un buen sueldo: “Existen empresas que dan los mejores salarios y aún así tienen una rotación de personal alta”, dice Álvarez Morphy.

Es aquí donde entra el ‘contrato emocional’, que tiene que ver con las necesidades personales y profesionales de cada empleado y la manera en cómo éstas se concilian en beneficio tanto de la compañía como del mismo trabajador, asegura María José Fraile.

  • Ofrece seguridad: lo primero que debes hacer por tanto, es disipar cualquier temor entre los empleados, pues “al sentir que tienen un empleo seguro, trabajarán mejor en un ambiente de tranquilidad”, opina la directiva de Meta4 España.
  • Privilegia el clima laboral: como en una relación de pareja, los trabajadores escogen permanecer en compañías donde se sientan a gusto. “Es importante tratarlos bien, y que sientan que sus esfuerzos son reconocidos, pues sentirán que vale la pena dar un extra”, dice el vicepresidente de Grass Roots para América Latina.
  • Concilia: tus empleados no son sólo números, tienen una familia con la que desean pasar tiempo, así que aunque flexibilizar horarios o dar incentivos extra puedan parecerte una medida absurda en tiempos de crisis, estas acciones hacen que los trabajadores se comprometan más con la compañía y sean fieles. Por ende, también más productivos.
  • Apuesta por tu capital humano: invertir en programas de reconocimiento no es tirar el dinero a la basura, pues más que retener talento “lo importante es saber con quién quedarse”, dice Alberto Álvarez Morphy. Recuerda que aquellas empresas que cuiden a su gente serán las que sufrirán menos con la crisis y tendrán una recuperación pronta.
  •  Da, pero también exige: el dar beneficios a los empleados no significa que no debas esperar nada a cambio, al contrario: “El trabajo es un intercambio donde ambas partes deben ganar”, asegura María José Fraile.
  • Al mal tiempo, buena cara: suena difícil, pero aunque el panorama sea desolador, lo mejor siempre es mantener una actitud positiva, pues cuando existe un ambiente relajado la gente es más productiva y aún los problemas más difíciles son resueltos con mayor facilidad.
Ahora ve
No te pierdas