Cómo heredar el negocio familiar

Puede que tu hijo este preparado para lograrlo con éxito o que lo empujes hacia ello; cuando la autoridad y la familia se juntan siempre hay problemas.
Heredar el negocio no es fácil. (Dreamstime)

No es el tema que la mayoría de los negocios de familia quieren poner sobre la mesa, pero seleccionar al heredero puede ser más complicado de lo que fue empezar la empresa.

Los negocios familiares están enraizados con emociones, lo que hace casi imposible que se tomen decisiones imparciales sobre el futuro de la empresa. Siempre habrá un poco de bagaje que haga que al tomar decisiones metas lo que sientes por el negocio y tus familiares. Al final, algunos te deben caer mejor que otros o parecerte más habilidosos para los negocios que otros. Sin embargo, puedes tener una impresión errónea.

Es inevitable que no mezcles los negocios con lo que sientes por cada uno de los miembros de tu familia que participan en él.  

Por todo esto es que escoger a quién tomará la batuta no es fácil y se pueden cometer errores.

Toma decisiones de la forma más racional y piensa en esto…

Establece un grupo de consejeros: conjunta a los familiares que formen parte del negocio y crea una mesa de consejeros. Ellos te pueden ayudar a tomar las decisiones complejas y permitirán que haya más puntos de vista cuando tengas que heredar.

Contrata a un consejero de negocios familiares: Hay veces que tener un punto de vista de alguien que no forme parte de tu familia y que no tenga una participación de la empresa es muy valioso. Esta persona puede realmente poner en perspectiva lo que los familiares ya han complicado con emociones y favoritismos.

Pide consejos a tu contador, hay veces que ellos conocen los detalles más pequeños de tu empresa y pueden ayudarte a ver las cosas con claridad.

No olvides que alguien que conoces, inclusive si no son totalmente parciales, pueden ayudarte a ver las cosas desde otro ángulo y eso es mejor que tomar la decisión solo.

Ahora ve
No te pierdas