Los riesgos de tener una empresa ética

El dueño de Review.com cuenta cómo su empresa lidió con la ética empresarial y como logró el éx habla de los beneficios y los riesgos que hay detrás de una compañía ética.
Liss logró que su compañía mantuviera su ética y con eso tuv  (Foto: )
Robin Liss

Trabajar en un sitio de internet que publica reseñas de cámaras de video podría parecer como un trabajo libre de complicaciones. Sin embargo, cuando el ejecutivo de una importante manufacturera electrónica me acusó de hackear el sistema de cómputo de su empresa para obtener información sobre un nuevo producto, todo esto cambió.

Yo empecé mi sitio, CamcorderInfo.com, hace 5 años cuando estaba en la  preparatoria. Al estudiar en la universidad de Tufts, mi equipo y yo logramos que 20,000 personas visitaran diariamente nuestra página web. Nuestro mayor activo era y es nuestra credibilidad.

Algunos críticos de la tecnología han arruinado su reputación al mantener relaciones amistosas con las grandes compañías manufactureras. Nosotros mantenemos nuestra independencia y es esto lo que usamos como publicidad y para distinguirnos.

Todo empezó cuando publicamos en nuestro sitio una vista anticipada de una de las videocámaras de la empresa en cuestión. Yo había encontrado algunas fotografías e información en la página web de la compañía.  

Días después de la publicación el director reclamó que la reseña había forzado a su empleado a lanzar una versión más básica del producto, dañando las ventas de la cámara. Amenazó con hablar al FBI y levantar una denuncia si yo no revelaba la fuente anónima que me había proporcionado la información.

Después de consultar a varios abogadas para medir los riesgos, le dije al ejecutivo que no respondería ninguna pregunta sobre mi supuesta fuente. Yo no quería comprometer mi reportaje porque me estaban amenazando.

La decisión se volvió aún más difícil ya que la empresa acababa de comprar 1,000 dólares en publicidad en mi sitio.  Yo sabía que con esto perdería el contrato, y así fue.

Espera a que viniera el FBI, pero los agentes nunca llegaron. Al contrario, compradores aparecieron en nuestra página e inclusive Howard Kurtz nos reconoció dentro de su programa en CNN de fuentes confiables.

La ética profesional que manejamos en nuestra empresa se ha vuelto en nuestro más grande activo, y lo publicamos junto con todas nuestras reseñas.

Nosotros no dejamos que nuestros colaboradores se queden con las videocámaras. Es más compramos el equipo ó lo pedimos prestado y lo regresamos o las donamos a organizaciones benéficas. También pagamos nuestros boletos a convenciones o las cedes de las compañías. Y aunque aceptamos publicidad de compañías electrónicas, somos independientes a ellos.

Tres cuartos de nuestros visitantes son usuarios nuevos y queremos que ellos confíen en nosotros para que así regresen. Nuestra empresa, Reviewed.com, ha crecido rápidamente y hemos expandido nuestros servicios a cámaras digitales, empezando otro sitio llamado DigitalCamera.Info.com en el 2003.

Para mi gran sorpresa, la compañía que amenazo con llamar al FBI ha hecho otras ofertas para hacer publicidad en Camcorder.Info.com. Nuestra popularidad ha crecido tanto, somos el sitio número uno que aparece en Google al escribir “camcorder reviews”, que la compañía no podía darse el lujo de evitarnos.  Desde entonces se ha vuelto en uno de nuestros clientes más grandes.  

Una vez le pregunté al ejecutivo si realmente había llamado al FBI a lo que el dijo que sí.  Afirma que la agencia federal realizó una investigación pero de lo único que me encontraron culpable fue de tener demasiado pasión para construir una compañía confiable.

 

 

 

Ahora ve
No te pierdas