¿Sabes manejar tu dinero por Internet?

Cada vez hay más pagos por la red y las transacciones electrónicas crecen a un ritmo vertigonso aquí te presentamos 10 consejos para aprovechar al máximo esta tendencia.
El mundo le ha perdido el miedo a las transacciones "virtual
Héctor González Díaz-Barrero
CIUDAD DE MÉXICO -

Aunque hay quien se resiste a manejar su dinero por internet, el mundo ya decidió hacerlo. Muchos cajeros automáticos tienen una dirección IP y se comunican por la red, al igual que terminales de comercios donde se paga con tarjeta.

Las instituciones financieras se han percatado de que manejar las operaciones por la red ahora es mucho más seguro, flexible y barato que antes. En marzo de 2007 se habrán realizado más de 90 millones de transacciones electrónicas, que equivalen al doble de los cheques girados, lo que significó un crecimiento superior a 400% en los últimos cinco años.

Lo importante ya no es cuestionarse si hay que manejar o no el dinero por Internet, sino saber cómo hacerlo, por lo que damos 10 recomendaciones útiles:

1. Usar los nuevos dispositivos de seguridad. Actualmente es un estándar de la banca que permite usar un password distinto para cada operación, haciendo casi imposible un fraude. Algunos bancos entregan tarjetas, de las que se escogen combinaciones para cada vez que se usa el sitio. Otros dan a sus clientes un pequeño aparato que presenta el número en forma aleatoria. Si todavía no tiene uno de esos dispositivos para obtener la clave, exíjalo a su banco.

2. Acostumbrarse a usar la clave bancaria estandarizada (Clabe). Anotarla en la agenda y pedirla a quienes haya que hacer traspasos. Simplifica los pagos.

3. Pagar lo más posible por internet. Para experimentar realmente la comodidad de usar internet, utilizarlo para la gran variedad de pagos, como luz, agua, gas, teléfono, televisión por cable u otros. Identificar y utilizar las opciones que da el banco.

4. No ‘pecar de ingenuo’. No dar la clave a nadie bajo ninguna circunstancia. Pasar las claves a otra persona, aun de confianza, es perder el control del manejo de dinero. Hay que evitarlo a toda costa.

5. Elegir el banco mejor preparado para internet. No todas las páginas son igual de amigables, rápidas y seguras.

6. Ajustar a su medida la banca por internet. Varias páginas de los bancos permiten definir los montos máximos a transferir o el número máximo de operaciones diarias a realizar. Ajustarlo de acuerdo con las necesidades de cada quien permite una mayor tranquilidad.

7. Usarlo para registrar cada una de las operaciones. Una de las grandes ventajas de usar internet para manejar el dinero es que queda un registro claro de cada movimiento. Tomarse la molestia de hacerlo permite tener más orden en las finanzas al identificar siempre a dónde fue el dinero.

8. Operar sólo en internet de alta velocidad. Las conexiones lentas incrementan el riesgo de que una transacción quede no completada o mal registrada, así que es más seguro operar con conexiones que no sean de marcado o dial-up.

9. Pagar sólo en sitios seguros. Operar en una banca por internet es muy distinto a pagar por internet con la tarjeta de crédito. Para este último caso, hay que ser prudentes y hacerlo únicamente en sitios de instituciones bien identificadas y de preferencia sólo para pagar servicios.

10. Usar una cuenta principal y otra para gastos. Para un mejor control, tener una cuenta para hacer pagos por internet, sin chequera y sin tarjeta, desde la cual se pueda transferir a una segunda cuenta, la que tenga ligada la tarjeta o los cheques. El dinero estará más seguro debido a que su acceso está siempre protegido por claves cambiantes.

El autor es profesor de Finanzas del ITESM y coautor del libro Ponte vivo con tu dinero (Ed. Panorama, 2007)
hector.gonzalez@pontevivo.com

Ahora ve
No te pierdas