Sin empleo por discriminación

Entre 3 y 5 millones de mexicanos son víctimas de la exclusión laboral según la AMEDIRH;
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

Ante la falta de talento en México, las empresas han tenido que aplicar políticas de diversidad para encontrar personal calificado, sin embargo entre 3 y 5 millones de personas aún son víctimas de políticas discriminatorias que les han impedido acceder a un empleo digno.

Estas personas que buscan empleo sufren discriminación principalmente porque tienen algún rezago educativo, discapacidad o son adultos mayores, destacaron durante el Encuentro de Experiencias de Diversidad en México organizado por la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH).

En promedio, el 2% de estas personas que sufren algún tipo de discriminación se están capacitando constantemente, gracias a algún tipo de apoyo oficial como becas educativas, por lo que representan una oportunidad para las empresas de contratar cuadros calificados.

“Hay mucha brecha que cubrir no es cuestión de entrar a una cuota y decir yo quiero que todo mi equipo sean mujeres, si empezáramos a pensar diferente, en cinco años no estaríamos hablando de estos temas, sino de cómo traer empleados de otros países para que puedan capacitar mejor al personal en México”, señaló Claudia Maya Lima, presidenta de la Comisión de Diversidad de la AMEDIRH.

A pesar de estar comprobado que los adultos mayores y las personas con discapacidad están 80% más comprometidas con su trabajo que el resto de los empleados “las organizaciones seguimos teniendo ataduras como el juzgar a la gente por su edad”, dijo por su parte Jorge Jáuregui, director corporativo de recursos humanos de Bristol Myers Squibb de México.

Añadió que las empresas que todavía no son capaces de romper esas “ataduras” son las que tienen más problemas para encontrar cuadros calificados y citó el caso de su compañía que ante la necesidad de eficientar tiempos y costos dentro de la industria farmacéutica, ha tenido que contratar el 34% de su personal de fuentes alternativas, como el outsourcing o en los grupos mal llamados “minoritarios”.

El año pasado, continuó, de las contrataciones que hizo la compañía, el 56% fueron mujeres, 37% hombres y 7% personas con discapacidad o adultos mayores.

Cabe mencionar que gracias a una ley contra la discriminación que entró en vigor el año pasado en Zacatecas, una persona que cometa cualquier acto de discriminación en la entidad puede ser sancionada hasta con 100 salarios mínimos e incluso arrestos por 36 horas y revocación de licencias a los establecimientos que mediante los llamados “cadeneros” se impida el acceso libre a bares, discotecas o cualquier otro sitio de entretenimiento.

La gobernadora de la entidad, Amalia García, explicó que en Zacatecas fue necesario implementar esta ley porque más de la mitad de su población son connacionales que emigraron a Estados Unidos y durante las visitas a su estado natal constantemente eran víctimas de actos discriminatorios.

 

Ahora ve
No te pierdas