Plásticos para cada etapa de vida

Según la edad se recomienda el límite de crédito y el cuidado que se debe tener para no endeuda escoge el tipo de tarjeta de crédito con la mayor cantidad de ventajas.
No es conveniente cargar todas las tarjetas que tienes todo

La mejor tarjeta de crédito para tu edad: Escoge el tipo de tarjeta de crédito que ofrece más ventajas para tu edad y estilo de vida en particular.

Adolescentes

¿Son los adolescentes demasiado jóvenes para tener tarjetas de crédito? Quizás no, dice Robert Manning, autor de "Credit Card Nation". Este puede ser un buen tiempo para enseñar a los chicos que las tarjetas de crédito son una comodidad y no una extensión de ingresos. Los jóvenes que aprenden a usar tarjetas de crédito con responsabilidad en preparatoria, están menos expuestos a llenarse de deudas en la universidad.

Según Jum$tart Coalition, un grupo de abogados para alfabetización financiera, uno de cada tres estudiantes de preparatoria usan tarjeta de crédito. Son jóvenes que le dan un buen uso a sus propias tarjetas (consignadas por un padre) con un bajo límite de crédito y usan sus propias cuentas de cheques para hacer pagos cada mes. De esta forma, los jóvenes aprenden la relación que hay entre las tarjetas de crédito y el efectivo. Los padres deben monitorear constantemente los gastos así como platicar acerca de las elecciones que están haciendo sus hijos.

Estudiantes Universitarios

El estudiante promedio tiene un saldo en la tarjeta de crédito de 2,300 dólares, según un estudio de Nellie Mae y más del 83% de estudiantes tienen al menos una tarjeta de crédito en su cartera. Los abogados de los consumidores han criticado fuertemente a la industria de las tarjetas de crédito por comercializar tarjetas de fácil obtención, con altos intereses ofrecidas directamente a los estudiantes. Saldos de tarjetas de crédito mezclados con préstamos estudiantiles, nos indican que las personas jóvenes deberán pasar la primera década de su vida adulta lidiando para pagar deudas masivas.

¿Cuál es la mejor prevención contra esto? Los padres necesitan monitorear constantemente las finanzas de sus hijos. Una tarjeta de crédito con un límite de crédito muy bajo que los estudiantes pagan a tiempo, se encargará de emergencias y ayudará a los estudiantes para que empiecen a establecer un buen registro crediticio que necesitarán cuando se gradúen. Después de todo, uno no se puede meter en problemas tan serios cuando sólo se pueden gastar cerca de 250 dólares.

20s y 30s

Este es el tiempo en el que las claves son construir un historial crediticio estelar y ganar una marca alta de crédito. Adquiere una tarjeta sin cuota anual y con la tasa más baja de intereses a la que puedas calificar. Úsala para hacer compras sensatas que puedas liquidar en un par de meses, de esa forma tendrás el historial crediticio que necesitas para obtener una hipoteca a tu alcance para la primera casa de tus sueños.

¿Añoras tener la última pantalla de TV o el reproductor MP3, pero no puedes pagarlos? No caigas en la tentación de comprarlos con tu tarjeta de crédito. Aún así no serás capaz de pagarlos, y pagarás pagos de altos intereses de esas compras por los siguientes meses. Busca una tarjeta que te ofrezca disponibilidad de efectivo para sacar provecho de otros beneficios adicionales de la tarjeta de crédito.

40s y 50s

Esta es la etapa de pagar tu deuda y disminuir tus tarjetas. Quieres aclarar tu panorama financiero para que así puedas retirarte libre de deudas y usar esos años ganados para poner fondos en tus cuentas de retiro. Si estás en una buena posición crediticia, las ofertas de intereses cero o bajos son para ti. Considera el consolidar tus deudas (probablemente acumulaste más tarjetas de las que necesitabas a través de los años) con una de esas opciones y reduce el saldo a cero. Usa el dinero que ocupabas para pagar las tarjetas de crédito cada mes para aumentar tus ahorros para el retiro.

Personas mayores

Los retirados están adquiriendo deudas más rápido que cualquier otro grupo demográfico. Para los hogares con personas de 65 años o más, la deuda de la tarjeta de crédito se dobló del 1992 al 2004, a 4,907 dólares. Para personas de 75 años o mayores que cuentan con deudas, el saldo promedio se disparó el 160% a 20,234 dólares. Muchos de esos gastos con la tarjeta de crédito se generaron por cuidado de la salud.

Si te das cuenta de que estás usando tus tarjetas de crédito en el retiro para sobrevivir a fin de mes, necesitas hacer un serio estudio del escenario de tus finanzas para encontrar respuestas al asunto a largo plazo. Un trabajo de medio tiempo o dar marcha atrás con una hipoteca pueden ser la mejor alternativa.

Consulta más información al respecto.

Ahora ve
No te pierdas