10 trucos para invertir mejor

La mayoría de las decisiones financieras están motivadas sólo por los sentimientos; esta guía te ayuda a controlar tus impulsos emocionales y a no invertir sólo con el corazón.
Nunca compres acciones o fondos sólo porque estén al alza, e
Jason Zweig

1) Elige una perspectiva global

Enfócate en el bosque más que en los árboles, utiliza una hoja de cálculo que resalte tu patrimonio neto total y no los cambios en cada acción que poseas.

Antes de adquirir un título valor o un fondo de inversión, revisa si no coinciden con los que ya posees, la herramienta de Morningstar.com puede serte útil para ello.

2) Desea lo mejor y prepárate para lo peor

Prepararse para un desastre -diversificando tu portafolio y aprendiendo algo de historia bursátil- puede salvarte del pánico.

Toda buena inversión llega a tener un traspié de vez en cuando.

Los inversionistas inteligentes son fieles a las empresas que se mantienen sólidas durante las rachas difíciles.   

3) Investiga, luego invierte

Una acción no es sólo un precio, es una parte de un organismo corporativo vivo. Estudia los estados financieros de la empresa; lee el prospecto del fondo de inversión antes de entregar tu dinero. Si quieres contratar a un corredor o a un agente financiero también debes investigar su formación y desempeño.

4) No apuestes todo a uno

No importa cuán seguro estés de una inversión, no inviertas más del 10% de tu capital en ella. Si todo va bien, tendrás ganancias, pero si algo sale mal, te alegrará saber que no lo has perdido todo.

5) Aprende siempre

No te creas un experto, nunca lo sabrás todo. Compara los retornos de los fondos de inversión así como de los títulos valores frente al mercado global y a lo largo de diferentes periodos de tiempo. Pregúntate qué puede hacer que tu inversión falle, e investiga si las personas que te venden la inversión tienen su propio dinero en ella.

6) El pasado no es un prólogo

En Wall Street todo lo que sube tiene que bajar, y lo que sube alto generalmente tiende a bajar de manera estrepitosa. Nunca compres acciones o fondos sólo porque estén al alza. Los inversionistas astutos compran bajo y venden alto, no a la inversa.

7) Evalúa al consejero

La manera más sencilla de medir a un analista bursátil es solicitarle el historial íntegro de todas sus previsiones. Si no consigues una lista completa, no vale la pena seguir sus consejos. Antes de intentar cualquier estrategia, reúne evidencia objetiva del desempeño que otros han obtenido gracias a ella.

8) Cuidado de lo que suena demasiado bueno para ser verdad

Si algo parece increíblemente bueno, es que no lo es. Cualquiera que te ofrezca alto rendimiento y poco riesgo en un plazo corto es posiblemente un estafador. Y cualquiera que le crea es un tonto.

9) Vigila los costos

Los costos de comercialización pueden comerse anualmente el 1% de tu dinero, y  los impuestos y las tarifas de gestión de fondos se llevan otro 1% o 2%. Además los intermediarios se quedan con el 3% o hasta el 5% de tu dinero al año…si quieres crear fortuna, compara a conciencia los negocios y los costos.

10) Diversifica

Nunca guardes todos los huevos en una sola cesta. Reparte tus apuestas a lo largo de los mercados accionarios domésticos y extranjeros, en bonos y en efectivo. No importa cuánto te guste tu trabajo, no inviertas todo el dinero de tu pensión en acciones de tu empresa; a los empleados de Enron también les gustaba su compañía… y sirvió de poco.

Ahora ve
No te pierdas