Celulares servirán para hacer pagos

Desde esta semana podrá usarse para pagar máquinas auto-expendedoras y algunos servicios públic Telcel, que tiene el 71% del mercado de telefonía móvil, no participará en el nuevo esquema.
Basta con tener un celular con capacidad para enviar mensaje
Verónica Gálán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A partir de esta semana los usuarios de telefonía celular podrán efectuar el pago de bienes y servicios por medio de teléfonos celulares que estén ligados a una tarjeta bancaria, de acuerdo con información del Fondo de Infraestructura de Medios de Pagos Electrónicos (FIMPE).

“Esta plataforma permitirá transacciones más seguras, cómodas y rápidas y permitirá que los teléfonos celulares funcionen como Terminales Punto de Venta (TPV)”, indicó el Fondo, que opera el programa Boletazo, en su sitio de Internet.

Agregó que el teléfono celular podrá utilizarse en ventas multinivel y de catálogo, transporte público, máquinas auto-expendedoras, pagos de servicios públicos y muchas aplicaciones más.

El pago de servicios a través de celular está también ligado a uno de los productos del FIMPE, conocido como Nipper, sin embargo, no hubo nadie disponible de inmediato en el Fondo para dar más detalles sobre este nuevo servicio.

El lanzamiento oficial de este servicio será la noche del lunes a las 21:30 horas de la Ciudad de México.

Según información del FIMPE para realizar los pagos el usuario deberá marcar desde su teléfono celular *123# y enviar, después se solicitará el número de comercio e importe del pago y que se autorice la transacción por medio de un NIP, tras lo cual tanto la empresa como el usuario recibirán una confirmación del pago.

El convenio para hacer pagos a través de los teléfonos celulares está firmado por el FIMPE con 14 bancos y empresas telefónicas del País desde 2006.

De acuerdo con fuentes del sector bancario, Telcel, que tiene el 71% del mercado de telefonía celular del país, no participará en este nuevo servicio.

EL FIMPE nació en 2004 con un decreto del Gobierno federal, con el fin de fomentar el uso de dinero plástico mediante sorteos y la instalación de máquinas lectoras de tarjetas bancarias.

El Fondo ha recibido al menos 3,100 millones de pesos provenientes de recursos del Gobierno federal y las aportaciones que hacen los bancos son deducibles de impuestos.

Aunque el FIMPE recibe fondos públicos para su operación, tanto la Secretaría de Hacienda como el Servicio de Administración Tributaria rechazaron en 2006 dar a conocer cómo se utilizan dichos recursos, argumentando que al ser un fondo mixto con recursos públicos y privados aplica el secreto bancario.

Ahora ve
No te pierdas