Tecnología, nueva arma para el robo

Sólo en 2007 fluctuaron más de 11, 881 millones de pesos por Internet en cuentas mexicanas; páginas clonadas, cadenas de correo y videos, los medios más utilizados para el ciberdelito.
Ahora los ladrones van armados con una computadora. (Especia
Nelly Acosta Vázquez

Pudo ser hasta su mejor amigo. Rastrear quién y cómo fue que se le ‘fugaron’ 5,000 pesos de su cuenta de banco no ha resultado fácil, porque el robo se hizo ¡usando su propio password! ¿Cómo sucedió?

María –que prefiere no dar su nombre completo– recuerda haber recibido un correo de Banamex que le pedía confirmar sus claves de acceso en su cuenta. Obviamente, era una página web falsa, mediante la cual un estafador obtuvo las claves de ella y después, con toda tranquilidad, las usó para extraer el dinero como si tuviera la autorización para hacerlo.

Habrá que acostumbrarse y prevenirse. Los fraudes financieros y robos digitales son cada vez más comunes en México y en todo el mundo valiéndose de la ‘ingeniería social’; es decir, el engaño cibernético y la ignorancia tecnológica de las personas para llevarse dinero real sin siquiera ensuciarse las manos.

“La gran amenaza en internet ya no son los virus ni el robo de información: son los fraudes monetarios. Son robos de dinero real que se valen de trucos en la web”, explica Juan Pablo Castro, coordinador de Tecnología de Trend Micro América Latina.

La tentación es inmensa: según la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), el año pasado ‘viajaron’ más de 11,881 millones de pesos por internet, al pasar de una cuenta de banco a otra o en trámites. Todo ese dinero es susceptible de ser robado de la misma manera que le sucedió a María, es decir, con trampas tecnológicas.

“Muchos trucos están dentro de cadenas de chistes y videos que nos reenvían amigos, y que cuando los abrimos, instalan en la computadora un botnet o espía que robará todas  las claves y passwords que usemos”, dice Castro. “Pero son las páginas clonadas el recurso más usado. Muchos robos se han dado con videos de YouTube falsos, que llegan por correo electrónico”.

Una verdadera red global
De acuerdo con un estudio del Instituto para la Seguridad Computacional de EU y el FBI sobre los crímenes cibernéticos, se han detectado más de un millón de páginas web falsas, que se clonan para engañar al usuario y extraerle información. ¿Quiénes están detrás? Es muy difícil saber: el servidor de una página falsa puede estar en Rusia, el hacker, en Alemania, y el que roba el dinero, en EU, quien a su vez, lo depositará en un banco en Suiza. “¡Eso sí que es globalización!”, refiere Castro, con sarcasmo.

Cifras de Mattica, firma mexicana que practica el cómputo forense, apuntan que durante el segundo semestre de 2006 se encontraron 270 páginas fraudulentas en español, que tenían su origen en Estados Unidos, Alemania, Rusia y Francia. Mattica indica que, en México, las estafas financieras vía web representan 10% de los delitos cibernéticos, pero esto va al alza. El Instituto para la Seguridad Computacional de Estados Unidos dice que el año pasado  se fugaron, por lo menos, 350 mdd por internet; el año previo la cifra había sido de 168 mdd.

¿Cómo se frenará este problema entonces? Juan Pablo Castro señala un método: “Sólo hay que seguir el dinero”, aunque eso podría sonar a que el remedio es más caro que la enfermedad.

Ahora ve
No te pierdas