Florecen las profesiones ‘ecológicas’

Las nuevas habilidades enfocadas al medio ambiente dejaron de ser simples iniciativas idealista ahora hay estrategas, banqueros, corredores e inversionistas participando en el boom ecológico.
La vanguardia ecológica atrae a nuevos profesionistas inters
Michael V. Copeland
NUEVA YORK -

Steve Vassallo está en busca del Steve Jobs de la industria verde, un talento que pueda revolucionar el mundo de la tecnología limpia. Vassallo dirige Foundation Capital en Silicon Valley, una empresa de capital de riesgo que invierte en compañías especializadas en tecnología limpia, sector que recibió en el 2007 una inyección de 2,200 millones de dólares (mdd).

La oportunidad es enorme, no sólo para inversionistas sino para todos aquellos que desean participar en la vanguardista economía verde. De acuerdo a la Sociedad Americana de Energía Solar, 8.5 millones de personas trabajaban en el sector de la energía renovable y de eficiencia energética en el 2006. Y según la coalición Apollo Alliance, otros cinco millones de empleos “verdes” se crearán en los Estados Unidos en el transcurso de la próxima década.

¿En qué consisten estos empleos? No se trata sólo de agricultura orgánica, instalación de paneles solares o aislantes térmicos. Los trabajos “verdes” abarcan una amplia variedad de nuevos negocios y mercados. A continuación presentamos una lista de cinco personas involucradas en la economía verde. ¿Serán los próximos titanes tecnológicos? Es demasiado pronto para saberlo, pero cada uno de ellos está fraguando un camino aún sin explorar, son el ejemplo de las nuevas carreras verdes que aparecerán en el futuro.

Operador de carbono

Así como hay operadores de fondos de inversión, los hay también de carbono. En un país como EU, que aún no tiene un mercado de carbono, estos operadores son muy solicitados. Alex Rau es uno de ellos, fundador de la firma Climate Wedge dedicada a orientar a empresas e instituciones financieras en el mercado emergente de carbono.

La idea de las corredurías de carbono es sencilla: las emisiones de gas de efecto invernadero tienen un límite impuesto por gobiernos u organismos internacionales. Así, las empresas obtienen permisos para emitir sólo cierta cantidad de dióxido de carbono, aquellas que excedan el tope deben comprar concesiones de otras empresas que emiten menos.

Allí entra Rau, su trabajo es financiar proyectos que puedan producir créditos de carbono para luego venderlos. Puede ser un parque eólico en la India, o una instalación en Reino Unido que captura el metano de los vertederos. “Aconsejamos a un fondo hegde que invierta en esas empresas, o que compre créditos y luego los revenda. Contribuimos al crecimiento de un nuevo tipo de acciones. Si puedes reducir las emisiones de gas, entonces tienes un activo” explica Rau.

Al día de hoy, el total de esos activos tienen un valor de mercado de 6,000 mdd. Y a medida que las corredurías de carbono se extiendan en el mundo, el mercado puede crecer a 500,000 mdd para el 2050, según un reporte del Deutsche Bank.

Eco-inversionista

Durante muchos años Lois Quam orquestó el crecimiento de UnitedHealth, cuyo negocio de servicios de salud vio aumentar sus ingresos de 400 mdd a más de 30,000 mdd. Esa experiencia la llevó a pensar que el sector medioambiental necesitaba lo mismo “llevar las cosas a escala.” Así, empezó a trabajar en el banco de inversión Piper Jaffray, donde construyó un negocio de inversiones alternativo dedicado a la tecnología energética limpia.

Su trabajo consiste en identificar Pymes que puedan recibir recursos del Piper Jaffray, y así hacer crecer sus fondos de capital privado. Su equipo se centra en cuatro sectores: eficiencia energética, captación de dióxido de carbono, energía renovable y modernización de las industrias existentes.

“La tecnología verde afectará a todas las industrias. Estoy convencida de que la economía verde representa la mejor oportunidad de negocios para mi generación” afirma Quam.

Estratega climático

Luego de que los fundadores de Yahoo decidieran que su compañía de Internet debía conseguir la emisión neutra de carbono para 2007, empezaron a buscar a una persona que les dijera la cantidad de bonos de carbono que necesitarían y cómo conseguirla.

Esa persona fue Christina Page, la nueva directora de cambio climático y estratega energética. Bajo su dirección, Yahoo invirtió 2 mdd en comprar créditos de carbono de un proyecto hidroeléctrico ubicado en Brasil y una planta eólica en India, para así conseguir su estatus de carbono neutral.

“La oportunidad que me dio Yahoo no es sólo la de poder concienciar a las personas en un corporativo sobre temas como la energía y medio ambiente, sino que desde la firma podemos influenciar a los 500 millones de usuarios alrededor del mundo” declara Page.

Reclutador verde

Andrew Cartland abrió su propia firma Acre Resources, especializada en encontrar personas para las vacantes laborales en los florecientes sectores de las ciencias medioambientales, responsabilidad social corporativa, desarrollo sustentable y cambio climático. Su negocio va viento en popa, Acre duplicó sus ingresos el año pasado.

“Cuando empezamos hace cuatro años, se trataba más bien de anticiparnos al mercado, no había mucha competencia. Pero el tema de la responsabilidad social está creciendo en el mundo corporativo, y hoy hay otras firmas que están reclutando gente con ese perfil, aún tenemos ventaja sobre ellas porque fuimos los primeros” explica Cartland.

“Hemos experimentado un aumento repentino en empleos relacionados a la energía y al cambio climático.  Casi todos ellos están en Reino Unidos, Estados Unidos Y Dubai. Este es quizá uno de los sectores de empleo que más rápido crece en el mundo” agrega.

Banquero medioambiental

Peter Liu descubrió un rezago en la financiación a empresas verdes, y se preparó para solucionarlo. “El crédito es quizá la parte más conservadora de la cadena del capital, pero eso no sucede en el capital de riesgo. Los bancos buscan cualquier negocio emergente que suponga riesgo, y eso es lo que representan muchos negocios verdes” explica Liu.

Los créditos que concede Liu son préstamos destinados a una variedad de negocios, desde fabricación de quesos orgánicos y tecnología de paneles solares hasta constructoras amigables con el medio ambiente.

Ahora ve
No te pierdas