A pagar impuestos con tarjeta de crédito

A partir de 2009 el pago de impuestos federales podría realizarse con dinero plástico, dijo el la medida beneficiaría a parte de los 22.86 millones de contribuyentes en el país.
La iniciativa busca que las instituciones financieras elimin
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A partir de 2009 el pago de los impuestos federales podría realizarse con tarjeta de crédito, una vez que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ponga en marcha un nuevo programa para hacerlo.

La medida beneficiaría a parte de los 22.86 millones de contribuyentes que están obligados a presentar declaración provisional y anual ante el fisco.

Al cierre del año pasado había en el país  24.08 millones de tarjetas de crédito activadas y en uso, con las cuales se realizaron 108.06 millones de operaciones por 94,637 millones de pesos, según datos del Banco de México (Banxico).

“Actualmente estamos buscando los mejores esquemas para poder convenir con los bancos el que resulte atractivo el poder pagar los impuestos tanto en declaración mensual como en declaración anual con las tarjetas; este es un proyecto que todavía estamos detallando”, explicó en entrevista el vocero del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Pedro Canabal.

El Programa Nacional de Financiamiento al Desarrollo 2008-2012 estimó que en 2007 existía el potencial para que al menos 25% de los impuestos federales pudieran pagarse con tarjeta de crédito y estima que para 2012 el potencial será del 100%.

Sin embargo, el uso del dinero plástico aunque tiene beneficios, también implica riesgos para los contribuyentes.

“Si tienes dinero y pagas de inmediato cuando llegue el estado de cuenta está muy bien, porque estás usando la tarjeta como medio de pago, pero si estás usando la tarjeta como medio de financiamiento es carísimo”, afirmó en entrevista el socio director de la Práctica de Consultoría en Impuestos de Ernst & Young (E&Y), Carlos Cárdenas.

Además de convertirse en un medio de pago para los impuestos, el dinero plástico será también una herramienta para el control de la evasión fiscal.

En la primera quincena de mayo, el Administrador General de Auditoría Fiscal del SAT, Alberto Real, informó que a través de los estados de cuenta de las tarjetas de crédito el fisco puede conocer los ingresos reales de un determinado contribuyente, sobre todo si lo que gasta no corresponde con lo que le informó a la autoridad fiscal que gana.

Los brazos de la fiscalización alcanzan también a los establecimientos comerciales que reciben tarjetas de crédito, cuyo número se ha triplicado en los últimos cuatro años, ya que permiten conocer cómo operan las empresas, principalmente pequeños comercios que se han adherido a esta tecnología, por lo que el SAT puede determinar si esos comercios tributan bajo el régimen de pequeños contribuyentes o si se les elimina ese beneficio al obtener ingresos mayores.

Ahora ve
No te pierdas