Invierte en la Bolsa en línea

Con 10,000 pesos ya se pueden comprar acciones y aprovechar el mercado como los profesionales; antes de hacerlo, hay que definir una estrategia; informarse y diversificar, algunas de las cla
Los servicios en línea permiten invertir en acciones, instru  (Foto: )
Roberto Morán

Si tanto dicen que con la Bolsa se pueden obtener más ganancias que con otras inversiones, ¿por qué no entrarle ya? Después de años de espera, se acabaron las barreras: Gracias a los servicios por internet ya se puede entrar con tan poco como 10,000 pesos y aprovechar el mercado como los profesionales... o casi.

Luis Alfonso Pardo (46) es cliente de uno de los servicios de Bolsa en línea, Accitrade de Banamex, desde 2003. Dice que él sólo tuvo cuenta de ahorro cuando estaba en la primaria, porque desde que estudiaba finanzas empezó a buscar mejores formas de invertir su dinero y obtener rendimientos.

Como él y su esposa trabajaban en instituciones financieras, desde 1987 habían podido entrar a fondos de inversión –con sus ingresos no habrían podido entrar de otra manera, por los montos mínimos que se pedían–.

Pero en un fondo no se puede decidir exactamente qué acciones se compran y Pardo quería probar las emociones del mercado. En 1999 metió dinero a la cuenta que un amigo tenía en una casa de Bolsa para comprar y vender acciones. Sin ningún contrato, basado en confianza pura. Compraron acciones de Grupo Sanborns y no ganaron lo que esperaban. También de GEO y de Bancomer. “Y las acciones de GEO se cayeron al fondo, nos quedamos con ellas para no tener que venderlas con pérdidas”.

Las habían comprado en 27 pesos cada una y durante la crisis de 2001 cayeron a cinco pesos. Como Pardo consideró que la empresa tenía buenos fundamentos, decidió esperar más y se las compró a su amigo a 10 pesos cada una. Al final las vendió en 38 pesos, es decir una ganancia de 40%. Con el dinero extra se fue de vacaciones. La experiencia le gustó. Para ya no depender tan sólo de la buena fe de su amigo buscó otras formas de invertir en la Bolsa y, en eso, un proveedor le contó de Accitrade.

Este no es el único servicio en línea de internet, aunque es el líder del mercado con unos 15,000 clientes, según su director Eduardo Contreras. Le sigue Scotiatrade, con 7,000, de acuerdo con Javier Terrés, subdirector de ese servicio, filial de Scotiabank.

Ambos servicios sugieren entrar con 10,000 pesos, cuando en una casa de Bolsa el mínimo recomendado es de 200,000. Ahí el cliente puede comprar y vender acciones desde su computadora y orientado por los análisis de ambas instituciones, que cada semana les envían reportes sobre el mercado, el comportamiento y el valor de acciones específicas. Al firmar el contrato, Accitrade y Scotiatrade hacen un perfil del cliente, para recomendarle una estrategia adecuada a sus necesidades y a su nivel de tolerancia al riesgo.

Además de acciones, en los servicios en línea se puede invertir en instrumentos de deuda, como Cetes, o en fondos, tanto de renta variable (Bolsa) como de renta fija.

Pardo tiene la mitad de su inversión en Accitrade, en fondos de inversión de renta fija, lo que le da cierta estabilidad, y el resto en acciones de la Bolsa. Lo que busca es decidir por sí mismo. “En la crisis de 1986 vi a muchos corredores de Bolsa a los que sus clientes querían ahorcar, por haber tomado decisiones equivocadas”.

Con montos bajos de inversión, es más difícil diversificar. Las acciones se venden en lotes de 100, de manera que con 10,000 pesos apenas se podrían tener títulos de cuatro o cinco empresas diferentes. “Sí se puede diversificar”, explica Pardo. “Las acciones de Telmex cuestan 19 pesos”, a eso se pueden sumar algunas de Wal-Mart, en alrededor de 40 pesos cada una.

Eduardo Contreras, de Accitrade, advierte que no cualquiera tiene la capacitación necesaria para sacar ganancias de comprar y vender acciones, o de “cascarle al mercado”. “Si alguien se engolosina con las primeras ganancias empieza a hacer cosas equivocadas. Es común que alguien siga lo que al amigo le funcionó y que no necesariamente le va a servir a él, porque no tiene el mismo perfil y no lo compró al mismo tiempo”.

Pardo sabe que no es un profesional y por ello se concentra en acciones de empresas triple A (con mayor solidez financiera), a las que ya tiene analizadas. “Alguna vez perdí 20% por invertir en una acción, eso es una muestra de que el riesgo no me da miedo”.

¿Y qué piensa su esposa? “Si por ella fuera, invertiríamos todo en renta fija, pero la he convencido con las ganancias obtenidas”.

Las lecciones

Luis Alfonso Pardo ha cosechado algunos aprendizajes de invertir en línea:

  • Diversifica la inversión. Tiene 50% en fondos de inversión en renta fija y 50% en acciones.
  • Elabora una estrategia de inversión. Escojo sólo acciones triple A, a las que ya tengo estudiadas. El objetivo es obtener ganancias en el corto plazo.
  • Analiza los fundamentos de las empresas en las que invertirá.
  • Necesitas información y para eso requieres dedicarle tiempo. “Yo le dedico media hora o una al día, en las temporadas en que decido hacer operaciones. Si le dedicas más tiempo, tendrías que trabajar de inversionista”.
  • No gastar todas las ganancias. “Destino 10% a gastos de la casa, una parte la meto a renta fija y otra la vuelvo a invertir”.
  • No entro si no tengo información. “Por ejemplo, no compro acciones extranjeras porque no las conozco lo suficiente”.
Ahora ve
No te pierdas