Las 6 características del fraude en Méxi

En el 2007 las empresas en México perdieron unos 900 millones de dólares por fraudes internos cometi

¿Por qué se cometieron los fraudes?

1
6 de cada 10 empleados mienten en su CV (Dreamstime).

Los principales impulsores de fraudes en el país fueron las fallas en la supervisión de personal (64%), la falta de controles internos (46%) y una deficiente infraestructura ética (30%), según la encuesta de KPMG.

Agregó que las áreas más vulnerables a padecer este tipo de ilícitos son ventas y mercadotecnia (48%); logística, almacén y operaciones (42%), administración, finanzas y contabilidad (21%); compras (13%) y producción (10%).

KPMG indicó que el 28% de los fraudes se atribuyen al desconocimiento del perfil del personal.

“De acuerdo con un estudio internacional, 6 de cada 10 empleados suelen mentir en su currículum vitae. Por tanto, la verificación de los datos biográficos, como antecedentes laborales, credenciales académicas y causas de retiro de empleos anteriores, son de vital importancia”, detalló la consultoría.

México tiene más fraudes que EU

2
El país sólo tuvo menor incidencia de fraudes que Malasia (A  Sin Pie de Foto

En México el 77% de las empresas han sido víctimas de fraude, por arriba del 74% de las compañías en Estados Unidos, el 72% en Sudáfrica, el 71% en Alemania y el 69% en Brasil, indicó KPMG.

El país se ubicó únicamente por debajo de Malasia que tuvo una incidencia de 83% de fraudes, en el comparativo que hizo la consultoría internacional entre la encuesta en México y reportes similares que ha realizado en otros países.

8 de cada 10 empresas sufren fraudes

3
Casi la mitad de los fraudes los hacen los empleados (Especi  Sin Pie de Foto

En México 8 de cada 10 compañías fueron víctimas de fraude a lo largo de 2007, 46% de ellas a causa de su personal, de acuerdo con una encuesta aplicada a 235 directivos de empresas por KPMG.

El 25% de los fraudes fueron hechos por proveedores o clientes de las compañías, agregó la consultoría internacional, que entrevistó a directivos de firmas que operan en el país y que registraron ingresos anuales desde menos de 200 millones y hasta más de 5,000 millones de pesos. 

En uno de cada cuatro casos el monto defraudado es superior al millón de pesos y en uno de cada 10 la cifra supera los cinco millones de pesos, detalló la consultoría.

A los daños monetarios por el fraude, las empresas deben sumar los perjuicios en su imagen corporativa (25%), la pérdida de confianza entre los empleados (41%), el desorden organizacional (31%), la perdida de clientes (16%) y la pérdida de contratos (6%).

Fraude más común es robo de inventarios

4
El robo de inventarios es el problema más común (Archivo).  Sin Pie de Foto

El tipo de fraude más común cometido por los empleados es el robo de inventarios (44%), seguido de la asociación fraudulenta con proveedores y/o clientes (33%), el conflicto de interés (28%), el abuso en gastos (25%), la alteración de registros contables (18%) y por último el fraude en pago de nómina (11%).

En el 91% de los casos el defraudador cometió más de un ilícito.

6 meses tardan en detectar fraudes

5
En 7 de cada 10 ocasiones el fraude se detecta por una denun  Sin Pie de Foto

El 86% de las empresas defraudadas tardan hasta medio año en detectar los ilícitos, a pesar de que en el 51% de los casos hay señales de alarma por irregularidades.

El 50% de las señales de alarma suelen ser faltantes en inventarios; 41% faltantes o diferencias en efectivo recurrentes; 29% estilos de vida ostentosos de los empleados; 27% registros contables poco claros y/o atrasados; 27% incrementos en gastos de operación y 9% dependencia de pocos proveedores y/o clientes.

En cada 7 de 10 casos los fraudes fueron descubiertos por denuncias anónimas, de empleados, de proveedores o de clientes.

Perfil del defraudador

6
Los defraudadores tienen un trato agradable (Archivo).  Sin Pie de Foto

Los defraudadores suelen aparentar una vida familiar estable, su educación escolar está por arriba de la media nacional, no aparentan tener mayores conflictos psicológicos, son de trato agradable y suelen tener un conocimiento muy detallado de la forma en cómo opera la organización, precisó KPMG.

Añadió que el 56% de los defraudadores en México tienen entre 25 y 35 años; el 85% son hombres; el 43% tiene entre uno y tres años de antigüedad en la empresa y el 86% ocupa puestos de mando medio u operativo.

La consultoría internacional detalló que en el 14% de los casos de fraude, el criminal tenía antecedentes de conductas deshonestas en empleos anteriores.