Seguridad en Mundial es puesta a prueba

Pese a los 90 millones de dólares invertidos en la materia, ya se cometen delitos contra visitantes; tres periodistas perdieron cerca de 40,000 dólares a manos de la delicuencia en Sudáfrica.
marca periodista asaltado  (Foto: Foto tomada de marca.es)
MAGALIESBURG, SUDÁFRICA (AP) -

A pesar de los más de 90 millones de dólares invertidos en Sudáfrica, para reforzar y mejorar la seguridad de la región, la delincuencia organizada ya se adelantó a la inauguración de la Copa Mundial y efectuó su primer delito.

Tres periodistas fueron asaltados a mano armada en un hotel próximo a la sede de la selección de Portugal, que participará en la Copa Mundial de fútbol.

A uno de ellos, el fotógrafo portugués Antonio Simoes, le apuntaron con un revólver mientras estaba en su cama.

Simoes dijo que se despertó alrededor de las cuatro de la mañana y vio que dos individuos ingresaban a su habitación en el hotel Nutbush Boma Lodge de Magaliesburg, 120 kilómetros (75 millas) al noroeste de Johannesburgo.

"Uno de ellos me apuntó un revólver a la cabeza. Se llevaron todo mi equipo: cámaras, lentes, la computadora", expresó Simoes, quien trabaja para el diario portugués O Jogo. "Me dijeron que me tirase en la cama, me cubrieron con una manta, me apuntaron a la cabeza y me dijeron que me durmiese".

"Todo duró uno a dos minutos, pero me parecieron horas", declaró Simoes.

Agregó que el equipo que le robaron costaba unos 35,000 dólares. También se llevaron 3,500 euros en efectivo, su pasaporte y un par de jeans.

Simoes dijo que permaneció en la cama un rato, sin animarse a salir, preguntándose si los asaltantes irían a otras habitaciones. Lo hicieron.

También fueron asaltados otros dos periodistas, el español Miguel Serrano, del diario deportivo Marca, y el portugués Rui Gustavo Morais, quienes dormían y no se dieron cuenta de lo que sucedía. Los tres comparten un chalet de tres dormitorios en el complejo hotelero, ubicado en una remota localidad a 19 kilómetros (12 millas) de la concentración de Portugal, rival de Brasil, Corea del Norte y Costa de Marfil en el mundial.

El teniente coronel de la policía Leon Engelbrecht, confirmó que la policía buscaba dos sospechosos, pero no pudo corroborar versiones de que uno de los asaltantes había sido detenido.

"Dos de los periodistas dormían mientras los robaban", expresó. "Pero uno estaba despierto. Los sospechosos le tiraron una manta encima y le pusieron un revólver en la cabeza".

Serrano dijo que el hotel de Nutbush aloja a unos 20 periodistas portugueses y españoles, quienes ya se habían quejado ante la federación portuguesa por la falta de personal de seguridad.

"Pero jamás pensamos que podría pasar algo como esto", declaró.

Serrano dijo que mientras dormía, los asaltantes se llevaron una computadora portátil, un teléfono celular y el equivalente a 3,000 dólares en efectivo.

"Se llevaron todo menos mi ropa sucia y mi acreditación para el mundial", señaló. El hotel dijo que no hablaría del incidente.

Ahora ve
EU se dice decepcionado por la resistencia al cambio de Canadá y México
No te pierdas
×