El Partido del Té inicia su convención con intervención republicana

Después del rescate financiero de Obama, el Partido del Té se desmarcó de los partidos tradicionales pero algunos republicanos han ingresado
Miembros del Partido del Té preparan su primera convención  El Partido del Té avanza a su primera convención nacional
Kristi Keck
Autor: Kristi Keck | Otra fuente: 1
CNN -

El movimiento conocido como el Partido del Té (Tea Party), con el que buena parte de los conservadores de Estados Unidos quieren canalizar su frustración contra el Gobierno de Barack Obama, celebra este jueves su primera convención anual con Sarah Palin como protagonista.

Los líderes del partido emergente quieren aprovechar esta oportunidad congregar delegados de todo el país para generar ideas y apoyar las metas del movimiento.

Sin embargo, hay quienes se inconforman con el carácter de lucro del evento, evidenciado por el alto costo del boletaje para asistir (549 dólares por boleto). Esto, dicen, es contrario al espíritu civil que ampara la fundación del Partido del Té.

Las senadoras republicanas Marsha Blackburn, de Tennesse, y Michele Bachmann, de Minnesota, dos de las oradoras programadas en la convención, manifestaron su oposición al carácter de lucro del evento y optaron por no presentarse.

La ex gobernadora y ex candidata a la vicepresidencia Palin será la principal oradora.

El Partido del Té se comenzó a gestó por opositores al gasto excesivo en Washington, provenientes tanto del Partido Demócrata como del Republicano, luego de los paquetes que Barack Obama envió al Congreso para estimular la economía estadounidense.

Un año atrás

El Tea Party  toma su nombre de un hecho histórico de los colonos estadounidenses de Gran Bretaña en el puerto de Boston en 1773.

Los colonos, descontentos con los impuestos que les aplicaba la Corona Británica a la importación de ese producto, arrojaron al agua cargamentos de té de barcos anclados en el puerto. Esta fue una de las acciones precursoras del movimiento hacia la independencia.

Los militantes del Partido del Té arrancaron sus mítines en febrero de 2009. Al principio, airearon su inconformidad con el rescate financiero de la administración de Obama y su intervención en las crisis del gigante financiero AIG y las automotrices Chrysler y General Motors.

Durante el año, el Partido del Té pasó de decenas a cientos de grupos poco vinculados en todo el país y a medida que se expandía, las protestas se hicieron más partidistas y se estableció como un levantamiento más a la derecha que el Partido Republicano.

Las batallas electorales

En noviembre pasado, la influencia del Partido del Té saltó a las urnas en el distrito electoral 23 al norte del estado de Nueva York. El distrito se convirtió en símbolo de la lucha interna en el Partido Republicano entre el ala más derechista y los miembros más centristas.

La primera batalla la ganó el núcleo duro, que forzó la retirada de la republicana moderada Dede Scozzafava, ante el empuje del independiente Doug Hoffman, respaldado por los conservadores del partido, entre ellos Sarah Palin. Al final, el demócrata Bill Owens ganó.

Curtis Gans, director de la Comisión para el Estudio del Electorado Estadounidense en la Universidad Americana, señaló que esa elección es un ejemplo de cómo el apoyo del Partido del Té para los candidatos más conservadores podría perjudicar a los republicanos en las próximas elecciones.

Mark Meckler y Jenny Beth Martin, miembros y fundadores del ala Los Patriotas, dicen que están orgullosos de lo que el movimiento ha logrado, pero se sienten frustrados de que otros grupos del partido estén siendo dirigidos por los asesores políticos republicanos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, hay algunos, como John Avlon que ven esta intervención como positiva. "Si nos ayuda a centrar al Partido Republicano y regresarlo al conservadurismo fiscal, que abandonó cuando había un control unificado del Congreso, entonces yo creo que puede ayudar a reforzar el compromiso del partido", dijo.

Pero las preguntas sin respuesta que son: a dónde va el Partido del Té y cómo afectará a los republicanos en el largo plazo.

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×