La sobrepesca mundial reducirá el menú marino a medusas y algas

La sobreexplotación de los ecosistemas oceánicos genera un desequilibrio que puede derivar en la escasez dentro de 50 años
XCH-Medusa  Sin Pie de Foto
Caroline Williams
Autor: Caroline Williams | Otra fuente: Quo
(QUO) -

Los biólogos están alarmados por los desequilibrios que están apareciendo en los ecosistemas marinos.

"Entramos en una época de gran incertidumbre", dice Boris Worm, de la Universidad Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia (Canadá), e integrante del proyecto Censo de la Vida Marina.

"Si continuamos como hasta ahora, dentro de 50 años puede que no quede mucho que recoger del mar", agrega.

Y si llegamos a vaciar los océanos de peces, el resultado será un agujero en nuestra dieta.

Según la FAO, cada mexicano come, en promedio, una media de 11.5 kilos de pescado al año. El problema es que más del 75% de los caladeros de peces están exhaustos, sobreexplotados o en recuperación. La sobrepesca también está creando vacíos en los sistemas marinos, que son aprovechados por especies oportunistas.

Sustituir un alimento marino sabroso por otro no suena difícil, pero sí lo es.

Durante los últimos años, la industria pesquera ha empezado a capturar grandes cantidades de peces pequeños, comedores de plancton, como las sardinas y otras especies similares.

Esta puede ser una estrategia peligrosa. "Si eliminas los peces pequeños, hay una gran probabilidad de que otras especies de la cadena trófica, como las medusas, saquen buen partido de su escasez", dice Tom Anderson, ecólogo marino del Centro Nacional de Oceanografía en Southampton, Reino Unido.

Es lo que está pasando ya en uno de los caladeros más productivos del mundo, la corriente Benguela, que está próxima a la costa de Namibia, en el sur de África.

Las causas de estos cambios son complejas, pero el factor mayor es el colapso de los antaño abundantes bancales de sardinas y boquerones.

En los últimos años de la década de los 70, la captura total de peces era de unos 17 millones de toneladas anuales. Ahora está cerca del millón de toneladas. Y como las medusas comen huevos y larvas de pescado, y compiten con los peces jóvenes por la comida, el tránsito a un ecosistema dominado por ellas podría ser irreversible.

El apogeo de las medusas se ha dado también en las aguas sometidas a sobrepesca del Mar Negro, de Alaska, del Mediterráneo y del Golfo de México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el Mar de Japón, la sobrepesca de sardinas y boquerones ha provocado un problema de proporciones épicas con las medusas: el apogeo de la especie gigante Nemopilema nomurai, que puede crecer hasta dos metros de diámetro.

Pero eliminar los peces de un ecosistema podría tener también otras consecuencias. El colapso de los caladeros de bacalao, abadejo, merluza, platija y solla de Nueva Escocia ha coincidido con el incremento de fitoplancton. Ocurre lo mismo con los salmones en el norte del Pacífico y con el bacalao del Báltico.

Ahora ve
Jesús Campos relata su encuentro con Stephen Paddock, el pistolero de Las Vegas
No te pierdas
×