Obama llama a los republicanos a aprobar su reforma de salud

El presidente de Estados Unidos presenta la versión final de la iniciativa más ambiciosa de su gobierno
"Ahora es tiempo de tomar una decisión acerca de cómo reformar el sistema de salud", dijo Obama
reuters-obama-salud  "Ahora es tiempo de tomar una decisión acerca de cómo reformar el sistema de salud", dijo Obama
/
| Otra fuente: CNN
WASHINGTON (Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, delineó el miércoles la versión final de su reforma de salud y urgió al Congreso a llevar el plan a una votación final en las próximas semanas.

Obama dijo que su propuesta —con un costo de casi un billón de dólares— representa un plan comprometido que combina las mejores ideas de demócratas y republicanos. Pidió al Congreso que “termine su trabajo” y dé fin a lo que ha sido un largo y ácido debate sobre la más alta prioridad de su política interna.

“Ahora es tiempo de tomar una decisión acerca de cómo reformar el sistema de salud de forma que funcione, no sólo para las compañías de seguros, sino para las familias y las empresas estadounidenses”, señaló.

El presidente respaldó el polémico proceso legislativo llamado reconciliación, que permitiría que los cambios realizados a su reforma de salud sean aprobados por el Senado con sólo 51 votos —mayoría legislativa simple.

“Ahora veremos no nuestra capacidad para resolver este problema, sino cualquier problema”, dijo. “Los estadounidenses quieren saber si es posible que Washington cuide sus intereses y los de su futuro. Esperan que actuemos”.

Republicanos de alto rango han reiterado que la propuesta de Obama significa que el gobierno tome el control del sistema de salud privado, lo que no disminuirá la inflación de los precios en el sector. También han sostenido que Obama debe olvidar su plan para comenzar de nuevo y se han opuesto a la reconciliación, pues argumentan que no fue ideada para utilizarse en casos en los que se debatiera una política pública de tal importancia.

Varias fuentes demócratas han dicho a CNN que la estrategia a seguir será que la Cámara de Representantes apruebe la iniciativa del Senado y la envíe a Obama. Luego, un paquete de cambios equivalente al plan del presidente sería pasado por ambas cámaras bajo las reglas de la reconciliación.

Los demócratas han analizado la posibilidad de recurrir a la reconciliación, luego de que perdieran la mayoría absoluta de 60 votos en el Senado. Cuando falleció Ted Kennedy, el republicano Scott Brown tomó su lugar.

Sin embargo, analistas señalan que no es claro cuáles cambios en el sistema de salud serían aprobados por medio de la reconciliación, ya que éstos dependen de cómo se diseñe el presupuesto.

De ser avalado, el plan de Obama representaría la mayor expansión de las garantías de salud federales desde la creación de Medicare y Medicaid hace más de 40 años. La Casa Blanca dice que daría cobertura médica a 31 millones de estadounidenses, a través de una mayor disponibilidad de medicamentos, subsidios para ayudar a la gente a adquirir un seguro y de los límites que podría imponer el gobierno a las tasas de interés que cobran las aseguradoras.

Su plan, sin embargo, no incluye un seguro médico administrado por el gobierno —una idea impulsada por demócratas liberales, pero rechazada con fiereza por republicanos y demócratas moderados.

Funcionarios gubernamentales afirman que el costo total de la reforma sería de casi un billón de dólares durante la siguiente década.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En busca de la aprobación, Obama envió el martes un mensaje consenso a los republicanos, al decirles en una carta que planea considerar muchas de sus ideas en programa conjunto. Entre esas ideas estaría la de comprometer 50 millones de dólares para iniciativas que reduzcan los costos de las malas prácticas médicas, así como aportar recursos a las investigaciones de proveedores de Medicare, Medicaid y otros programas federales.

El senador Mitch McConnell, líder de la minoría republicana, advirtió que "lo único que Obama unirá será la oposición de los dos partidos".  su bancada se opondrá al plan de Obama ya que "el pueblo estadounidense no lo apoya”. Agregó que las elecciones legislativas de noviembre “serán un referéndum sobre el tema". 

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×