Divulgan fotos en busca de posibles víctimas de asesino en serie

Las autoridades del condado de Orange, en California, difundieron decenas de fotografías pertenecientes a un asesino en serie.
Sin Pie de Foto
El asesino tenía cientos de fotografías guardadas en una bod  Sin Pie de Foto
Gabriel Falcon
Autor: Gabriel Falcon
(Reuters) -

Con la esperanza de resolver varios casos abiertos, las autoridades del condado de Orange, en California, divulgaron más de cien fotografías de mujeres y niñas sin identificar confiscadas en una bodega perteneciente al asesino en serie que apareció en el programa "The Dating Game".

Los investigadores quieren averiguar si alguna de las personas en esas fotos fueron víctimas de Rodney Alcalá, sentenciado en febrero por matar a una niña y a cuatro mujeres entre noviembre de 1977 y junio de 1979.

Un jurado recomendó la pena de muerte para Alcalá, que apareció en el popular programa en 1978 como el soltero número 1.

“Tuvimos en cuenta las consideraciones sobre privacidad de las personas que salen en las fotos antes de decidir divulgarlas”, dijo en un comunicado Tony Rackauckas, fiscal de distrito del condado Orange. “Aunque esperamos que los fotografiados no sean víctimas, creemos que divulgarlas puede ayudar a resolver algunos casos", agregó.

Entre las fotografías encontradas en la bodega de Alcalá en Seattle había algunas de hombres, reveló Susan Kang Schroeder, portavoz de la fiscalía. También había aretes que pertenecieron a Robin Samsoe, la niña de de 12 años que Alcalá raptó y asesinó en 1979.

El hallazgo de los aretes aumentó las conjeturas sobre otras posibles víctimas, dijo Schroeder. “La idea es descubrir si esas personas son otras víctimas de otros casos sin resolver y, si lo son, darle alguna respuesta a las familias”, agregó. “Sabemos que Alcalá usaba la fotografía como artimaña para aproximarse a las víctimas”.

Las autoridades creen que Alcalá podría ser responsable de varias muertes en Nueva York, según Schroeder. “Es muy posible que Alcalá sea un monstruo depredador y creemos que destruyó muchas vidas allá donde estuvo”.

Alcalá fue condenado en 1972 por secuestro y abuso sexual de un menor en el condado de Los Angeles. Después de cumplir 34 meses de cárcel, fue puesto en libertad.

En noviembre de 1977, Alcalá violó, sodomizó y asesinó a Jill Barcomb, una neoyorquina de 18 años que se acababa de mudar a California, informó el fiscal. El cuerpo se encontró poco después, y se recogieron muestras biológicas, pero la tecnología de ADN no estaba tan desarrollada entonces como para descubrir al asesino.

Al mes siguiente, Alcala violó, sodomizó y asesinó a la enfermera años Georgia Wixted, de 27 años, según el fiscal". De nuevo, se encontró el cadáver y se recopilaron muestras, pero no se pudo establecer una conexión con Alcalá.

Todo esto ocurrió antes de que Alcalá cautivara a la concursante de “Dating Game” Cheryl Bradshaw en 1978. Aunque Bradshaw eligió a Alcalá como su cita, aparentemente se negó a salir con él.

Aunque Alcalá pudo parecer una persona agradable para los televidentes, el soltero número dos, Jed Mills, dijo que detrás de cámaras era alguien totalmente distinto, y que incluso sintió una aversión casi inmediata hacia Alcalá.

 “Algo tenía, pero no podía estar cerca de él”, recordó Mills. “Era muy molesto y extraño; se volvió muy desagradable y grosero, y prepotente, como si tratara de intimidar. Al final no es que sólo lo detestara, sino que no podía estar cerca de él, era un tipo extraño y negativo”.

Mill dice que todavía le resulta difícil hablar de Alcalá: “Se me revuelve el estómago... Lo que hizo este individuo es difícil de expresar, me atormenta".

Después del programa, Alcalá asesinó a otras dos personas. En junio de 1979, violó y mató a Jill Perenteau, de 21 años, en su apartament de Burbank.

“El acusado estranguló a la víctima hasta matarla usando un nylon. Se encontró sangre de Alcalá en el lugar, pues se cortó al salir por la ventana. Una análisis de sangre vinculó a Alcalá con el homicidio", según la fiscalía.

Aunque se presentaron cargos por el asesinato de Parenteau, el caso fue desestimado tras la condena por el caso Samsoe. En este caso, Alcalá abordó a la niña de 12 años en Huntington Beach y le pidió que posara para unas fotos. Después, la niña se fue en su bicicleta a una clase de baile, dijo el fiscal.

Pero no llegó. “El acusado la raptó y la asesinó y dejó su cuerpo cerca de Sierra Madre, en las ladera de las montañas San Gabriel”, informa el sitio de Internet de la fiscalía.

Alcalá fue declarado culpable del asesinato de Samsoe en 1980 y sentenciado a pena de muerte, pero la condena fue revocada por la Corte Suprema de California.

Un segundo juicio en 1986 volvió a condenarlo a la pena de muerte, pero la revocó una corte de apelaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras aguardaba un tercer juicio, las pruebas de adn vincularon a Alcalá con los asesinatos de Barcomb, Wixted y Lamb, con lo que fue declarado culpable de los cuatro asesinatos de Los Angeles, incluido el de Parenteau.

Cualquier persona que tenga información sobre las identidades de las mujeres y los niños de las fotografías encontradas en la bodega de Alcalá, pueden ponerse en contacto con la Policía de Huntington Beach en el teléfono 714-375-5066 o con la oficina del fiscal del distrito del condado Orange, en el 714-347-8492.

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×