El Día de la Tierra: de una oficina escolar a fenómeno global

-
  • A+A-
Por: Steve Almasy
Autor: Steve Almasy
(CNN) -

La mañana del 22 de abril de 1970, William Moomaw recibió una petición poco habitual.

Desde la oficina del decano del Williams College, llamaron al joven profesor para preguntarle si podían mandar a alguien para observar a sus estudiantes.

En una época de frecuentes protestas estudiantiles, las autoridades universitarias querían asegurarse de que el primer Día de la Tierra transcurría en paz.

"Creo que estaban un poco nerviosos con lo que estábamos haciendo", dijo Moomaw sobre su clase de ciencias medioambientales. "Era un contenido altamente emocional. La gente se indignaba con lo que aprendía sobre las cosas malas que le estaban pasando al medio ambiente entonces".

Después de terminar la clase, que trató sobre el peligro de los pesticidas, los 75 estudiantes se sumaron a una protesta en el campus de Williamstown, Massachusetts.

La mitad de los 2,000 estudiantes de esta pequeña universidad privada participaron en la marcha, una jornada a la que se sumaron miles de colegios y universidades de todo Estados Unidos.

"La gente estaba muy optimista (aquel día). Finalmente abordábamos otro tema que no se había tratado", explicó. "Había un sentimiento de que se podía hacer algo para cambiar las cosas. Una actitud muy distinta a la que se ve hoy".

1970 fue uno de los años más convulsos de la historia de Estados Unidos, en una época en la que crecía el descontento de muchos estadounidenses hacia el gobierno. El país libraba una guerra polémica en Vietnam y la invasión de Camboya desató más protestas estudiantiles y huelgas.

También aumentaba la desconfianza hacia las grandes empresas, a las que se veía más interesadas en los beneficios que en el medio ambiente. Los temas de contaminación y conservación de la ecología interesaban cada vez más.

Un interés que se despertó en 1962 con la publicación del libro de Rachel Carson "Silent Spring", sobre el peligro de los pesticidas y recibió un impulso con la fotografía de la Tierra que captó el Apolo 8 durante su órbita en 1968.

Esta imagen mostró la belleza del planeta desde una nueva perspectiva.

Un legislador quiso que el tema fuera el foco de atención nacional por un día. El "Día de la Tierra" fue idea de Gaylord Nelson, un senador de Wisconsin que lo propuso en un discurso en septiembre de 1969.

Nelson había sido activista del medio ambiente durante año y en 1963, después de asumir su cargo como senador, convenció al presidente Kennedy para hacer una gira por cinco estados promoviendo el tema de la conservación del medio ambiente.

Ni los medios ni el país le pusieron mucha atención, así que Nelson buscó otras formas de generar conciencia sobre la ecología. Después de visitar una zona dañada por un derrame de petróleo en 1969, se le ocurrió involucrar a los estudiantes de todo el país en un día de concienciación medioambiental.

Sugirió el 22 de abril, un miércoles, como el día ideal para hacerlo ya que, al ser entre semana, podrían participar más estudiantes, según nelsonearthday.net, un sitio de Internet que lleva el Instituto Nelson de Estudios Medioambientales.

Aquel primer "Día de la Tierra", Nelson, que entonces tenía 53 años, habló ante una gran multitud en Denver, Colorado. En su discurso, dijo que el movimiento ecologista era algo más que acabar con la lluvia ácida, limpiar los ríos o salvar las ballenas.

"Nuestro objetivo no es únicamente tener aire y agua limpios y paisajes bonitos. El objetivo es lograr un ambiente de decencia, calidad y respeto mutuo para todos los seres humanos y demás criaturas vivientes", dijo.

Unos 20 millones de personas participaron en el primer Día de la Tierra, según los organizadores, aunque posiblemente el número esté inflado.

Un especial de CBS News presentado por Walter Cronkite aquella noche lo describió como un "éxito mixto", ya que, aunque participó mucha gente, la mayoría eran "jóvenes, blancos y en su mayoría críticos de Nixon".

De todas formas, fue un día clave en el año en que comenzó el movimiento ecologista moderno. Poco después, aquel mismo año, el gobierno aprobó la ampliación de la Ley de Aire Limpio y creó la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

1970 supuso un gran cambio en la actitud de la sociedad hacia el planeta, y en los últimos 40 años la gente se ha sensibilizado más y más con el tema, afirmó la presidenta del grupo ambientalista Consejo Nacional para la Defensa de los Recursos, Frances Beinecke.

"La calidad ambiental y el derecho a ese medio ambiente de calidad se ha metido en la conciencia del estadounidense y es algo que todo el mundo espera, no sólo los activistas del movimiento ecologista", declaró Beinecke.

¿Han sido útiles 40 años del movimiento ecológico?

Moomaw, ahora profesor de Política Medioambiental Internacional en la Universidad Tufts, coincide. Dice que la salud del medio ambiente es mejor hoy que hace 40 años en muchos aspectos. Podemos tomar como ejemplo la calidad del aire de Los Angeles, que entonces era pésima. El nivel de ozono en el área era casi cinco veces mayor que el promedio nacional en 1970, según la EPA. En 2000, esos niveles se redujeron casi en 70 por ciento.

"Y cambiamos las leyes y las prácticas y las compras y la cosa mejoró", comentó Moomaw. "Creo que al principio se creía que la sociedad pondría en su sitio al gobierno y que harían lo correcto y salvaríamos el mundo. Creo que todos descubrimos por las malas que es más complicado de lo que parecía".

Según los ecologistas, ha habido un cambio sutil, de los días del activismo comunitario de la clase media a un movimiento social en el que la gente es consciente de las conexiones entre lo económico y la salud del planeta.

"La gente es más realista sobre la magnitud del desafío", manifestó Tom Athanasiou, director de EcoEquity, una organización que estudia el desarrollo de soluciones viables para el problema del cambio climático. "No vamos a poder lidiar con el clima olvidándonos de los pobres".

Para Athanasiou, es fundamental crear "trabajos verdes", sobre todo en países con un alto índice de desempleo, y buscar formas creativas de desarrollar una infraestructura que emita menos dióxido de carbono.

"Hay que dar a los pobres alternativas distintas a la de irse a los barrios bajos en las ciudades. Hay que darles otras opciones", dijo en referencia al movimiento de gente hacia las grandes ciudades contaminadas que se está dando en los países en desarrollo.

La clave es proporcionar bienes y servicios de una forma que no afecte al medio ambiente ni a la economía ni las estructuras sociales, dijo Moomaw.

"El cambio que ha ocurrido va más allá de la protección del medio ambiente. Ahora se habla de desarrollo sostenible", explicó.

Para Beinecke, una de las grandes diferencias con el año 1970 es la forma de enfocar la solución a los problemas del mundo. Ahora, tanto gobiernos, como empresas, como individuos deben asumir su papel para combatir el cambio climático con soluciones práctica que no sean demasiado caras, agregó.

El "Día de la Tierra" sigue teniendo su importancia, aunque haya cambiado el enfoque, dicen los expertos. Aunque ya no es una cuestión estudiantil, sigue siendo una gran oportunidad de enseñar sobre el tema a todos los sectores y de reforzar la conciencia medioambiental que ha adquirido esta generación.

Moomaw dice que las empresas no sólo participan en el "Día de la Tierra", sino que además están más preocupadas por la protección del medioambiente en general.

"Hay muchas más empresas que no sólo cumplen las leyes ambientales sino que van más allá", comentó. "Es un grupo impresionante de empresas que hacen cosas que marcan la diferencia. No creo que nadie se imaginara eso en 1970".

Entre esas corporaciones está DuPont, que ha tomado medidas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y para utilizar combustibles renovables, o IBM, que ha hecho un buen trabajo en este aspecto, dijo Moomaw.

"El Día de la Tierra sigue siendo un recordatorio nacional", señaló Beinecke.

"Empresas e individuos sienten la responsabilidad de pensar en el medio ambiente, y eso es muy importante".

Ahora ve