El Papa Benedicto XVI condena los matrimonios homosexuales

-
El Papa llega de visita a Malta
Benedicto XVI  El Papa llega de visita a Malta
/
FÁTIMA (CNN) -

Benedicto XVI condenó el jueves el matrimonio gay como una amenaza "insidiosa" a la sociedad, incentivando implícitamente a los portugueses a que trabajen contra una propuesta de ley que lo legalizaría.

El Papa hizo esta petición en la ciudad de Fátima, culminando su visita a un país en el que más del 90% de la población es oficialmente católica, en un día que comenzó con una misa a la que acudió hasta medio millón de personas.

En una intervención por la tarde ante trabajadores sociales y grupos católicos, el Pontífice alemán de 83 años dijo "apreciar profundamente" las iniciativas para defender "los valores esenciales y primordiales de la vida".

Entre estos valores citó "la familia, fundada sobre el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer", que es el modo en el que el Vaticano se refiere a su oposición al matrimonio gay.

Los fieles aplaudieron cuando dijo que el aborto - legalizado en Portugal desde el 2007 - y las amenazas al matrimonio heterosexual son "algunos de los retos más peligrosos e insidiosos que afronta hoy el bien común".

En enero, el Parlamento aprobó una ley del Gobierno socialista en minoría del primer ministro José Socrates que legalizaría las bodas entre personas del mismo sexo. El Gobierno rechazó las alternativas de la oposición de centroderecha para uniones civiles y un referéndum sobre este asunto.

El presidente de la república, Aníbal Cavaco Silva, está bajo una gran presión de la Iglesia y de grupos conservadores para que no ratifique la ley. Si la veta, el Parlamento podría superar el veto con otra votación.

El jueves, hasta medio millón de personas acudieron a recibir al Papa en uno de los santuarios más sagrados para los 1,200 millones de católicos del mundo. Los peregrinos acudieron en masa, desafiando la lluvia que cayó sobre el lugar donde la Iglesia cree que la Virgen se apareció a tres pobres niños pastores en 1917 y les dio tres mensajes en forma de visiones.

Los dos primeros se revelaron pronto y se referían a una predicción del estallido de la Segunda Guerra Mundial, una advertencia de que Rusia "extendería sus errores" por el mundo, y la necesidad de una conversión general a Dios y la necesidad de rezar.

El "tercer secreto" intrigó al mundo durante medio siglo, inspirando libros y cultos convencidos de que predecía el final del mundo. En 2000, el Vaticano dijo que predecía el intento de asesinato del Papa Juan Pablo II en 1981, un 13 de mayo, el mismo día de la primera aparición en 1917.

El viernes Benedicto XVI termina su viaje con una visita a Oporto.

Ahora ve
No te pierdas