Republicanos afirman que la Biblia apoya la represión contra los migrantes

Legisladores de los dos partidos en el Congreso de EU debatieron sobre cómo las Escrituras apoyan o rechazan la inmigración ilegal
Inmigrantes hispanos esperan el momento oportuno para cruzar la frontera de México con Estados Unidos
Inmigrantes rumbo a EU  Inmigrantes hispanos esperan el momento oportuno para cruzar la frontera de México con Estados Unidos  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
WASHINGTON (CNN) -

El Congreso de Estados Unidos abordó este miércoles el tema de la religión y la ética en el políticamente explosivo debate sobre la inmigración, sobre cómo algunos pasajes bíblicos y doctrinas de la iglesia están involucrados en la discusión de una reforma migratoria integral.

Los argumentos muestran una división filosófica sobre un tema que ha estado en el centro de la atención, sobre todo desde la aprobación de la ley de inmigración de Arizona, que criminaliza este tipo de actividad ilegal.

El debate se produjo durante una audiencia del subcomité Judicial de la Cámara, cuando Richard Land, líder de la Convención Bautista del Sur, el obispo Gerarld Kicanas de la Confederación de Obispos Católicos de Estados Unidos, Mathew Staver, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Liberty y James Edward Jr., investigador del Centro de Estudios de Inmigración, discutieron el tema.

“La inmigración es en última instancia, una cuestión humanitaria, ya que impacta en los derechos fundamentales y la dignidad de millones de personas y sus familias”, dijo Kicanas.

“Como tal, tiene implicaciones morales, especialmente en la forma en que afecta a la supervivencia y la vida decente de los seres humanos como nosotros…. Nuestro sistema de inmigración actual no cumple con la prueba moral de proteger los derechos y la dignidad de otra persona”.

Kicanas, que es obispo de la arquidiócesis de Tucson, Arizona, señaló que miles de mujeres, hombres y niños han muerto en el desierto durante la última década, tratando de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

La ley actual tiene que cambiar, dijo Kicanas. “Debido a un sistema que no funciona, las familias inmigrantes están siendo separadas. Los trabajadores migrantes son sujetos de explotación por parte de empleadores sin escrúpulos, y los que tratan de encontrar trabajo son víctimas de abusos por contrabandistas de personas".

La mayoría de los inmigrantes indocumentados no llegan con "propósitos nefastos", sino para volver a tener contacto con miembros de su familia o para encontrar trabajo.

“La doctrina de la Iglesia reconoce y defiende el derecho de una nación a proteger sus fronteras, (pero) en nuestra opinión, la mejor manera de asegurarla en el sur es a través de una reforma migratoria integral”.

Sin embargo, el representante de Texas, Lamas Smith -el republicano de más alto rango en el Comité Judicial-, citó en repetidas ocasiones pasajes de la Biblia para apoyar una represión contra la inmigración ilegal.

“La Biblia tiene numerosos pasajes que apoyan la imposición de la ley”, indicó. “Las Escrituras señalan claramente que Dios otorgó a las autoridades civiles el poder para preservar el orden, proteger a los ciudadanos y castigar a los malhechores”.

Smith citó, entre otras cosas, Romanos 13: "Toda persona está sujeta a las autoridades de gobierno".

También leyó un pasaje de Levítico: "Cuando un extraño se hospede con vosotros en vuestra tierra, no le harás mal." Lo que, sostuvo Smith, no implica que "los extranjeros puedan pasar por alto las leyes civiles para entrar en (el país), o que debamos pasar por alto cuando lo hagan".

"Los estadounidenses no necesitan arrepentirse por querer defender la ley”, dijo. "Un enfoque moral verdaderamente cristiano sería no aceptar a la inmigración ilegal, sino trabajar para terminar con ella".

El representante Luis Gutiérrez, demócrata de Illinois, sostuvo que el gobierno es fundamentalmente “un reflejo de lo que somos” y que por eso es necesario que haya distinciones entre los roles individuales y los gubernamentales.

“Concentrémonos en las familias (de los inmigrantes)”, ese es el centro del debate. “Centrémonos en los seres humanos”.

El representante republicano de Iowa, Steve King, se quejó de que para muchos defensores de la reforma, la única opción "bíblicamente aceptable... es que las fronteras estén abiertas."

"No me di cuenta de que la Biblia haya prohibido la aplicación de las leyes de inmigración y tampoco de en qué momento borró las fronteras, o prohibió a los líderes de una nación preocuparse más por la suerte y el bienestar de sus propios ciudadanos”.

King dijo que "en la tierra de la Biblia, los líderes de Israel de hoy han construido muros fronterizos para proteger a sus ciudadanos de terroristas o de personas que buscan trabajo ilegal por igual".

En primer lugar hay una "mayor y más inmediata" obligación moral de cuidar de los ciudadanos de Estados Unidos, dijo.

"Yo creo que el Congreso puede y debe elaborar un plan para sacar a los (inmigrantes ilegales) de las sombras. Cuanto más se retrase la acción, más grave será el problema."

La ley de Arizona es un "síntoma" y un "grito de ayuda... porque el gobierno federal no ha cumplido con su deber" para controlar la frontera, indicó Richard Land, líder de la Convención Bautista del Sur.

Ahora ve