Los inmigrantes en Estados Unidos usan poco los servicios sociales

Los residentes extranjeros en Estados Unidos no abusan de los servicios sociales como se cree en este país, reveló estudio
Inmigrantes disfrazados con banderas
inmigrantes-manifestacion  Inmigrantes disfrazados con banderas  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
(Notimex) -

Es falso que los inmigrantes que se mudan a Estados Unidos abusan de los programas sociales que ofrecen dinero a los desempleados o dan ayuda médica, reveló un estudio realizado por el Cato Institute, con sede en Washington.

Los inmigrantes van a Estados Unidos a trabajar y evitan o no pueden gozar de los beneficios de programas sociales porque no cumplen con una serie de requisitos que se les exigen, indicó el análisis dado a conocer en la publicación mensual del instituto dedicado a hacer investigaciones económicas.

Los resultados del estudio se contraponen a la creencia popular de que los inmigrantes van a Estados Unidos para obtener beneficios sociales, sostuvo el autor del mismo, Stuart Anderson, quien también es director del instituto.

En 1996 Estados Unidos llevó a cabo una reforma que aumentó los requisitos para acceder a los programas sociales, lo que disminuyó drásticamente el número de inmigrantes que tenían acceso a ellos, explica Anderson en el artículo.

La ayuda para la maternidad entre inmigrantes bajó un 60 % entre 1996 y 1999. La ayuda alimentaria y la asistencia médica para residentes extranjeros bajó un 15%, señala el estudio de Anderson.

El autor hizo una investigación previa –en colaboración con un editorialista del Wall Street Journal– en el que encontró que los estados con más inmigrantes son los que menos gastos tienen en programas sociales, entre ellos, Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Utah y Georgia.

El estudio concluye que los inmigrantes no representan una carga para los presupuestos federal y estatales de este país.

En Estados Unidos ha tomado fuerza el debate sobre la inmigración desde que el estado de Arizona aprobó una ley que considera como criminales a los inmigrantes ilegales.

Tanto en Estados Unidos como en el extranjero, la legislación ha despertado oposición y críticas entre algunos sectores así como apoyo y solidaridad entre otros.

Ahora ve