La chica austriaca secuestrada ocho años narra su experiencia en un libro

Natascha Kampush relata en un libro los detalles de los ocho años en los que convivió con su secuestrador
kampush
kampush  kampush
Thair Shaikh
Autor: Thair Shaikh
LONDRES (Reuters) -

Natascha Kampusch, la mujer austriaca que estuvo prisionera durante ocho años en un sótano, revela nuevos detalles de su terrible experiencia en una autobiografía.

En 3,096 días, Kampusch, secuestrada en 1998 a los 10 años mientras caminaba hacia la escuela, describe la relación que fomentó con su secuestrador, Wolfgang Priklopil, y las extrañas rutinas que tuvo que soportar para poder garantizar su supervivencia.

El relato, narrado en serie en el periódico Daily Mirror del Reino Unido, detalla cómo fue encerrada dentro de una jaula de concreto "sellada herméticamente", golpeada hasta 200 veces en una semana hasta escuchar su propia columna "chasquear", y cómo era "maniatada" a Priklopil mientras dormían juntos en la cama.

Kampusch escapó en agosto del 2006 a los 18 años y actualmente vive en Viena, Austria. Priklopil un ingeniero de 44 años, se suicidó poco después de su fuga.

Penguin, la editorial británica de la versión en inglés, emitió un comunicado en nombre de Kampusch: "Ahora, por primera vez, me siento lo suficientemente fuerte como para contar la historia completa de mi secuestro".

Kampusch describe a su captor: "A los 35 años, tenía facciones suaves y cabello castaño, cuidadosamente peinado. Solamente cuando lo observabas por un periodo prolongado de tiempo notabas los rasgos de locura al acecho debajo de su conservador exterior".

La mujer explica que durante su cautiverio fue encerrada en un bunker subterráneo que al principio estaba equipado únicamente con una cama, un inodoro y un lavabo.

También recuerda su primera noche de encierro. "Le pedí que me metiera a la cama y me contara un cuento para dormir", escribe, "incluso le pedí un beso de buenas noches. Cualquier cosa para mantener la ilusión de normalidad. Y él me siguió el juego".

Kampusch, actualmente de 22 años, también describe la forma en que Priklopil la amenazaba: "Si no te portas bien, voy a tener que amarrarte".

"Me dijo que mis padres habían rehusado a pagar el rescate, 'tus padres no te quieren para nada… no te quieren de regreso… están contentos de haberse librado de ti'".

También describe los juegos psicológicos que jugaba con ella. "En todas sus visitas me platicaba de las personas que supuestamente ordenaron mi secuestro y venía, y me tomaba fotos y hacía otras cosas también. Viví en constante temor de que en cualquier momento una horda de hombres malvados vinieran y me atacaran".

"Y, por supuesto, mi temor por los verdaderos 'secuestradores' me hizo ver al hombre que me había secuestrado mas bondadoso y cordial".

Algunos psicólogos describen ésta relación como el Síndrome de Estocolmo, un estado psicológico en donde la víctima de un secuestro se identifica con su secuestrador y establece lazos con él.

Kampusch dice que Prikolpil le ordenó llamarlo "maestro" o "amo" y arrodillarse en frente a él. También la obligó a rasurarse todo el cabello y a trabajar semidesnuda como una esclava doméstica, llevándola a reiterados intentos de suicidio.

Desde su liberación, Kampusch se ha convertido en una celebridad, con apariciones en programas de televisión de todo el mundo, y presentó por un tiempo un programa de televisión en Austria en 2007.

Un vocero de Penguin dijo a CNN: "Ésta es su primera autobiografía y el relato más detallado de su vida en cautiverio".

La versión en inglés de la autobiografía se publicará el 13 de septiembre en el Reino Unido.

Ahora ve
No te pierdas