La primera santa australiana delató a un sacerdote pederasta

La monja Mary MacKillop fue excomulgada en el siglo XIX luego de denunciar a un sacerdote pederasta
Monja Australia
Monja Australia  Monja Australia
Richard Allen Greene
Autor: Richard Allen Greene
(Reuters) -

Los católicos en Australia festejan que tienen una primera santa. El papa Benedicto XVI canonizó este domingo a una monja del siglo XIX que en su tiempo fue excomulgada por denunciar los abusos de un sacerdote pederasta.

Mary MacKillop cofundadora de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón en 1867, fue reconocida por ser la primera monja australiana en dejar las ciudades y atender a la población rural en condiciones de pobreza.

Monjas de su congregación tienen pruebas de que un sacerdote se dedicaba a "conducta escandalosa", según el reverendo Paul Gardiner, quien ha pasado décadas investigando la vida de MacKillop.

Las monjas informaban al reverendo Julian Woods, primer mentor espiritual de MacKillop y cofundador de las Hermanas de San José.

Woods, a su vez reportó el abuso a las autoridades de la iglesia, dando como resultado que el sacerdote Ambrose Patrick Keating fue enviado de vuelta a Irlanda desde Kapunda, Australia.

Pero los amigos de Keating "se molestaron con el padre Woods y pensaron que la mejor manera de tener contacto con (Keating) sería a través de Mary", dijo Claire Larkin, el presidente del Centro de Mary MacKillop en Penola, Australia.

"Ellos dijeron muchas mentiras al obispo", quien excomulgó a MacKillop y toda la orden en 1871, comentó.

El obispo James Quinn revocó la excomunión cinco meses más tarde, en su lecho de muerte, detalla la biografía de Mary MacKillop.

Los líderes católicos locales tuvieron que luchar durante décadas para tener el control de la orden fundada por MacKillop.

La orden creció hasta incluir a 300 monjas en Australia y Nueva Zelanda en 1891, dice en su sitio web, y ahora tiene cerca de 1,200 miembros.

MacKillop murió en 1909 y fue beatificada por el Papa Juan Pablo II en 1995.

La iglesia católica obtuvo los créditos por curar milagrosamente a una mujer llamada, Kathleen Evans, enferma de cáncer.

La mujer llevó una prenda de vestir de MacKillop y le pidió a su familia y amigos orar por la monja para intervenir con Dios en su nombre.

Su cáncer desapareció, dijo Evans en un comunicado.

El papa Benedicto XVI reconoció la curación como un milagro en diciembre de 2009, y anunció dos meses después de que MacKillop sería canonizada.

El Papa elogió su "ejemplo de coraje y santo celo de la perseverancia y la oración", dijo el pontífice durante la canonización de este domingo.

Unas 4,000 personas asistieron a una misa al aire libre el domingo para celebrar la canonización en Penola, donde comenzó su ministerio.

"Es muy emocionante, hemos tenido un día maravilloso", dijo Larkin de Penola.

"Ha sido un largo viaje" a la santidad, agregó. "Su sueño empezó en un pueblo pequeño del país".

Los otros beatos que han sido canonizados son:

  • Stanislaw Kazimierczyk Soltys, polaco
  • Andr (Alfred) Bessete, canadiense
  • Giulia Salzano italiana y religiosa
  • Battista Camilla Da Varano, religiosa italiana de la Orden de Santa Clara
  • Madre Cándida Maria de Jesús Cipitria y Barriola, una religiosa española nacida en Guipúzcoa y fundadora de las Hijas de Jesús
Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×