Inundaciones en Australia fuerzan evacuaciones y bajan exportaciones

Las inundaciones han afectado a unas 200,000 personas y provocado evacuaciones forzadas
inundaciones
australia  inundaciones
/
| Otra fuente: Reuters
ROCKHAMPTON, Australia (CNN) -

Las inundaciones cedían terreno en la principal región carbonífera de Australia, permitiendo a algunas minas reanudar la producción aunque la mayoría permanecía inactiva, mientras las aguas afectaban a unas 200,000 personas y provocaron la evacuación de ciudades.

Las inundaciones sumergieron o interrumpieron la rutina de un área equivalente a Francia y Alemania juntas, según la jefa del estado de Queensland, y más personas se vieron obligadas a evacuar sus hogares este martes, mientras residentes de regiones corriente abajo se preparaban para la crecida de las aguas.

La oficina meteorológica declaró alertas de inundación para siete sistemas fluviales en Queensland, con las lluvias de monzón pronosticadas para el norte tropical del estado y tormentas eléctricas en el sudeste.

El estado es el mayor exportador mundial de carbón utilizado en acererías y las aguas virtualmente paralizaron la producción y envíos de cargamentos, empujando los precios del carbón al alza en todo el mundo.

El Consejo de Recursos de Queensland dijo que tomará hasta la próxima semana determinar cuándo se normalizarán las exportaciones.

"Este es un drama de tres partes: primero la producción minera debe reanudarse, luego el transporte y luego los puertos", dijo un portavoz del consejo.

Muchos mineros enviados a sus hogares para proteger a sus familias y casas limpiaban sus propiedades con el retroceso de las aguas, mientras otros no pudieron regresar a las minas porque las líneas férreas y caminos seguían inundados.

El alcalde de Rockhampton, una ciudad de 75,000 habitantes que se encuentra rodeada por el agua y está prácticamente aislada del resto del país, advirtió a los residentes que quedan al menos otros 10 días antes de que las aguas retrocedan significativamente.

"Veremos importantes inundaciones por gran parte de otras dos semanas", declaró el alcalde Brad Carter.

La Oficina de Meteorología indicó que las inundaciones en la cuenca de Bowen en Queensland "están ciertamente remitiendo, pero aún son importantes", y añadió que el punto álgido de la inundación se había trasladado a la ciudad de Emerald, atravesando la zona minera.

Australia exporta más de la mitad del carbón de coque mundial, que es vital para los fabricantes de acero, especialmente en países asiáticos como la floreciente China.

MINAS AFECTADAS

Wesfarmers dijo que estaba reanudando la producción en su mina de Curragh, en la cuenca de Bowen, conforme bajaban las aguas, pero que seguía la fuerza mayor para las exportaciones y que precisaría hasta principios de febrero para volver a la producción normal.

"Ha sido una inundación que nunca hemos visto antes en la región y menos en la vida de la mina Curragh", dijo el director gerente de Wesfarmers, Stewart Butel. "Se prevé que haga falta algún tiempo antes de que el río vuelva a sus niveles normales", agregó.

Las minas de carbón, con una capacidad anual de más de 90 millones de toneladas, están bajo causas de fuerza mayor, que exime a las compañías de sus obligaciones contractuales, lo que llevó a una subida del precio a largo plazo del carbón de coque y termal.

Los precios del carbón de coque subieron cerca de un 10 por ciento en un mes y se prevé que se eleven fuertemente cuando los australianos busquen nuevos suministros para cubrir la producción perdida en las inundaciones.

La presión por encontrar carbón podría elevar los precios a cerca de 300 dólares la tonelada en las próximas semanas.

Una situación similar sólo se dio cuando las carboníferas australianas se inundaron en el 2008, favoreciendo a productores no australianos como la indonesia PT Borneo Lumbung Energi y la estadounidense Consol Energy, cuyas acciones subieron fuertemente.

La inundación de líneas ferroviarias ha interrumpido el transporte de carbón al puerto de Gladstone, donde los barcos llevan días en espera para cargar el material con destino a Asia.

El Consejo de Recursos de Queensland dijo que Gladstone apenas tenía reservas para tres días de exportación.

El Consejo dijo que las inundaciones le han costado a la industria carbonífera del estado un estimado de 1,000 millones de dólares en producción.

"Es muy difícil ser preciso en esto, pero un estimado inicial del impacto de las inundaciones en la producción y la demanda podría ser 0,4 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB)", comentó Helen Kevans, una economista de J.P. Morgan.

El extenso daño a los cultivos en Queensland también podría empujar al alza los precios de la fruta, vegetales y productos lácteos, añadiendo quizá aproximadamente 0,3 puntos porcentuales a la inflación este trimestre, explicó Kevans.

Localidades río abajo de Rockhampton se preparaban para el impacto de las inundaciones, y los habitantes construían fosos alrededor de sus casas con la esperanza de frenar las aguas.

"No estoy seguro de cuán altos serán, tal vez un metro y medio, dos metros. Se hacen alrededor de las casas, por lo que parece una casa rodeada de una muralla de un castillo", comentó Graham Nosse, residente de St. George.

Ahora ve
La exfiscal venezolana Luisa Ortega está bajo protección de Colombia
No te pierdas
×