El ciclón ‘Yasi’ amenaza al estado de Queensland, en Australia

Los meteorólogos prevén que <i>Yasi</i> toque tierra el miércoles; lo consideran el más grande en su tipo en las generaciones recientes
queensland-tesoros
queensland-tesoros  queensland-tesoros  (Foto: )
Autor: Bryony Jones | Otra fuente: CNN

Un enorme ciclón tropical se acerca hacia el estado de Queensland, en Australia, y ha cobrado fuerza hasta llegar a la categoría 5 –la mayor en el sistema de clasificación australiano–, lo que lo hace “el más amenazador registrado en las generaciones recientes”, de acuerdo con los meteorólogos.

El ciclón tropical Yasi posee vientos superiores a los 183 kilómetros por hora y se espera que mantenga esa intensidad hasta que toque tierra en el noreste de Queensland por la tarde o la noche del miércoles (hora local), indicó la Oficina Australiana de Meteorología.

Yasi representa una amenaza de más devastación para Queensland, que ya se ha visto afectado por intensas inundaciones en las semanas recientes.

Yasi supone una amenaza extremadamente seria para la vida y la propiedad en el área bajo amenaza, especialmente entre Port Douglas y Townsville. Este impacto puede ser el más amenazador registrado en generaciones recientes”, indicó la dependencia australiana en su sitio web.

Cientos de pacientes han sido evacuados de los hospitales en el pueblo de Cairns, en el norte de Queensland, y los residentes han sido exhortados a dejar sus vivienda a medida que Yasi se acerca.

Se prevé que el ciclón toque tierra entre Cairns e Innisfail.

Los expertos dicen que traerá consigo lluvias torrenciales y elevará el nivel del agua hasta dos metros por encima de lo usual, inundando las zonas bajas a lo largo de la costera.

El vicecomisionado de la policía de Queensland, Ian Stewart, advirtió que el estado encara “uno de los más significativos eventos climáticos” en la historia.

“Esta es una tormenta que amenaza la vida, y la gente necesita comprender que tiene una última oportunidad para evacuar el lugar por su cuenta”, dijo. “En las horas siguientes, la gente necesita tomar sus últimas precauciones para resguardarse o evacuar”.

La gobernadora Anna Bligh urgió a los residentes de áreas amenazadas a tomar las medidas necesarias y quedarse en edificios cuando el ciclón llegue.

“Evitar la pérdida de vidas y heridas serias depende de que la gente sea sensible, escuche las advertencias, tome los consejos y no considere esto como un evento cualquiera”, dijo. “Será una demostración del poder de la naturaleza, pero no será algo que quieras salir a ver”.

Más de 250 pacientes –incluidos bebés prematuros, aquellos en cuidados intensivos y bajo diálisis– son transportados por aire a centros médicos en Brisbane, para ser atendidos después de que la tormenta obligó al cierre de dos hospitales en Cairns.

“Entendemos que esto causará ansiedad, pero esto sólo se hace para que las personas muy enfermas, muy vulnerables, estén en los lugares más seguros”, dijo Bligh.

Más de 20 personas murieron y miles de hogares resultaron dañados a causa de las inundaciones que cubrieron Queensland en enero, afectando a 3.1 millones de personas.

La primera ministra, Julia Gillard, anunció un impuesto para ayudar a paga los 5.58 miles de millones de dólares estadounidenses en daños.

Jason Hanna contribuyó a este reporte.

Ahora ve
No te pierdas