La escasez de recursos hizo a Japón dependiente de la energía nuclear

La escasez de recursos para generar energía, llevaron a Japón a olvidar lo vivido en Hiroshima; sin embargo, aprendió otras lecciones
Japón - experto - planta nuclear
Japón - experto - planta nuclear  Japón - experto - planta nuclear
Wayne Drash
Autor: Wayne Drash
(Reuters) -

Japón tiene más de 50 plantas nucleares y planea construir dos docenas más hacia 2030, de acuerdo con un profesor que ha escrito sobre la energía japonesa y sus políticas de seguridad.

Japón depende del poder nuclear debido a la falta de recursos para crear otras formas de energía. CNN.com habló con Richard J. Samuels, director del Centro de Estudios Internacionales del MIT.

A continuación la transcripción de la conversación:

Pregunta: ¿Por qué Japón volteó tan fácilmente a la energía nuclear cuando el país sufrió los terribles efectos de las radiaciones tras ser bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial?

Samuels: Es una buena pregunta, pero es justamente bastante fácil de responder. A pesar de esa historia, Japón es tiene escasos recursos y fue esa pobreza de recursos la que hizo a un lado su desagradable historia con la radiación nuclear. Es decir, Japón sabía que necesitaría más recursos si quería transformarse en una potencia mundial. No tenía petróleo, se estaba quedando sin carbón y no había gas natural licuado en la década de los 50s.

Pregunta: ¿Las plantas de energía nuclear están relacionados con los esfuerzos de reconstrucción de Estados Unidos en ese país tras la Segunda Guerra Mundial?

Samuels: No, eso viene de un poco después. En 1954, cuando el Programa  Átomos para la Paz estaba en ascenso, la economía japonesa ya había sido reconstruida. Gracias en parte a la Guerra de Corea y la demanda de maquinaria pesada para el ejército de Estados Unidos, mucha de la industria japonesa había vuelto a la línea del acero y la construcción naval. Esto condujo a un crecimiento de alta velocidad, que realmente despegó en la década de los 60s, exactamente en el mismo momento en el que la energía nuclear japonesa entró en línea.

Pregunta: ¿Qué tipo de consideraciones se tomaron en cuenta en esos primeros años sobre la construcción de plantas nucleares en una zona de terremotos fuertes?

Samuels: Desde el principio se reconoció que había un riesgo y los ingenieros eran conscientes de los peligros en ese momento. Pero la sed de energía y un optimismo general sobre la tecnología rebasaron sus preocupaciones. 

Pregunta: ¿Cuántas plantas nucleares hay en Japón?

Samuels: Hay 54. Eso significa que es el número 2 en el mundo después de Francia en términos del porcentaje de suministro de energía eléctrica. Y las más recientes leyes básicas de energía en Japón tienen una consigna: "lo nuclear, primero".  Según estas directrices, se construirían más de dos docenas de plantas antes de 2030. No me puedo imaginar que estos planes fueran operativos en este momento.

Pregunta: ¿Qué más debería saber la gente sobre las plantas nucleares de ese país?

Samuels: La causa de mayor preocupación es, probablemente, el Programa de  Reproducción Rápida de Reactores. El RRR se adoptó sobre la base de un deseo japonés de "cerrar el círculo del combustible". Japón es, después de todo, movido por una ideología de pobreza de recursos. Así que la perspectiva de la autosuficiencia en materia de energía -en la forma de la reproducción rápida de reactores- se convirtió en el Santo Grial.

Esto fue adoptado como política nacional a pesar del uso de combustible de plutonio, y a pesar de los riesgos de desviación. También existe la preocupación de que los vecinos de Japón podrían ver su programa RRR como un acceso directo al de armas nucleares. Los franceses y los estadounidenses han abandonado este programa.

Pero Japón siguió adelante y ha habido accidentes.

Pregunta: Ha habido varios accidentes en las últimas dos décadas relacionados con centrales nucleares japonesas, incluidas las denuncias de encubrimiento. Háblenos de ellos.

Samuels: Digamos que el sistema regulador japoneses no se absuelve bien a sí mismo en los primeros casos.

Usted se da cuenta de una marcada diferencia entre esta crisis y la forma en que respondieron al terremoto anterior, y que han aprendido del terremoto de 1995 en Kobe sobre cómo responder y cómo aceptar ayuda del exterior. Y uno sólo puede esperar que se hayan movido en la dirección de mejorar el sistema de regulación nuclear en Japón.

En Kobe no lograron movilizar a sus militares de una manera oportuna. Se negaron a aceptar la ayuda extranjera. Siguieron regulaciones tontas sobre el tipo de medicamentos que podían ser distribuidos. Simplemente fallaron los esfuerzos de búsqueda y rescate. Muchas personas atribuyen una parte de las más de 6,000 muertes por el desastre a la ineptitud del gobierno japonés.

Es importante destacar que nadie está haciendo esas acusaciones en este momento. El gobierno fue muy rápido para movilizar las tropas. De hecho, esta es la más grande movilización de las fuerzas japonesas desde la Segunda Guerra Mundial. Hay 100,000 soldados desplegados en este momento. Esto es enorme e importante. ¿Cuántas vidas se pueden salvar de una catástrofe de esta magnitud?  No lo sé. Pero sin duda es una respuesta diferente a la que vimos hace 16 años.

Ahora ve
No te pierdas