La primera dama de Guatemala se divorcia para "casarse" con el pueblo

Sandra Torres, esposa del presidente Álvaro Colom, espera consumar su 'matrimonio' con los guatemaltecos en los comicios de septiembre
Esposa de Guatemala
Esposa de Guatemala  Esposa de Guatemala
(Reuters) -

La aún primera dama de Guatemala, Sandra Torres, justificó este jueves su polémica decisión de divorciarse del presidente del país, Álvaro Colom, con el argumento de que lo hace para poder "casarse" con el pueblo, algo que espera pueda consumarse en las elecciones generales de septiembre próximo.

"Me estoy divorciando del presidente para casarme con el pueblo, con la gente de Guatemala", dijo Torres a los periodistas, durante su primera comparecencia pública después de que el pasado lunes se conociera sobre su separación legal del mandatario, paso indispensable para que pueda optar por la Presidencia del país.

El divorcio de la pareja presidencial ha generado una gran polémica en Guatemala, con duras críticas por parte de diversos sectores de la sociedad que califican la situación de inmoral.

"El que no tiene pecado, que tire la primera piedra", respondió Torres a sus críticos, a quienes exigió "respeto como mujer, como madre y como guatemalteca".

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, máster en políticas públicas y artífice de los programas sociales de combate a la pobreza promovidos durante la administración de Colom, Torres se ufanó de ser la primera guatemalteca en tomar esa decisión de separarse del presidente para poder optar al gobierno.

"No soy ni la primera ni la última mujer que se divorcia en este país, pero sí la primera que se divorcia por Guatemala", señaló al asegurar que la decisión fue tomada "por consenso" con el mandatario el mismo día en que aceptó ser la candidata presidencial del oficialista partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Con la voz recortada por un conato de llanto que no llegó a ser, la primera dama de este país centroamericano aseguró que el amor que siente por Colom "es grande y sólido", pero justificó que su "amor por el país es ilimitado".

El sacrificio de la separación, reiteró, lo hace "por la gente pobre de Guatemala", para que sigan beneficiándose de los programas de combate a la pobreza que, aseguró, fortalecerá en un virtual gobierno suyo.

La estrategia de la pareja presidencial busca superar el escollo constitucional que prohíbe a los parientes del presidente en funciones ser candidatos a la primera magistratura.

Torres de Colom se ubica segunda en las encuestas de intención de voto con el 11.1%, muy por detrás del opositor Otto Pérez Molina, candidato por el derechista Partido Patriota (PP), que acapara el 42.9%.

Con la decisión de divorciarse para que la primera dama pueda participar en las elecciones, los Colom escriben una polémica página en la historia política de América Latina en donde no se recuerda un hecho similar.

Colom y Torres presentaron el pasado 11 de marzo ante el Juzgado Segundo de Familia de la capital guatemalteca una demanda de "divorcio de mutuo acuerdo", cuya existencia fue revelada el pasado lunes al público.

La demanda ya fue admitida para su trámite y se prevé sea resuelta de forma definitiva en los próximos días.

El divorcio de los Colom ha sido objeto de fuertes críticas de parte de grupos conservadores de la sociedad guatemalteca y de los partidos de oposición que los acusan de "inmorales" por "atentar contra la institución de la familia por un interés personal y político".

Ahora ve
No te pierdas