El 'Informe de Derechos Humanos' ve "cambios drásticos" en Medio Oriente

El 'Informe de Derechos Humanos 2010' manifiesta los "cambios drásticos" en las condiciones de las zonas en conflicto del mundo árabe
EU - China - protestas - derechos humanos
EU - China - protestas - derechos humanos  (Foto: EFE, )
  • A+A-
Por: Jill Dougherty
Autor: Jill Dougherty
WASHINGTON (CNN) -

La última evaluación del Informe de los Derechos Humanos 2010 realizado por Estados Unidos es crítica con los gobiernos de Medio Oriente, incluyendo a aliados como Arabia Saudita y Bahrein, también añade que tomará “años” entender el impacto de la ola de protestas en la región. 

Con una amplia introducción en el documento, el Departamento de Estado de EU indica que “como se está publicando este reporte tres meses luego del inicio de año… nuestra perspectiva en algunos asuntos es distinta debido a los cambios dramáticos en los países del Medio Oriente en 2011”.

“En estos momentos”, asegura, “no podemos predecir el resultado de estos cambios, no sabremos las consecuencias en los próximos años”.

El detallado informe reporta la crónica de las condiciones de los derechos humanos en 194 países, sin embargo se enfoca en los acontecimientos del Medio Oriente y el norte de África.

Un “rápido análisis” de la región no es posible, simplemente porque las dinámicas internas de cada país son diferentes, explica.

“Las demandas son profundas, han crecido dentro de cada nación, y son lideradas por activistas, muchos de ellos jóvenes. Estos ciudadanos están buscando construir democracias sustentables en sus países con gobiernos que respeten los derechos humanos universales de su propia gente. Si triunfan, la región del Medio Oriente, y con esto el mundo entero, mejorará”.

El aude de la iniciativa popular

El Informe de Derechos Humanos del 2010 enumera tres tendencias que afectan los derechos humanos en el mundo.

La primera es el “crecimiento explosivo” de organizaciones no gubernamentales dedicadas a promover la democracia y los derechos humanos, y sus causas. “En muchos países, las organizaciones civiles han sido creadas a pesar de las circunstancias y sólo porque los activistas fueron capaces de encarar riesgos personales”, precisa.

En los últimos años, más de 90 gobiernos han buscado aprobar leyes restrictivas y regulaciones que obstaculizan las labores de organizaciones, de registrar, operar libremente y recibir financiamiento internacional.

La segunda tendencia es la explosión de las tecnologías como el internet y los teléfonos móviles. En Egipto y Túnez, describe el informe, “si bien es cierto que fue el coraje de la gente lo que llevó a la revolución, el impacto de las nuevas tecnologías, además del poder de la televisión y de las transmisiones de programas por internet, y el uso de los teléfonos móviles, sin duda amplió lo que los ciudadanos pueden lograr”.

Más de 40 gobiernos, explica el informe, están en estos momentos usando una combinación de restricciones regulatorias, controles técnicos para entrar a internet y tecnologías designadas exclusivamente para reprimir la libertad de expresión, lo cual infringe la privacidad personal.

En China, por ejemplo, blogueros y programadores han sido arrestados y enfrentan cargos por “derribar el poder del Estado” y por retuitear un artículo o por operar una página web.

La tercera tendencia, una negativa según el Departamento de Estado, es la escalada de violencia, persecución y discriminación oficial en contra de miembros de grupos vulnerables, tales como raciales, religiosos y minorías étnicas. La discriminación se extiende a mujeres, niños, personas con discapacidades, homosexuales, lesbianas, bisexuales y personas transexuales.

“En Uganda, la intimidación y el acoso a individuos de la comunidad homosexual ha empeorado durante los años”, dice, “y algunos gobiernos y líderes religiosos han amenazado a la comunidad homosexual. Honduras vivió un aumento en los asesinados de comunidades homosexuales por individuos aún desconocidos”.

Ahora ve