Dos atentados con decenas de muertos y heridos estremecen a Noruega

Un hombre noruego de 32 años fue detenido por la policía después de los dos ataques que estremecieron al pacífico país
/
(Reuters) -

Un hombre noruego de 32 años fue detenido por la policía después de los dos ataques que estremecieron este viernes a Noruega y que mataron a por lo menos 92 personas, informó la policía, y agregó que ambos sucesos están relacionados.

El primer ataque ocurrió cuando una bomba estalló en el centro de la ciudad de Oslo, y el segundo sucedió en el campamento de la juventud del partido gobernante Laborista, en una isla fuera de la capital.

Al menos siete personas murieron en Oslo y 85 más fueron asesinadas en la isla de Utoya, a unos 20 kilómetros de Oslo, dijeron las autoridades. 

En total, 90 personas fueron hospitalizadas como resultado de la explosión en Oslo, dijo Erik Hansen, portavoz del alcalde de Oslo, Fabian Stang. Muchas personas de la tercera edad resultaron afectadas en sus viviendas, y buscan dónde permanecer temporalmente, añadió el funcionario.

El portavoz de la policía Are Frykholm dijo a CNN que el hombre detenido en la isla parecía corresponder a la descripción de una persona que había sido vista cerca de los edificios del gobierno, poco antes de que estallara una bomba.

El hombre llevaba un emblema de la policía en su suéter azul, pero aclaró que él no trabaja para la policía, dijo Frykholm.

El primer ministro, cuya oficina fue gravemente dañada por la explosión en Oslo, se dirigía al campamento del partido Laborista la isla de Utoya, donde por lo menos 700 personas se encontraban en el lugar.

Algunos testigos indicaron que el hombre llegó el viernes en el barco de los visitantes a través de un ferry y dijo a los asistentes al campamento que estaba llevando un control de seguridad, indicó a CNN el integrante del partido Laborista, Bjorn Jarle Roberg-Larsen.       

“Después de unos minutos, tomó una pistola y comenzó a disparar a la gente”, agregó Roberg-Larsen. “El pánico se desató y la gente trataba de salvar su vida, algunos se lanzaron al agua y trataron de nadar a la orilla”.

Otros se refugiaron en cuevas o en los arbustos o se trepaban en los árboles. “Y se fue detrás de ellos”, dijo el miembro del partido. “Desafortunadamente, muchas personas están heridas y también un montón de personas murieron”.

El jefe de la policía nacional, Sveinung Sponheim, dijo a la prensa en Oslo que la pistola era un arma automática y que se encontraron explosivos sin detonar en la isla después del tiroteo.

Los asistentes al campamento del partido Laborista eran en su mayoría jóvenes, entre las edades de 16 y 22 años, aunque algunos solo tenían 13 años y otros fluctuaban entre los 30 años, detalló Roberg-Larsen que tenía previsto asistir al campamento.

Aunque las cifras de las víctimas no están todavía claras, Roberg-Larsen señaló que en el hospital más cercano estaban solicitando donadores de sangre.

"Es un mal día para Noruega”, afirmó. “Nunca hemos tenido ningún ataque terrorista en el suelo noruego. Hoy en día, hemos tenido dos. Así que la gente está totalmente sorprendida”.

Ahora ve
No te pierdas