La venta de casas, una realidad en puerta en la Cuba comunista

La nueva ley autoriza la venta de casas pero no la acumulación de riquezas; muchos cubanos ya han comenzado a anunciarse en internet
Cuba - anuncios de casa
Cuba - anuncios de casa  Cuba - anuncios de casa  (Foto: )
  • A+A-
Por: Shasta Darlington
Autor: Shasta Darlington
LA HABANA (CNN) -

Olivia Sersute y su hermana han compartido la misma casa, en el primer piso de una descolorida mansión de La Habana, desde que eran niñas y aún hasta después de casarse y tener hijos.

No tenían mucha opción. En la teoría, los cubanos poseen sus propias casas, pero no les permiten venderlas.

"Somos felices aquí", dijo Sersute a CNN, mientras se paseaba por el departamento escasamente decorado. "El problema son los niños. Ellos tiene ahora 20, y quieren sus propios cuartos. Ellos quieren privacidad".

Su familia ha comenzado el proceso largo y burocrático de una casa “swap”  o "de cambio", la única opción legal en Cuba para aquellos que quieren mudarse.

Esto está a punto de cambiar. Esta semana, la Asamblea Nacional de Cuba aprobó un plan para decretar una nueva ley que permite la venta de bienes inmuebles, que fue prohibida después de la revolución de 1959 de Fidel Castro.

Se espera que la legislación entre en el efecto hacia finales de año, como parte de una revisión de la estancada economía  de Cuba.

Los dueños necesitarán tan sólo la aprobación de un notario para comprar o vender una casa y pagarán los impuestos por la transacción.

¿Quiere vender su casa?, ¿quiere hacer una transacción o donarla? La ley le proporcionará ese derecho. No necesitará ir al Ministerio de Vivienda y pedirle permiso a alguien”, aseguró ante la Asamblea el hombre clave en las reformas económicas, Marino Murillo.

Muchos cubanos han ya empezado a anunciar sus casas en venta a través del sitio: www.revolico.com, una especia de versión cubana de Craiglist, la cual a menudo es bloqueada en la isla.

Cuba tiene una población de 11 millones y un estimado de cerca de 500,000 casas. No es nada inusual encontrar tres o cuatro generaciones hacinadas en un pequeño departamento o parejas divorciadas viviendo bajo el mismo techo.

En La Habana, los cubanos se reúnen cada sábado en un improvisado tianguis de bienes inmuebles.

Con papel y pluma en mano, ellos leen anuncios colocados en los árboles y las cartulinas escritas a mano colocadas por “agentes” de bienes raíces.

Aunque todavía es ilegal, grandes sumas de dinero se pagan “bajo la mesa” para cuadrar acuerdos y acelerar trámites de la burocracia oficial. Tantas como 6 o 7 propiedades pueden estar involucradas en estos complicados intercambios.

“En Cuba, sabemos cómo vivir dentro de la ley y fuera de los márgenes de la ley”, dijo Ángel García, un intermediario que ayuda a compradores encontrar vendedores.

Teresa busca un lugar más grande para vivir porque su pequeña casa de huéspedes ha tenido éxito. Cree que la nueva ley hará más sencillo todo. “Esto ayudará a quitarnos de encima la burocracia”, manifestó.

El presidente Raúl Castro ha dicho que la acumulación de riqueza no será permitida.

Los cubanos sólo tienen permitido tener una casa y los cubanos-estadounidenses pueden enviar remesas a sus familiares para hacerse de una propiedad, pero éstas no podrán estar a nombre de los que viven en Estados Unidos.

Olivia Sersute dice que ella y su hermana seguirán buscando dos cómodos departamentos para cambiarlos por su casa.

Todo de lo que tenemos conocimiento es del “swap”, dijo. “No tengo tiempo para pensar en estas todas esas modernizaciones (refiriéndose a las reformas), ya que todavía no han ocurrido”.

Ahora ve