Las fuerzas de seguridad de Bahrein deberán rendir cuentas por abusos

Una investigación independiente concluyó que las fuerzas de seguridad violentaron los derechos humanos de los detenidos en las protestas
protesa en la plaza Pearl
bahrein-protesta  protesa en la plaza Pearl  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

Las fuerzas de seguridad de Bahrein hicieron uso excesivo de la fuerza y de la tortura contra los detenidos durante las protestas realizadas en el país a principios de año, concluyó una investigación independiente.

El maltrato contra los detenidos incluye golpes, amenazas de violación y electrocutación, concluyó la comisión encargada de la indagatoria.

Los arrestados también sufrieron tortura física y psicológica, en un intento para obtener información, o castigarlos, indicó el presiente de la comisión Mahmoud Cherif Bassiouni.

Todos los involucrados en los abusos a derechos humanos deberán rendir cuentas, sin importar el cargo que ejerzan o su posición al interior del Ejército o del gobierno, aseguró Bassiouni. Según el reporte, 30 civiles y cinco miembros de las fuerzas de seguridad fueron asesinados durante febrero y marzo.

Pero grupos de la oposición aseguran que más de 1,000 personas —sobre todo chiíes—han sido detenidos por su presunta participación en las manifestaciones.

Bahrein deberá crear un órgano independiente para investigar las denuncias de asesinatos y tortura durante las protestas a favor de la democracia que se llevaron a cabo en este año, recomendó este miércoles la comisión investigadora.

El rey de Bahrein, Hamad bin Isa bin Salman Al Khalifa, prometió que en el futuro se harían respetar los derechos humanos, tras haber recibido el reporte de la comisión sobre los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad.

"Estamos decididos, si Dios quiere, a asegurarnos de que los acontecimientos dolorosos que nuestra amada nación acaba de vivir no se repitan, pero que podemos aprender de ellos, y usar nuestros nuevos conocimientos como un catalizador para el cambio positivo", afirmó el rey Hamad al-Khalifa.

Bahrein reformará sus leyes para proteger la libertad de expresión y así seguir las directrices internacionales para garantizar los derechos humanos y la prohibición a la tortura, dijo el rey.

Los manifestantes ya no deberán ser juzgados en tribunales militares especiales que estén fuera del sistema legal, dijo Bassiouni. Además se les deberá pagar una compensación por daños y una indemnización a la familia de los que fallecieron.

Las protestas en Bahrein tenían como objetivo exigir reformas políticas y mayores libertades para los sunitas que son gobernados por una mayoría chiita. Las protestas comenzaron el 14 de febrero pasado; con apoyo de tropas de Arabia Saudita y de los Emiratos Árabes Unidos, se reprimió a los manifestantes.

Miles de trabajadores del sector público y privado también fueron despedidos por presuntamente participar en las protestas, mientras que a muchos estudiantes se les prohibió continuar con sus estudios, detalló Bassiouni.

Ahora ve