Dos estados más de EU permiten unión civil entre personas del mismo sexo

Los estados de Hawai y Delaware se unen a la lista de entidades que reconocen legalmente las uniones civiles homosexuales
gays-política
gays-política  gays-política  (Foto: )
  • A+A-
Por: Josh Levs
Autor: Josh Levs
(CNN) -

Varias parejas del mismo sexo se reunieron en los primeros minutos del día de Año Nuevo en Honolulu para convertirse en las primeras en la historia del estado en celebrar uniones civiles.

“De verdad no queremos esperar más, ya que hemos estado juntas durante 33 años en espera de la oportunidad y de nuestros derechos y de todo lo que los acompaña”, dijo Donna Gedge, quien estaba con su pareja, Monica Montgomery, en declaraciones a la cadena KITV, afiliada a CNN. “¿Así que por qué esperar?”

Con Hawai y Delaware uniéndose el domingo a la lista, ahora son cinco estados los que reconocen las uniones civiles entre parejas del mismo sexo, mientras que otros seis estados y Washington D.C., permiten matrimonios del mismo sexo, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (CNLE).

Illinois, Nueva Jersey y Rhode Island ya reconocen las uniones civiles, otorgando derechos conyugales a nivel estatal a las parejas del mismo sexo, asegura la CNLE.

Las licencias matrimoniales son otorgadas a parejas del mismo sexo en Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire, Nueva York y en el Distrito de Columbia, dice la CNCL.

California no permite actualmente que se lleven a cabo matrimonios entre individuos del mismo sexo.

En mayo del 2008, la Suprema Corte del estado estableció que las parejas del mismo sexo tienen el derecho a casarse en California. La Propuesta 8, una enmienda constitucional estatal que define el matrimonio como aquel que se da entre un hombre y una mujer, fue aprobada más adelante ese mismo año.

En el 2010, un juez de distrito federal dictaminó que la Propuesta 8 violaba la Constitución de Estados Unidos, aunque la aplicación de esa decisión quedó pendiente de apelación.

En Delaware la nueva ley entró en vigor a las 10 de la mañana del domingo.

En Hawai, las solicitudes en línea para licencias de uniones civiles estuvieron disponibles desde la medianoche, a pesar de que las oficinas gubernamentales están cerradas hasta el martes, dijo el gobierno estatal.

La unión es válida tras una ceremonia llevada a cabo por una persona autorizada por el Departamento de Salud.

“Esto significa que nuestro estado nos apoya, y eso de verdad es una muy buena sensación tras todo este tiempo”, comentó Montgomery en la ceremonia.

Las leyes en Delaware y Hawai siguieron acalorados debates en ambos estados.

En el 2010, la entonces gobernadora republicana, Linda Lingle, vetó un proyecto de ley parecido en Hawai, al argumentar que el asunto debía ser sometido a referéndum.

Algunos grupos religiosos presionaban dicha acción. “Tenemos que montar una campaña para inundar la oficina del gobernador con peticiones para vetar la ley”, escribió en su momento en el sitio de internet de la Diócesis de Honolulu, Larry Silva, obispo católico de la ciudad.

Un grupo llamado el Foro de la Familia de Hawai sostuvo que “un voto a favor de las uniones civiles es un voto a favor del matrimonio entre parejas de mismo sexo”.

“Las uniones civiles son un intento desesperado y deshonesto para forzar los 'matrimonios' del mismo sexo en Hawai”, dijo el grupo. A pesar de la oposición, no hubo referéndum.

Tanto en Hawai como en Delaware, el lenguaje de la ley enfatiza que “no es intención de la legislatura revisar la definición o los requisitos de elegibilidad del matrimonio”.

Gedge y Montgomery comentaron la semana pasada a CNN que esperan que algún día se reconozca a nivel federal el matrimonio entre individuos del mismo sexo.

El gobernador de Hawai, el demócrata Neil Abercrombie, aprobó como ley, en febrero, el proyecto de unión civil estatal, y la llamó “un excelente ejemplo de ejercer valor cívico. Se trata de hacer lo que es correcto, no importa lo difícil, ni cuánta oposición exista”.

El gobernador de Delaware, el demócrata Jack Markell, aprobó como ley en mayo el proyecto de su estado.

El Consejo de Política Familiar de Delaware, el cual dice que su objetivo es “educar, equipar, unificar y comprometer a los ciudadanos de Delaware en la defensa de los valores familiares y la preservación de la integridad de la familia como institución”, argumentó que las uniones civiles “son un trampolín para redefinir el matrimonio”.

“No se puede hablar de uniones civiles sin hablar de 'matrimonio' entre personas del mismo sexo porque realmente no existe diferencia alguna”, sostuvo el grupo.

Aunque Markell, en una ceremonia de firma el año pasado, dijo, “este proyecto de ley es sobre un nuevo impulso y un nuevo entusiasmo. Se trata de un momento de nuestra historia que se suscitó porque las personas se unieron para conseguirlo, porque se hizo evidente que la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transgénero) de Delaware es, de hecho, parte de cada comunidad del estado. El bien común se cumple cuando se habla claro y se pelea duro, cuando vemos la parcialidad, los prejuicios o incluso las leyes obsoletas que intentan menguar a cada uno de nosotros”.

Bonnie Limatoc, quien fue parte de la ceremonia de medianoche el domingo en Hawai, dijo a KITV, “Lo histórico para mí es ser una de las primeras en abrir la puerta para las demás personas, porque hay otros allá afuera que quieren hacer esto. Podemos mostrarles, '¡Hey!, tú amas a alguien, también tienes el derecho a estar con ellos el resto de tu vida'”.

"Nuestro mensaje es ir con entusiasmo”, añadió su compañera Lydia Pontin. “No estar avergonzados”.

Brianna Keilar contribuyó a este reporte.

Ahora ve