Pakistán encarcela a familiares de bin Laden por entrar ilegalmente

Las tres viudas y dos hijas del difunto líder terrorista fueron condenadas a 45 días de prisión y a pagar una multa
AFP
Pakistan-BinLaden-AFP  AFP  (Foto: )
  • A+A-
Por: Shaan Khan
Autor: Shaan Khan
ISLAMABAD, Pakistán (CNN) -

Un juez de Pakistán condenó este lunes a tres viudas de Osama bin Laden y a dos de sus hijas a un mes y medio en prisión por estar viviendo ilegalmente en ese país, informó su abogado.

El juez ordenó que después de que cumplan su condena en prisión, las cinco sean deportados a sus países de origen, dijo el abogado Amir Khalil.

Las tres viudas —identificados por funcionarios estadounidenses y paquistaníes como Amal Ahmed Abdul Fateh, Khairiah Sabar y Siham Sabar— han estado bajo custodia paquistaní desde que infantes de la Marina de Estados Unidos allanaron la residencia de bin Laden en Abbottabad y mataron al líder de Al-Qaeda en mayo de 2011.

Las hijas tienen entre 17 y 21 años de edad, dijo Khalil.

Las autoridades paquistaníes iniciaron un proceso legal en contra de las viudas, bajo cargos de falsificación y entrada ilegal a Pakistán. Cumplirán su condena de 45 días en una residencia de Islamabad, donde se celebró el juicio, dijo Khalil.

Una fuente familiarizada con el caso de las viudas, dijo la semana pasada que el gobierno de Yemen ha expresado su disposición a dejar que Fateh, la más joven viuda de bin Laden, vuelva al país. Arabia Saudita, de donde las otras dos mujeres son originarias, ha mostrado una postura diferente.

El juez también multó a las acusadas con ​​10,000 rupias, alrededor de 110 dólares, cada una, dijo Khalil, quien agregó que las multas ya se pagaron en los tribunales.

Bin Laden pasó años huyendo en Pakistán después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y pasó de una casa de seguridad a otra, tiempo durante el cual tuvo cuatro hijos, uno de los cuales nació en un hospital del gobierno, dijo Fatah a investigadores pakistaníes.

Una declaración de Fatah ofrece una imagen más clara de la vida de Bin Laden mientras las fuerzas internacionales lo cazaban.

"A pesar de que nunca se pueden corroborar todos los detalles, en general, la versión de la esposa de bin Laden parece plausible, y confirma algunas teorías sobre dónde estaba escondido el líder de Al-Qaeda en los últimos años", dijo un funcionario de Estados Unidos, sobre el testimonio de la viuda.

En un reporte policiaco dado a conocer el pasado 19 de enero, Fatah dijo que ella siempre había querido casarse con un guerrero mujahidín. Cuando la noticia de los planes de su matrimonio arreglado con bin Laden se produjo en 2000, ella viajó a Pakistán, cruzó la frontera con Afganistán por Queta y se dirigió a Kandahar.

La mujer dijo que no recordaba exactamente cuándo, pero que ella se había casado antes de los atentados del 2001 en Nueva York, Washington y Pennsylvania.

Ella contó a la policía que vivía con bin Laden y sus otras dos esposas hasta que ocurrieron los ataques. La familia se "dispersó" después de eso.

Ella regresó a la ciudad portuaria sureña de Karachi con su hija mayor, Safia, y se alojaron en un apartamento por ocho o nueve meses. Dijo que “todas las cosas fueron organizadas por familiares paquistaníes y Saad”, el hijo mayor de bin Laden.

Se trasladaron seis o siete veces a Karachi antes de que ella volviera a reunirse con bin Laden en la ciudad fronteriza de Peshawar. De ese lugar, se mudaron al Valle de Swat, vivieron en dos casas más de un período de ocho o nueve meses.

A continuación, se trasladaron a Haripur, también en el norte de Pakistán. Una de las hijas de Fatah, Aasia, nació allí en 2003, mientras que el hijo Ibrahim nació al año siguiente. Fatah dijo que acudió a un hospital en ambas ocasiones.

Se establecieron en Abbottabad en 2005 y permanecieron allí durante seis años, hasta que Bin Laden fue encontrado.

Fatah tuvo dos hijos más en Abbottabad: su hija Zainab nació en 2006 y Hussain en 2008.

Fatah dijo que dos familias, a quienes ella llamaba la familia Ibrahim y la familia Abrar, vivieron con ellos mientras estaban en Swat, Haripur y Abbottabad, y que “todo estaba arreglado por ellos”.

Según la mujer, algunos miembros de esas dos familias fueron asesinados durante el ataque estadounidense, incluido uno de los hijos de bin Laden, Khalid, de 20 años de edad.

También dijo a la policía que ella nunca solicitó un visado durante su estancia en Pakistán.

CNN preguntó a funcionarios pakistaníes en Washington, en correos electrónicos y por teléfono, si tenían algún conocimiento de los movimientos Fatah y no obtuvo respuesta.

Ahora ve