El exvicepresidente de Egipto anuncia sus aspiraciones presidenciales

Omar Suleiman, exjefe de inteligencia Hosni Mubarak, dijo que participará en la contienda para concluir los objetivos de la revolución
Omar Suleiman anuncia su aspiraciones presidenciales
EFE. Omar Suleiman-Egipto  Omar Suleiman anuncia su aspiraciones presidenciales  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

Omar Suleiman, a quien el expresidente Hosni Mubarak designara como vicepresidente justo antes de dejar el poder en Egipto, anunció que tiene planes de ingresar a la carrera para ser el próximo presidente.

El extitular de la inteligencia egipcia dijo recientemente que no tenía planes de buscar la presidencia en la primera elección para el cargo luego de la revolución que llevó a la salida de Mubarak, pero este viernes, mientras sus simpatizantes salían a las calles pidiéndole que se presentara a la elección, Suleiman cambió de opinión y dijo que participará en las nominaciones, independientemente de sus declaraciones anteriores.

"Prometo ante ustedes, mis hermanos y hermanas, concluir los objetivos de la revolución y brindar seguridad y estabilidad al pueblo egipcio”, dijo a través de una declaración escrita.

Miles de sus simpatizantes se reunieron el viernes en la Plaza Abbasiya de El Cairo, donde atacantes desconocidos abrieron fuego contra la multitud, dijeron sus seguidores. Pocos minutos después de reportado el ataque, la agencia de noticias estatal MENA informó que 15 personas resultaron “heridas en enfrentamientos entre los partidarios de Suleiman (y) matones”.

Suleiman no es ajeno al gobierno de Egipto y ha estado estrechamente ligado a Mubarak, cuya renuncia por las revueltas de la Primavera Árabe llevó a esta elección. Mohamed ElBaradei, líder de la oposición, dijo en alguna ocasión que Suleiman y Mubarak son gemelos.

"Su lealtad a Mubarak es sólida como una roca", escribió un exembajador de Estados Unidos en 2007, en un cable diplomático clasificado de Estados Unidos filtrado a través de WikiLeaks.

Suleiman podría convertirse en el primer presidente egipcio desde Mubarak, siempre y cuando pueda reunir 30,000 firmas válidas durante este fin de semana y pueda vencer a la actual multitud de candidatos.

Más de 450 personas han ingresado a la carrera presidencial, entre ellos el candidato de la Hermandad Musulmana, Khairat al Shater; el exministro de Asuntos Externos y Secretario General de la Liga Árabe, Amre Moussa; y Ayman Nour, un líder de la oposición encarcelado por Mubarak que recientemente fue indultado.

El periodo oficial de tres semanas de campaña inicia el 30 de abril. Ningún candidato puede gastar más de 10 millones de libras egipcios (1.65 millones de dólares) antes de la elección, que empieza el 23 de mayo.

Suleiman es respetado por los militares, cuyos líderes han gobernado a Egipto en estos meses de transición política, y tiene entre sus méritos el haber sofocado un insurgencia islámica en los noventa. El año pasado, el entonces portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, P.J. Crowley, dijo que Suleiman "es alguien a quien conocemos bien y con quien hemos trabajado conjuntamente”.

Mubarak lo designó como vicepresidente de Egipto a fines de enero de 2011, la primera vez que alguien ocupaba este cargo desde que Mubarak llegara al poder en 1981.

Menos de dos semanas después, Suleiman anunció que Mubarak había renunciado y que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas "dirigiría los asuntos del país”, finalizando su extensa carrera gubernamental, al menos por ese momento.

Nacido en un área pobre del sur de Egipto en 1935, Suleiman eligió seguir la carrera militar y alcanzó el rango de teniente general, según una biografía de la revista Foreign Policy. Se entrenó tanto en Estados Unidos como en la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

En 1993 fue designado jefe de la Organización General de Inteligencia Egipcia, en una época en la cual la nación más populosa del mundo árabe era víctima de ataques terroristas dirigidos a turistas y a la infraestructura estratégica del país. La empresa de análisis de defensa y seguridad IHS Jane's dijo que el ascenso de Suleiman se vio ayudado por sus interacciones con el Mossad de Israel, así como con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

El escritor Ron Suskind, cuyo libro de 2006 The One Percent Doctrin, se enfocaba en las políticas contraterroristas posteriores al 11S de la administración de George W. Bush, dijo que Suleiman ejercía un poder significativo y hacía alarde del mismo tras bambalinas.

"Si alguien golpea a su puerta y usted desaparece, probablemente Omar Suleiman esté detrás de esto”, dijo a CNN Suskind el año pasado. "Es un hombre temido, y ciertamente no es un hombre con legitimidad cuando se trata del estado de derecho o cualquier otro de los principios que valoramos en Estados Unidos”.

Alaa Awad, miembro destacado de la Hermandad Musulmana, dijo que es concebible que Suleiman estuviera siguiendo las órdenes de Mubarak y que su experiencia como oficial de inteligencia posiblemente resultara útil para sostener la seguridad de Egipto.

“Ninguna lógica revolucionaria puede aceptar que un vicepresidente designado por Mubarak se convierta en el próximo presidente de la nación”, afirmó el líder musulmán. "Es un hecho que él pertenecía al círculo íntimo de Mubarak, por lo tanto no es aceptable, bajo ninguna circunstancia”, dijo Awad.

Ahora ve