Joyce Banda jura como presidenta de Malawi, tras la muerte de Mutharika

La activista por los derechos de las mujeres tomó el cargo tras el fallecimiento por un infarto del presidente
Malawi
Malawi  Malawi  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Faith Karimi y Moni Basu
(CNN) -

La activista y vicepresidenta de Malawi, Joyce Banda, tomó la presidencia del país este sábado, con lo que termina dos días de intriga política tras la muerte del presidente Bingu wa Mutharika.

Banda juró como presidenta en una ceremonia en la capital, Lilongwe, y se convirtió en la primera mujer en tener este cargo.

Según la Constitución, como vicepresidenta le correspondía ascender al cargo más alto en este país. Sin embargo, ha tenido disputas con el partido gobernante.

Banda fue expulsada del partido gobernante en el 2010, por una disputa con Mutharika sobre los esfuerzos del presidente para posicionar a su hermano como su eventual sucesor. Banda formó su propio partido, pero se mantuvo en la vicepresidencia.

Una vocera del gobierno dijo este viernes que Banda no estaba calificada para tomar el puesto como jefa de Estado.

"La conducta de la honorable Joyce Banda en la formación de un partido de  oposición le impide ser elegible para la presidencia", dijo Patricia Kaliati, quien se desempeña como ministro de Educación Cívica.

Pero Banda apeló a la calma este sábado y dijo que el país debía enfocarse en el funeral del presidente y en los 10 días de luto.

Ella es reconocida por su lucha por los derechos de las mujeres. En enero, marchó junto a mujeres malauíes que demandaban terminar con los ataques en las calles contra quienes usaban pantalones, leggings o minifaldas en lugar de vestidos.

Sphiwe Tannagachi Banda (sin relación con la presidenta), estudiante de la Universidad de Malawi, dijo que estaba emocionada por tener una mujer en el poder. El país, dijo, tendrá progresos positivos bajo el mandato de Banda.

Frecuentemente, Banda cuenta la historia de su matrimonio abusivo y cómo estaba atrapada porque no tenía poder económico. Dejó a su esposo y se llevó a sus hijos a los 31 años y prometió que jamás volvería  a estar en una situación similar.

Estudió en Estados Unidos y fundó diversas organizaciones, incluida la Joyce Banda Foundation, destinada a la educación de niñas y al cuidado de huérfanos, la mayoría con sida.

También creó la Young Women Leaders Network y el Hunger Project.

Recibió el reconocimiento Africa Prize por su activismo contra el hambre en 1997, por fundar una asociación para empresarias en Malawi destinada a apoyar a las mujeres para que sean autosuficientes.

"No tenemos otra opción en África que invertir en las mujeres", dijo en un discurso en diciembre pasado en la Universidad de Arkansas.

Banda llegó a la presidencia en mayo de 2009. Antes fue ministra de Relaciones Exteriores y ministra de Género, Infancia y Servicios Comunitarios.

Mutharika, de 78 años, fue trasladado desde Lilongwe a un hospital en Sudáfrica el pasado jueves, donde murió.

Le llevó dos días a los medios estatales confirmar su fallecimiento por un infarto, lo que generó incertidumbre en el país.

Después del anuncio, las estaciones de radio transmitieron canciones religiosas solmenes, según el mandato del gobierno.

"Estamos preocupados por el retraso en la transferencia de poder. Confiamos en que la vicepresidenta, siguiente en la línea, tomará posesión pronto", dijo Johnnie Carson, secretario asistente de Estados Unidos para asuntos africanos.

Mutharika, un execonomista del Banco Mundial que estudió en Estados Unidos y otros países, fue elegido presidente en el 2004, después de hacer campaña como un "ingeniero económico". Ganó la reelección cinco años después por un periodo que terminaría en dos años.

Sus primeros años en el gobierno son considerados un éxito, pues se enfocó en combatir la corrupción y trabajó por mejorar la economía.

Sin embargo, su popularidad cayó en los años recientes, ante una caída en la economía, recortes crónicos en el suministro de combustible y los apagones.

El periodista Pilirani Phiri, en Lilongwe, dijo que la muerte de Mutharika ayudará a llevar a cabo las reformas necesarias en la nación pobre.

"El presidente cambió radicalmente", dijo Pilirani. "No era la misma persona a quien los malauíes amaban y a quien le dieron una victoria arrasadora en el 2009".

Estados Unidos anunció el mes pasado la suspensión del envío de 350 millones de dólares destinados a Malawi, ante preocupaciones sobre el estado de la democracia.

Este sábado, en la ciudad de Blantyre, la gente expresó su tristeza por la muerte de Mutharika pero también optimismo por el futuro.

"Mis expectativas son que las cosas empezarán a moverse para bien", dijo el futbolista Enerst Nyaude.

Alden Mahler Levine, de CNN, y los periodistas Gregory Gondwe y Teresa Temweka Chirwa contribuyeron con este reporte

Ahora ve