La marcha de Santorum deja un vacío entre los votantes más conservadores

Los sectores republicanos más tradicionales en asuntos como la familia o el aborto se mantienen al margen de la opción de votar a Romney
mitt romney
mitt romney  mitt romney  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Paul Steinhauser
(CNN) -

Destacados grupos conservadores han alabado a Rick Santorum por la cancelación de su campaña en las primarias republicanas sin mencionar a Mitt Romney, el prácticamente seguro candidato del Partido Republicano. 

Estos sectores más conservadores pueden suponer un problema para Romney rumbo a las presidenciales de noviembre, como ya ha ocurrido durantes las primarias. Hasta ahora, se le han escapado esos votantes, más tradicionales en asuntos como la familia o el aborto. 

“La histórica candidatura para la presidencia de Rick Santorum logró un éxito notable debido a que su campaña se basó, no en el dinero gastado, sino en el mensaje de fe, familia y libertad que enarboló. Elogio su valentía, audacia y tenacidad en la lucha por los valores que hicieron grande a Estados Unidos, mismos que son fundamentales para devolverle a Estados Unidos su grandeza”, dijo Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación para la Familia, un importante grupo conservador. 

"Santorum llegó a los corazones"

“Millones de electores se volcaron con Rick, no porque él fuera republicano, sino porque articuló fervientemente la relación que existe entre la grandeza financiera de Estados Unidos y su integridad moral y cultural. Se percató de que la verdadera solución a los problemas comienza con entender que la economía y la familia son indivisibles.

“Con gran visión y pasión, Rick Santorum llegó a los corazones de los electores provida, y les permitió mostrar la fuerza de su bloque elector", dijo Marjorie Dannenfelser, presidente de la Susan B. Anthony List, otro destacado grupo conservador en materia social. 

“Los electores provida son un grupo coherente y en crecimiento, los cuales resultaron de un inestimable valor para el senador Santorum en cada uno de los estados durante las elecciones primarias. Seguiremos localizando y movilizando a esos electores y a millones más parecidos en todo el país. La fuerza política del movimiento provida será fundamental para derrotar a Obama en noviembre”, añadió Dannenfelser, quien no mencionó por su nombre a Romney.

Perkins fue el portavoz de una conferencia en enero, en la que tres cuartas partes de los líderes conservadores asistentes a la reunión refrendaron su apoyo a Santorum en la búsqueda de la nominación.

Los electores conservadores en el ámbito social, mismos que constituyen una parte fundamental de la base republicana, fueron la columna vertebral de la campaña de Santorum. Se volcaron hacia él debido a su postura contra el derecho al aborto y a los matrimonios entre parejas del mismo sexo, y por su historia personal, la cual lo muestra como un católico devoto que educó en casa a sus siete hijos.

Gracias a su apoyo, el exsenador de Pennsylvania pasó de tener posibilidades muy remotas, a estar en febrero entre los punteros. Según encuestas de salida, Santorum ocupó el primer lugar en los estados donde los que se definen como cristianos nacidos de nuevo constituían la mayoría del electorado en las primarias del Partido Republicano.

¿Alejarse o alinearse con Romney?

Ya sin Santorum, la gran pregunta es si los conservadores en materia social apoyarán a Romney, o si no tomarán parte en la elección presidencial del próximo noviembre y concentrarán sus esfuerzos en la votación para definir senadores y representantes.

En una entrevista con Dana Bash, principal corresponsal de CNN en el Congreso, Perkins dijo que los activistas conservadores tienen tan poco entusiasmo por Romney que es probable que muchos de ellos alejen sus esfuerzos como militantes de la competencia presidencial y los dirijan hacia la competencia por el Congreso y lograr la mayoría republicana en el Senado.

“Ahora mismo mi opción es quedarme con los brazos cruzados y hacer nada o intentar encontrar alguna alternativa” a Mitt Romney, dijo Michael Farris, activista evangélico, al editor de Religión de CNN.com, Dan Gilgoff, poco después del anuncio de Santorum.

Gilgoff considera que la reacción de Farris es “el más puro símbolo del desencanto que se vive entre los conservadores religiosos por el anuncio de Santorum, y un recordatorio de que no ha desaparecido el déficit de entusiasmo por Romney entre los evangélicos conservadores que forman la base del Partido Republicano”.

Sin embargo, Ron Brownstein, uno de los principales analistas políticos de CNN, cree que al final los conservadores en materia social cerrarán filas en torno a Romney.

“Mitt Romney caerá bien entre los electores cristianos evangélicos, mismos que son muy conservadores en temas sociales y en el papel que debe jugar el gobierno, y al final probablemente ganará más del 90% de los electores republicanos, sobre todo porque a pesar de lo que piensen sobre él, tienen la certeza de que no quieren un periodo más a Barack Obama en la Casa Blanca”.

“Esto es ahora un deporte de equipo. Todos saben en qué equipo están, y la gran mayoría apoya a su equipo”, añade Brownstein, director editorial del National Journal.

Ahora ve