¿Cómo se decidirán las elecciones presidenciales de Francia?

De cara a las dos rondas electorales para elegir al nuevo presidente galo, aquí se presentan los aspectos más sobresalientes de la elección
lider socialista Francois Hollande presidente Nicolas Sarkozy
Reu_Francois_Hollande_Nicolas_Sarkozy  lider socialista Francois Hollande presidente Nicolas Sarkozy  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Jim Bittermann
(Reuters) -

Los electores franceses se preparan para elegir un nuevo presidente. El corresponsal internacional de CNN, Jim Bittermann, explica cuáles son los principales temas de la elección, cómo funciona el sistema y quién tiene más opciones de ganar.

¿Cuáles son los temas?

La economía, la economía y la economía. Básicamente, desde hace meses los temas más importantes han sido el desempleo y el poder adquisitivo. Y en menor medida, aunque para algunos candidatos en mayor medida, la inmigración aparece en el debate. En los extremos, tanto a la izquierda como a la derecha, Europa es un asunto que se relaciona con los problemas económicos.

¿Quiénes son los principales candidatos? ¿Quién se espera que gane?

En este momento las encuestas dan la victoria al candidato socialista Francois Hollande tanto en la primera como en la segunda ronda de la votación. El presidente Nicolas Sarkozy, quien ha estado buscando apoyo en las últimas semanas, volvió a caer en las encuestas más recientes. Hay otros tres candidatos ubicados en los dos dígitos: Jean-Luc Melenchon, en la extrema izquierda; Marine Le Pen, en la extrema derecha y Francois Bayrou, en el centro.

¿Cómo funciona el sistema electoral?

En las elecciones presidenciales francesas, hay dos rondas de votación, con dos semanas de descanso entre votación y votación, las cuales se llevan a cabo los domingos. Hasta el momento, hay 10 candidatos. Después de la primera ronda de votaciones, el 22 de abril, ocho candidatos serán eliminados y sólo los dos con mayor cantidad de votos pasarán a la segunda vuelta, el 6 de mayo.

¿Cuándo se conocerá el resultado de cada ronda?

Francia tiene un sistema muy exacto de encuestas de salida que permite a los medios de comunicación declarar la elección en el momento que las urnas cierren, a las ocho de la noche hora local. Pero estas son encuestas de salida, y si la contienda resulta ser muy reñida, los medios franceses ha sido conocido en el pasado por sacar a relucir el tiempo condicional del idioma francés, es decir, “el ganador podría ser ... !”

¿Qué interés hay en Francia por las elecciones?

Eso depende totalmente de la afición de cada uno a la política. En muchos sentidos, esta es una de las contiendas más interesantes de las últimas décadas: un presidente en el cargo que lucha por su vida política está abajo en los números, mientras que los candidatos extremistas de ambos lados del espectro político parecen estar a punto conseguir un tercio de todos los votos emitidos en la primera ronda.

Por otro lado, una cosa que preocupa a todos los partidos de todas las filiaciones políticas es la de la participación. Se han debatido ampliamente los problemas, y una de las razones por las que los extremistas han tenido un buen desempeño es porque los electores no perciben una clara distinción entre los programas impulsados por Sarkozy y por Hollande, a pesar de que los dos principales candidatos han trabajado duro para dejar en claro las diferencias entre programas.

¿Qué implicaciones hay para el resto de Europa?

Francia y Alemania han estado en el centro del impulso para mantener sólida la moneda única europea y a Europa. Tanto Sarkozy como Hollande son europeos comprometidos, pero si alguno de ellos tiene que recurrir a los extremistas de derecha o izquierda para buscar ganar la segunda vuelta de las elecciones, entonces nadie sabe qué pasará.

¿En qué ha sido distinta esta elección respecto de las anteriores?

En la mente de todos están las elecciones de 2002. Todos aseguraban que los dos candidatos que pasarían a la segunda vuelta eran el socialista Lionel Jospin, y el entonces presidente y hombre de centroderecha, Jacques Chirac. Pero cuando se contaron los votos de la primera ronda, el candidato de la extrema derecha, Jean-Marie Le Pen, se enfrentó a Chirac, siendo este último el que obtuvo el triunfo en la segunda vuelta.

Si una vez más llegara a ocurrir una sorpresa de ese estilo, y lo más probable es que esta vez llegara por el lado de Melenchon, de la izquierda, entonces podría haber graves consecuencias. Es difícil imaginar que él pudiera llegar a ser el presidente de Francia, pero si lo hiciera, él definitivamente está en contra de Europa en su forma actual.

Ahora ve