Francois Hollande gana las elecciones presidenciales de Francia

El candidato socialista dijo sentirse orgulloso de haber ganado los comicios después de que Sarkozy reconoció su derrota
Sarkozy reconoce su derrota electoral
AFP. Nicolas Sarkozy-eleccion presidencial  Sarkozy reconoce su derrota electoral
/
(Reuters) -

Francois Hollande, el ganador de la segunda vuelta presidencial del domingo, agradeció a sus partidarios en su discurso de victoria y prometió ser un presidente para toda Francia.

"Mucha gente ha estado esperando este momento durante muchos años. Otros, más jóvenes, nunca lo han conocido (...) Me siento orgulloso de ser capaz de traer la esperanza otra vez", dijo a una multitud de simpatizantes en un mitin en Tulle, Paris.

"Esta noche, no hay dos Francias... Solo hay una Francia, una sola nación que se une con el mismo destino", dijo Hollande.

El presidente electo felicitó al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que antes aceptó los resultados que favorecen a Hollande en las encuestas de salida y conteos oficiales de la segunda vuelta electoral de este domingo.

“Yo llevo toda la responsabilidad por esta derrota, y voy a decir por qué. Luché por los valores de responsabilidad, y no soy un hombre que no acepta sus responsabilidades”, dijo Sarkozy en su cuartel de campaña de París, mientras que sus simpatizantes respondían "¡No!".

“Estoy listo para convertirme en una persona francesa entre el pueblo francés, y más que nunca tengo el amor por mi país arraigado en mi corazón”, dijo el mandatario.

Con más de dos tercios de los votos escrutados, Hollande fue líder con un 50,8% a 49,2% de Sarkozy, de la nación, dijo el Ministerio del Interior. La participación electoral fue reportado en 73%.

Encuestas de salida dan a Hollande el triunfo con el 51.9% de los votos, informó la televisora France 2.

Una multitud celebró en la casa de campaña del candidato de centro-izquierda, luego de que se informaran los resultados de las encuestas la tarde del domingo.

Las bocinas de los automóviles se escucharon por los Campos Elíseos de Paris.

"Es una gran noche, llena de alegría para muchos jóvenes de todo el país", dijo Thierry Marchal-Beck, presidente del Movimiento de Juventudes Socialistas.

Sarkozy luchó por mantenerse en la presidencia entre una ola de descontento generada por el desempleo. Defendió los resultados económicos a pesar del bajo crecimiento y el desempleo del casi 10% argumentando que el impacto de la crisis de deuda en Europa pudo haber sido peor.

Francia es un país clave en los planes de la eurozona para salir de su crisis de deuda, lo que hace la elección presidencial vital para la región.

Hollande será el primer presidente socialista en Francia desde la salida de Francois Miterrand en 1995.

Sarkozy ha luchado para mantener su trabajo en medio de una ola de descontento por su incapacidad para frenar el desempleo. Él defendió su récord a pesar del crecimiento económico bajo y el desempleo en torno al 10%, diciendo que el impacto de la crisis de la deuda de Europa podría haber sido mucho peor.

Francia es un país clave en los planes para liderar la zona del euro fuera de su crisis de la deuda, por lo que la elección vital para la región.

El fracaso de Sarkozy representa la última —y más significativa— derrota de los líderes europeos a causa de la crisis económica, que incluyó a los primeros ministros de Grecia e Italia.

Por la mañana el seguidor de Sarkozy,  David Harari, dijo que estuvo con el presidente, y que las encuestas de opinión pública estaban a favor de Hollande.

"Creo que las tarjetas estaban en su contra, pero quiero seguir creyendo que él puede tener la oportunidad de ganar, ya que su campaña fue razonable... Yo no entiendo por qué la gente no ve lo razonable de su programa, aunque sea impopular", dijo.

Las preocupaciones por la economía, el desempleo y la inmigración han estado a la vanguardia de las elecciones francesas. En su discurso final del viernes, Sarkozy, del partido de centro derecha UMP, continuó el debate sobre la inmigración en el que solicitó el apoyo de la nación.

"Siempre he dicho que Francia debe seguir siendo un país abierto y profundamente humanista, pero hay una realidad y es que le hemos dado la bienvenida a más personas en Francia de lo que podemos manejar", dijo.

"No estoy hablando de la derecha, la izquierda o el centro, se trata de una elección presidencial. Soy el presidente de Francia. Tengo que hablar con los franceses, sin importar quiénes son", agregó.

Hollande hizo un llamamiento a la unidad en su último mitin en Perigueux, en el suroeste de Francia.

"Si muchos de ustedes han venido hoy es porque saben que el domingo se hará una elección importante para nuestro futuro. Si hay tantos de ustedes, es porque desean expresar su preocupación, y se han expresado en múltiples maneras en la primera ronda de las elecciones ", dijo.

Sarkozy y Hollande intercambiaron insultos la semana pasada en un debate cara a cara transmitido por televisión. Sarkozy se refirió a Hollande como un mentiroso y un “pequeño calumniador”, mientras que el socialista acusó a Sarkozy de eludir sus responsabilidades y de favorecer el amiguismo y a los ricos sobre los pobres.

Ambos candidatos alcanzaron a los votantes indecisos desde la primera ronda electoral, realizada el 22 de abril, lo que los dejó como los únicos contendientes.

El excandidato del centro, Francois Bayrou, quien recibió el 9% de los votos de la primera ronda, dio un enorme impulso a la campaña de Hollande el jueves, cuando aseguró que votaría por él y convocó a sus seguidores a hacer lo mismo.

Sarkozy ha sido presidente desde 2007.

El voto en Francia ocurre el mismo día en que Grecia celebra elecciones parlamentarias, un proceso en el que se espera que la crisis de la nación tenga un papel protagónico.

Hollande recibe felicitaciones

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, felicitó a Hollande por teléfono tras su victoria, informó la Casa Blanca.

Obama llamó a Hollande, a quien le indico que desea trabajar “muy de cerca” en “un rango de desafíos económicos y de seguridad”, informó la Casa Blanca mediante un comunicado de prensa.

Obama recordó que Hollande visitará Camp David para la cumbre del G8, así como Chicago, para la cumbre de la OTAN, ambos encuentros a finales del presente mes.

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó por teléfono a Hollande, y lo invitó a ir a Berlín en cuanto haya asumido su cargo, informó el portavoz del gobierno, Steffen Seibert, según reportó la agencia EFE.

Merkel expresó a Hollande sus felicitaciones por la victoria, añadió el portavoz, quien dijo que ambos políticos coincidieron en la voluntad de desarrollar una fructífera y estrecha cooperación, agregó el reporte.

El primer ministro británico, David Cameron, también telefoneó a Hollande para felicitarlo por su victoria y le expresó su deseo de trabajar con él y consolidar la "relación cercana" entre ambos países.

Según un portavoz de Downing Street, la conversación fue "cálida y cordial" y "los dos desean trabajar muy estrechamente en el futuro y profundizar en la relación ya muy cercana que existe entre el Reino Unido y Francia", reportó EFE.

El primer ministro italiano, Mario Monti, también habló con Hollande para felicitarlo, informó mediante un comunicado la oficina de Monti.

Monti transmitió su deseo de trabajar “en estrecha colaboración con Francia, en particular en la Unión Europea”, informó el gobierno italiano.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, también felicitó a Hollande, a quien expresó su esperanza de que Francia retome "la senda de la construcción de un mundo multipolar".

Chávez y su gobierno, según un comunicado de prensa, "reiteran su voluntad de profundizar la cooperación con la República Francesa y, sobre la base del respeto mutuo, explorar espacios de intercambio novedosos que ayuden a colocar en otro nivel las históricas relaciones de amistad que han mantenido nuestros países".

Ahora ve
No te pierdas