El gobierno de Turquía considera un acto hostil el derribo de su avión

Equipos de rescate hallaron en el Mediterráneo los restos del caza Phantom F-4 derribado por fuerzas sirias el viernes pasado
El régimen sirio incrementa los ataques
Autor: Gül Tüysüz
(Reuters) -

Oficialmente, Turquía considera que el derribo de uno de sus aviones militares por parte de Siria es un acto hostil, informó este domingo el Ministerio de Exteriores turco. 

Turquía entregó el mensaje en una nota diplomática al consulado sirio en Estambul, calificando el movimiento como "hostil", dijo a CNN el vocero de la dependencia, Selcuk Unal. 

Equipos de búsqueda y rescate turcos encontraron los restos del jet de combate este domingo, en el mar Mediterráneo a unos 1,300 metros bajo el agua, dijo. 

Aún no alcanzan los restos, añadió. Aún no se reporta si alguno de los dos miembros de la tripulación sobrevivió. 

El incidente aumenta la tensión entre las dos potencias regionales.

Siria no emitió advertencias antes de disparar al jet Phantom F-4 que entró en su territorio, informó este domingo el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

El funcionario acusó al gobierno sirio de difundir “desinformación” sobre el incidente.

“Han creado la impresión de que Siria sintió como si fuera un acto de agresión y que lo derribaron… desde nuestra perspectiva ese no es el caso”, dijo Davutoglu a los reporteros.

El avión no estaba armado, no envió señales hostiles y podía identificarse como turco, añadió el funcionario.

“Primero tienes que enviar una advertencia, una alerta”, señaló el funcionario en un comunicado. “Si la advertencia no funciona, entonces se despliegan los aviones, envías una señal más fuerte y se fuerza al avión a aterrizar. No hubo suficiente tiempo para hacer algo de eso en el tiempo en que nuestro avión estuvo en el espacio aéreo sirio”.

“Tenemos la duda de cómo es que un vuelo solitario y desarmado tuvo esta respuesta de los sirios”, dijo.

Añadió que la aeronave de combate estaba en espacio aéreo internacional cuando fue agredido.

Había entrado a territorio sirio en una “corta y no intencional violación”, pero fue notificado por el lado turco de que había cruzado la línea y regresó a espacio internacional, dijo Davutoglu.

Turquía responderá “decisivamente”, pero apegado a la ley internacional, prometió el ministro. “Es una línea delgada”, dijo.

El país llevó el caso a la OTAN, informó una vocera de la organización. El país, un miembro clave del grupo, expondrá el asunto en Bruselas este martes.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, calificó este domingo el incidente como “indignante” y dijo que lo condenaba “sin reservas”.

“El régimen de (el presidente Bachar) al Asad no debería cometer el error de creer que pueden actuar impunemente. Tendrá que responsabilizarse por su actuar”, dijo Hague.

El avión participaba en una prueba del sistema de radar nacional de Turquía, dijo Davutoglu.

Barcos y helicópteros turcos buscan a los dos hombres de la tripulación dentro de las aguas sirias, añadió. La misión de rescate no es conjunta, pero sí coordinada con Siria, debido a que está dentro de su territorio.

Desde que sucedió el incidente, Davutoglu ha hablado con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con los cancilleres de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia e Irán, y con la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo a CNN este sábado el vocero Selcuk Unal.

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, condenó el incidente, luego de hablar con el funcionario.

Las fuerzas armadas sirias derribaron el avión el viernes pasado cuando volaba cerca de la costa del Mediterráneo, informó el gobierno sirio. Un vocero militar del país dijo que la artillería antiaérea derribó lo que se trataba de una aeronave no identificada que ingresó en su espacio aéreo a una altura muy baja y a alta velocidad.

La aeronave cayó al mar a 10 kilómetros de la costa del pueblo de Um Al-Tuyoor, dijo el vocero.

El sábado, la agencia estatal de noticias siria SANA citó a un vocero militar: "El blanco resultó ser un avión militar turco que entró en el espacio aéreo sirio y fue resuelto con arreglo a las leyes observadas en dichos casos”, dijo. 

Este sábado, Ban expresó su “gran preocupación” por la situación y las posibles implicaciones para la región, durante una conversación telefónica con Davutoglu, informó la ONU. 

También reconoció a Turquía por la “compostura” que ha demostrado.

El gobierno turco llamó a una reunión de emergencia después de que el avión de combate desapareciera cerca de la frontera.

Las fuerzas armadas turcas dijeron que el avión despegó del Centro Malatya Erhac y perdió la comunicación con el radar en el mar, cerca de la provincia de Hatay, la cual hace frontera con Siria.

La desaparición del avión podría desatar una crisis internacional. Las relaciones entre los dos vecinos ya se han deteriorado en medio del sangriento levantamiento en contra del régimen del presidente al Asad.

El primer ministro turco ha pedido al presdiente dimitir y Turquía retiró sus diplomáticos de Damasco. 

Davutoglu se negó este domingo a expresar su apoyo a al Asad, al decir que Turquía está con “el pueblo sirio”.

“Este conflicto no es entre Turquía y el pueblo sirio. Hay un régimen en Siria que oprime a su pueblo”, dijo.

Sin embargo, el presidente turco, Abdullah Gul. insinuó que los dos países aún siguen en contacto a pesar de sus diferencias.

“Sacamos a los diplomáticos de Siria debido a que no era seguro. Esto no significa que no estemos en contacto con ellos (los sirios)”, dijo el sábado, según la agencia de noticias Anatolia.

Más de 30,000 refugiados sirios han ingresado a suelo turco, y Turquía hospeda a una serie de grupos de oposición sirios.

Ivan Watson contribuyó con este reporte

Ahora ve
Jesús Campos relata su encuentro con Stephen Paddock, el pistolero de Las Vegas
No te pierdas
×