La reina Isabel II hace historia con apretón de manos al exlíder del ERI

La monarca británica saludó de mano a Martin McGuinness, excomandante del ERI, en un gesto histórico dentro del proceso de paz
Isabel II estrecha la mano del exjefe del ERI
/
BELFAST, Irlanda del Norte (Reuters) -

La reina Isabel II se saludó de mano este miércoles con el excomandante del Ejército Republicano Irlandés (ERI), Martin McGuinness, en un gesto histórico que marca un gran paso adelante en el proceso de paz con Irlanda del Norte.

El apretón de manos llega 14 años después del final de un conflicto que cobró unas 3,500 vidas, entre ellas la del primo de la Reina, Lord Louis Mountbatten, en un atentado del ERI.

McGuinness habló con la reina en irlandés mientras se estrecharon las manos e hizo contacto con los ojos por varios segundos.

"Adiós y buena suerte", dijo McGuinness según la traducción de su comentario a la Reina. Ella sonrió durante todo el encuentro, pero no habló.

La Reina vestía de verde para la reunión, que los observadores vieron como un sutil acercamiento a los nacionalistas irlandeses, cuyo color es el verde.

McGuinness ha sido un jugador clave para poner fin al conflicto entre las fuerzas pro y antibritánicas en Irlanda del Norte. Los sindicalistas quieren que la provincia permanezca bajo control británico, mientras que los republicanos quieren que se una a la República de Irlanda.

Tres décadas de violencia llegaron a su fin con el acuerdo de paz del Viernes Santo en 1998.

La Reina llegó a Irlanda del Norte el martes para una visita de dos días mientras festeja su Jubileo de Diamante, tras 60 años en el trono.

Ella se reunió con McGuinness, ahora el viceprimer ministro de Irlanda del Norte, en un evento de artes en Belfast. La presidenta irlandesa, Michael Higgins también asistió al evento.

Hubo enfrentamientos entre la policía y manifestantes la noche del martes antes de la visita, informó la policía.

Nueve oficiales sufrieron "lesiones leves", cuando fueron atacados con "misiles, incluyendo 21 bombas incendiarias" por parte de una multitud de unas 100 personas, reportó la policía.

También hubo enfrentamientos entre los grupos pro y antibritánicos en Belfast este martes por la noche luego de que una bandera irlandesa fue instalada en una montaña que domina la ciudad, en protesta por la visita de la Reina, informó este miércoles la policía de Irlanda del Norte.

Este martes, la reina fue recibida en Enniskillen —la escena de un mortal atentado del ERI en 1987— por multitudes que llenaban las calles y agitaban las banderas de la unión.

Isabel II fue recibida por el secretario de Estado para Irlanda del Norte, Owen Paterson, quien le acompañó a un servicio de acción de gracias en la Catedral de San Macartin, una iglesia anglicana, al que asistieron más de 700 personas.

La Reina también fue a un servicio más pequeño en la iglesia de San Miguel, en Enniskillen, una iglesia católica.

La confirmación el pasado viernes de que la Reina se reuniría con McGuinness generó una amplia reacción en los medios de comunicación británicos.

El hecho ocurre luego de la visita de la Reina a la República de Irlanda, en mayo del año pasado, que fue visto como el inicio de una nueva era en las relaciones.

La reunión tiene un significado extra debido al asesinato de Lord Mountbatten. Miembros del ERI también mataron a policías y soldados en Irlanda del Norte, que sirven en nombre de la Reina.

La comunidad nacionalista en Irlanda del Norte ve a los británicos como ocupantes y quiere que su gobierno en la provincia llegue a su fin.

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, reconoció el carácter polémico del apretón de manos en un comunicado el pasado viernes.

"Debido a que esto implica una reunión de Martin con la monarca británica, esto causará dificultades para los republicanos y los nacionalistas que han sufrido a manos de las fuerzas británicas en Irlanda durante muchas décadas", dijo.

Sin embargo, dijo, el partido acordó que McGuinness debe cumplir con la Reina "en el contexto de la resolución de conflictos y la reconciliación nacional, así como bajo nuestros propios objetivos nacionales republicanos".

El Sinn Fein es el principal partido político republicano en Irlanda del Norte, y se asumió durante el conflicto como el brazo político del ERI.

El apretón de manos no está relacionado con el Jubileo de Diamantes, que celebra la Reina.

"Esta es una iniciativa importante que envuelve retos políticos y simbólicos importantes de los republicanos irlandeses", añadió Adams.

"Como demuestra el registro del proceso de paz, los republicanos irlandeses a menudo han estado dispuestos a tomar iniciativas audaces e históricas, así como riesgos para la paz, para romper el estancamiento y encontrar acuerdos”.

La visita en 2011 de la Reina a Irlanda fue la primera de un monarca británico a la república desde su independencia en 1921 y marcó una reconciliación entre los países vecinos, que alguna vez se vieron con recelo y hostilidad.

McGuinness ha admitido que él era un líder ERI durante el conflicto de 30 años en Irlanda del Norte entre las fuerzas probritánicos y proirlandeses.

En los últimos años, ha recibido amenazas de muerte de grupos de línea dura escindidos del ERI, debido a su apoyo al proceso de paz.

La mayor parte de la isla se independizó en 1921, tras dos años de conflicto. Sin embargo, seis de los nueve condados de la provincia del Ulster eligieron permanecer en el Reino Unido, lo que los llevó a formar el país de Irlanda del Norte.

A finales de 1960, el conflicto entre los sindicalistas, principalmente protestantes, que quieren que Irlanda del Norte siga siendo parte del Reino Unido, y los nacionalistas de mayoría católica, que quieren volver a reunirse con el resto de Irlanda, estalló en una guerra política y sectaria, conocido como los disturbios.

Las tres décadas de violencia que siguió entre el ERI y los leales a la Reina cobraron la vida de más de 3,000 personas, la mayoría de ellos al norte de la frontera, y aunque el Acuerdo del Viernes Santo de 1998 puso fin al conflicto, la desconfianza continúa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bajo los términos del acuerdo histórico, los grupos terroristas de ambos lados dejaron sus armas y sus afiliados políticos ahora trabajan juntos en Irlanda del Norte para compartir el poder.

Nic Robertson, Alex Felton, Max Foster y Peter Taggart contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×